Libertad financiera – Qué es y cómo alcanzarla en 5 pasos

Adri Nerja

Adri Nerja

Seguro que la estás buscando, aunque no sepas qué es la libertad financiera.

Gastamos gran cantidad de energía durante nuestra vida en un empleo para conseguir, al final, una jubilación.

La jubilación es una paga vitalicia que te acompaña cuando ya no sirves para trabajar, tu rendimiento no es óptimo.

En cambio, no vemos que existe otra forma de conseguir una jubilación anticipada y es consiguiendo la libertad financiera.

La libertad financiera te permite dejar de trabajar antes de tiempo sin perder calidad de vida, incluso mejorándola, porque dejas de vender tu tiempo por dinero.

El tiempo es lo más valioso que tenemos en la vida, porque es algo que cuando se va, ya no vuelve.

En este post analizamos todos los componentes para conocer qué es la libertad financiera.

¿Qué es la libertad financiera?

Básicamente es la situación cuando no tienes que trabajar para vivir.

Si se analiza desde un punto de vista estricto, la libertad financiera surge cuando una persona puede mantener un estilo de vida determinado sin tener que trabajar por ello.

Es decir, que la persona tenga ingresos recurrentes, pasivos y de cartera, que superen sus gastos.

De ese modo, no necesita ir a trabajar a ningún lugar.

Obviamente este es el ideal, que se puede lograr, aunque como todo tiene un coste.

Lograr unos ingresos que no sean por trabajo que cubran tus costes lleva un tiempo y un esfuerzo, pero al final, merece la pena.

Aunque a mí me gusta fusionar el término de libertad financiera con el de libertad personal, donde todas las áreas de tu vida están en consonancia.

Con esto quiero decir, que si descubres qué trabajo es el que fluye contigo y trabajas en aquello que te apasiona, estarás en una situación en la que el trabajo no te suponga un esfuerzo.

Normalmente, vemos el trabajo como un lugar al que tenemos que destinar cierta cantidad de tiempo para conseguir un cheque a final de mes.

En cambio, y como decía Confucio, si trabajas en aquello que te gusta, no tendrás que trabajar ningún día más en tu vida.

Es una definición light de la libertad financiera, pero es algo a tener en cuenta, ya que eso te permitirá lograrla antes, puesto que los ingresos de tu empleo también sumen, aunque sean ingresos ganados que requieran de tu tiempo.

¿En qué consiste la libertad financiera?

Para entrar un poco más en detalles técnicos, la libertad financiera consiste en lograr que tus ingresos pasivos y de cartera superen tus gastos.

Lo que ocurre es que solemos ganar dinero a través del ingreso ganado, es decir, un empleo, entonces este empleo requiere de nuestro tiempo.

Básicamente lo que hacemos es cambiar tiempo por dinero, lo que nos hace que cambiemos nuestra libertad por un precio de mercado.

En cambio, hay otros tipos de ingreso que no requieren de tu tiempo, lo que solemos llamar las rentas, y que por tanto te permiten tener más libertad.

Si consigues que tus rentas, compuestas por ingresos pasivos y de cartera, superen a tus gastos, entonces estarás sufragando tu estilo de vida con un dinero que no requiere de tu tiempo físico.

Es en este momento cuando logras la libertad financiera, porque puedes vivir sin trabajar, como lo conocemos todos.

Tu llave a la libertad financiera

El tiempo es el elemento clave a la hora de definir la libertad financiera.

Cuando uno consigue libertad financiera, lo que en realidad está consiguiendo es tiempo.

Esto ocurre porque no tienes que ir a trabajar y tienes todo el día disponible para hacer lo que te venga bien en gana.

Entonces, el objetivo final de conseguir libertad financiera es hacer con tu tiempo lo que quieras en cada momento.

No tienes la necesidad de ir a un lugar durante ocho horas, cinco días a la semana, sino que te vuelves el líder de tu vida y el gestor de tu tiempo.

Recopilando la definición de libertad financiera, cuando tus ingresos pasivos y de cartera superen tus gastos, tendrás libertad financiera.

Si quieres calcular tus estados financieros y varios indicadores de tus finanzas descárgate la plantilla gratuita en excel ahora mismo.

El camino a la libertad financiera

cómo alcanzar la libertad financiera

Voy a mostrarte la pirámide de la libertad financiera para que tengas una idea más clara de qué es la libertad financiera y cuál es el camino para lograrla.

Son cuatro escalones que se van consiguiendo poco a poco, de forma progresiva.

  • Nivel 0 – Caos financiero
  • Nivel 1 – Seguridad financiera
  • Nivel 2 – Libertad personal
  • Nivel 3 – Libertad financiera

Puedes observar que para alcanzar la libertad financiera necesitas caminar unos pasos concretos, es decir, subir tres niveles.

Y ahora voy a contarte qué pasa en cada nivel para que puedas evaluar dónde te encuentras.

Nivel 0 – Caos financiero

Aquí se encuentra el 80 % de las personas, y no lo digo yo, sino las estadísticas.

En el plano personal, las personas en este nivel no tienen consciencia financiera, es decir, creen que han nacido así y no pueden avanzar en sus vidas.

También puede ser personas que han intentado algo, aunque poco, y han desistido para siempre.

En el plano financiero, son personas que no llegan a fin de mes, tienen sobreendeudamiento, no saben nada sobre finanzas personales, tienen un lío económico, viven con estrés financiero.

Nivel 1 – Seguridad financiera

Aquí las personas ya creen, cambian su actitud, porque ven que es posible avanzar y cambiar sus vidas, por eso se ponen manos a la obra.

Además, se aprenden estrategias para gestionar el dinero de manera adecuada, crear un colchón económico suficiente para conseguir seguridad financiera.

En este nivel se cubren las necesidades personales básicas, que permiten ascender y centrarte en cubrir otras necesidades.

Nivel 2 – Libertad personal

Ya se han cubierto las necesidades personales y se pasa a cubrir las espirituales.

Es decir, la realización personal, la contribución y el crecimiento personal.

Aplicado a las finanzas, se trabaja en la reinvención profesional, en nuevas formas de ganar dinero para conseguir vivir como quieres y de lo que te gusta.

Se trata de ponerte al servicio de los demás, transformando la forma en la que ganas dinero.

En este punto lo importante es reflexionar sobre qué es la libertad para ti.

Nivel 3 – Libertad financiera

En este nivel se trabaja sobre la abundancia en todos los niveles.

Porque no solo es importante el dinero, sino también el tiempo, la familia y otras cosas que nos llenan el alma.

La fórmula para conseguir la libertad financiera es sencilla, que tus ingresos pasivos superen a tus gastos.

Pero para poder quedarte en este nivel, necesitas tener una mentalidad adecuada, por eso has de pasar por todos los niveles, porque si no puede que tu paseo por la libertad financiera sea momentáneo.

También podemos encontrar subniveles dentro de este nivel:

  • Independencia financiera

Es el primer escalón donde puedes costear tus gastos básicos y llevar un nivel de vida adecuado, sin lujos, pero has dado un paso más.

  • Independencia absoluta

En este punto, ya no te preocupa para nada el dinero, ya que tus ingresos son tan elevados que no te los puedes gastar a menos que pongas demasiado énfasis.

Vives una vida relajada y has solucionado el tema del dinero para siempre.

Ya creo que tienes una mejor idea sobre qué es la libertad financiera, y como has visto es algo que se consigue con tiempo.

Las finanzas personales no son como una lotería que te toca al instante, sino es algo que hay que ir trabajando para seguir creciendo.

Esa es la buena noticia, que no tienes que esperar a que pase algo al azar, sino que puedes comenzar desde ya a mejorar tu salud financiera.

¿Cómo alcanzar la libertad financiera? [5 pasos]

como conseguir la libertad financiera

Si no sabes cómo conseguir la libertad financiera, te voy a dejar 5 pasos para que sepas cómo hacerlo.

Paso 1 – Realiza una auditoría inicial de tus finanzas personales

El primer paso consiste en saber cuál es tu estado actual.

Si no sabes dónde estás, tampoco sabrás por dónde empezar a cambiar tu situación.

Este paso es esencial, y si quieres hacerlo te puedes descargar la plantilla de excel gratuita para ponerte manos a la obra desde hoy.

Paso 2 – Definir la estrategia y las tácticas

Cuando hagas la auditoría y revises tus estados financieros personales, tienes que establecer por dónde empezar.

Verás cuáles son tus puntos fuertes y por dónde flaqueas y así puedes elegir por dónde comenzar.

Puedes poner el foco en ingresos o gastos, así como en la generación de activos o en la reducción de deuda.

Lo óptimo es hacerlo todo a la vez, pero también es importante poner énfasis al área donde puedas tener un mayor impacto.

Paso 3 – Organiza y planifica tus gastos

Quizás tengas pocas fuentes de ingresos, pero estoy seguro que cuentas con muchas fuentes de gastos.

Para evitar que tus gastos sean excesivos, primero revisa a dónde va tu dinero para identificar los gastos hormiga y los puedas reducir o eliminar.

También establece presupuestos para no pasarte y llevar un mayor control.

Paso 4 – Reduce la deuda

La deuda provoca que tu patrimonio neto sea inferior, y también aumenta tus gastos, ya que cada deuda se refleja en un gasto que contiene la cuota a amortizar y los intereses.

Usa el método bola de nieve para eliminar las deudas.

Elige la deuda más pequeña que tengas y amortízala por anticipado.

Así vas a reducir los costes que pagas de los préstamos y tendrás un mayor flujo de caja mensual.

Paso 5 – Crea y adquiere activos

Este paso es esencial ya que es el que te va a permitir conseguir ingresos pasivos y de cartera.

Los pasos anteriores te permiten reducir tus cargas y gastos, y este aumentar tus ingresos.

De ese modo podrás alcanzar el nivel de seguridad financiera más rápidamente.

En este artículo te muestro un listado con 17 tipos de activos que te van a ayudar a lograrlo.

Estos son los 5 pasos para alcanzar la libertad financiera.

Como ves, están en un orden lógico, ya que puedes hacer hincapié más fácilmente sobre tus gastos y tus hábitos, puesto que trabajar en tus activos requiere de un mayor aprendizaje.

Existe una curva de aprendizaje a la hora de invertir, para que así tomes la inversión como lo que es y no como una apuesta donde arriesgas tu tiempo y tu dinero.

Aunque lo primero de todo que tendrás que hacer será ahorrar para conseguir la libertad financiera.

¿Cómo conseguir la libertad financiera siendo ético?

Como puedes ver, los pasos son los que son, así que puedes adaptar el camino a la libertad financiera a tu forma de ver la vida.

La ética y la moral tienen que ver con la visión que tenemos cada uno de la realidad en la que vivimos, lo que está muy influenciado por el entorno en el que hemos nacido.

No puedo darte respuesta a esta pregunta, porque no hay una respuesta correcta, sino que tú deberás encontrar tu respuesta correcta.

Obviamente, sí que hay unos convencionalismos sociales que marcan, en la base, qué comportamientos son susceptibles de ser éticos y cuáles no.

Por ejemplo, el respeto hacia el medioambiente y a otras personas y culturas.

Pero fuera de esto, debes marcar cuáles son tus límites, y aquí es indispensable un trabajo de desarrollo personal y autoconocimiento.

Primero define qué es ético para ti, y luego sigue tus directrices; al fin y al cabo, vas a tener que dormir contigo todos los días, así que haz cosas que te dejen dormir tranquilo.

Calculadora de la libertad financiera

Es tan fácil como coger papel y boli y hacer unas cuentas básicas.

Necesitas conocer solo tres datos, que si nunca has revisado tus cuentas puede que te tome un tiempo, pero saber cuál es tu situación financiera ya es algo positivo para ti.

Esto es lo que tienes que saber:

  • Cuáles son tus gastos mensuales y anuales – para ir más allá calcula también tus gastos mínimos.
  • Tus ingresos de cartera – aquellos ingresos que te reporta la inversión directa de tu dinero, es decir, de intereses o dividendos.
  • Ingresos pasivos – el dinero que viene de tus inversiones o negocios que poseas.

La fórmula es sencilla, suma tus ingresos de cartera y pasivos y compáralo con tus gastos.

  • Si los ingresos son mayores a los gastos, ya tienes la libertad financiera.
  • Si los gastos son mayores que los ingresos, aun te queda trabajo por hacer.

Otro indicador que puedes hacer es calcular el porcentaje de ingresos sobre gastos y así sabrás qué parte de tus ingresos pasivos cubren tus gastos, o cuánto de libre financieramente eres.

Por ejemplo, imagina que cobras unos intereses de 30 € al mes (enhorabuena) y que tienes una casa en alquiler que te da unos beneficios netos de 370 € al mes. A su vez, tienes unos gastos de 1.000 € al mes.

Por tanto, tus ingresos pasivos cubren el 40 % de tus gastos: ((30 + 370)/1.000)*100

Si te haces un lío con las matemáticas, descárgate la plantilla de Excel de ingresos y gastos que te hace esta cuenta y muchas más de forma automática.

El secreto – Las fuentes de ingresos pasivos

Los ingresos pasivos provienen de los activos que se crean y estos ingresos no dependen de tu tiempo.

Por tanto, cualquier activo que tengas va a generar una fuente de ingresos pasivos que te ayudará a conseguir la libertad financiera.

En el episodio 13 vimos los diferentes tipos de activos que hay, que son:

  • Activos financieros
  • Bienes inmuebles
  • Negocios
  • Propiedad intelectual

De cada tipo se pueden extraer varios ejemplos de ingresos pasivos.

Si quieres más ideas, desde Entrepreneur te dejan 16 ni más ni menos.

Por ejemplo, si adquieres cualquier bien inmueble para alquilarlo, como por ejemplo una vivienda, un trastero o una plaza de garaje.

En el caso de propiedad intelectual, un ingreso pasivo puede venir de un libro o un infoproducto.

Los ingresos de cartera provienen de activos financieros si, por ejemplo, compras acciones para mantenerlas y cobrar el dividendo.

Y de los negocios puedes sacar también un ingreso pasivo, siempre y cuando diferencies entre negocio y auto empleo.

Libertad financiera desde cero

Si eres principiante, te voy a indicar qué debes hacer para lograr la libertad financiera, para que tengas una idea de por dónde empezar, ya que todos tenemos un punto de partida diferente.

Ahorrar e invertir para conseguir la libertad financiera

Tan sencillo como llevar ese plan, pero tan complicado a la vez, ya que cada parte contiene un elenco de estrategias y tácticas variado.

Sin duda, la primera parte es la esencial para cualquier principiante, y es el ahorro.

Para ahorrar se necesita mucho más que tener la disposición, ya que estamos acostumbrados a gastar todo el dinero que ganamos, entonces entran componentes de comportamiento y de hábitos.

Esto es lo que debes hacer para ahorrar de forma efectiva:

  • Aprender a gestionar el dinero.
  • Tener consciencia de cómo gastas tu dinero.
  • Llevar presupuestos de forma fácil y sencilla.
  • Saber dónde poner tu dinero para que no pierda valor con el paso del tiempo.

Una vez tengas ya esta parte de gestión del dinero y del ahorro controlada, puedes pasar a la inversión.

Cuando hablamos de invertir, simplemente es referirnos a crear otras fuentes de ingresos que no dependan de tu tiempo.

Aquí, puede que tengas que invertir dinero que hayas ahorrado, o el tiempo que te sobre, pero con miras a crear ingresos recurrentes futuros.

Las posibilidades de inversión son infinitas hoy en día, pero para los principiantes voy a dejarte estas formas que pueden ayudarte en tu cometido:

  • Crear negocios online, que apenas requieren de inversión, aunque sí de tiempo.
  • Inversión inmobiliaria básica.
  • Compra-arregla-venta de vivienda, aunque debes de tener ahorros.
  • Participar como socio capitalista en negocios tradicionales o franquicias.
  • Montar un negocio tradicional empezando como autoempleado y contratar a gente en el tiempo para que pases a tener una labor de gestión.

Sigue estas dos máximas, ahorrar, o gestionar el dinero de forma adecuada, e invertir, que son la llave para lograr la libertad financiera.

Entiende que este no sea un artículo donde te cuento todo en detalle, porque para eso necesitaría una enciclopedia.

Mi única intención es hacerte pensar y que entres en otra realidad, que veas que hay otras formas para hacer las cosas que de la manera más tradicional que has estado haciendo hasta ahora.

Claves para la libertad financiera

Entender el concepto real de riqueza

La riqueza no está en tener el último modelo de Mercedes o el último IPhone, sino en el tiempo y en poder disponer de él a tu antojo.

¿De qué sirve tener todo lo material si tienes que ir a trabajar sí o sí porque en cuanto algo falle te vas a la quiebra?

Hay muchas personas viviendo día a día porque el nivel de endeudamiento es elevado, lo que hace que elimina cualquier poder de acción.

Cuando entiendes que la riqueza es ganar tiempo para poder decidir qué hacer con él y no tener la casa más grande del vecindario a costa de una mega hipoteca, ahí has entendido el sentido real de la libertad financiera.

Crea un superávit mensual

Con esto quiero decir que tus gastos sean siempre más pequeños que tus ingresos.

De este modo, con ese excedente o superávit vas a poder hacer cosas diferentes y lograr aumentar tus inversiones y los beneficios que obtienes.

Si siempre llegas justo a fin de mes, lo único que te queda es seguir yendo a trabajar e intercambiar tu tiempo por dinero de forma indefinida.

En cambio, cuando logras un superávit mes tras mes, lo puedes dedicar a ahorrar para conseguir más seguridad financiera, o a invertirlo para crear nuevos negocios.

Siempre se puede hacer algo, aunque sea empezar en pequeño, pero cuando tienes las espaldas cubiertas, si vas con el agua al cuello con tus finanzas, tu margen de actuación se reduce.

Entiende este elemento y tendrás mucho más ganado – Gastos inferiores a los ingresos.

Aumenta tus ingresos

Aumentar los ingresos es necesario en cualquier economía doméstica, pero solo va a funcionar cuando tengas tus gastos bajo control.

La naturaleza humana es gastarlo todo, así que mientras no aprendas a combatir con tu mente y con tus hábitos, no te molestes en aumentar tus ingresos, ya que te va a llevar a tener gastos más grandes y deudas mucho más superiores.

Es casi mejor que no hagas nada a que sigas endeudándote a un ritmo superior.

Pero cuando ya tienes el control de tu dinero, entiende que sí o sí debes aumentar tus ingresos porque eso te va a dar un superávit mayor, lo que se traduce en mayor velocidad para cambiar tus finanzas.

Cuanto más dinero ganes y retengas, más puedes invertir y más puedes arriesgar para conseguir ingresos pasivos.

Deuda buena vs deuda mala

El crecimiento de la mayoría de familias, más del 80 %, se basa en gastar todo lo que se ingresa y acceder a la deuda para poder gastar más dinero.

La deuda es cierto que se usa para crecer, pero cuando su uso tiene ese propósito, el de generar más ingresos, más dinero, más riqueza, más libertad financiera.

Cuando usamos la deuda para el consumo (casas, coches, viajes, …) es deuda a fondo perdido que tenemos que seguir pagando en el futuro.

Es un despropósito porque estamos gastando un dinero que no tenemos y no sabemos si tendremos.

Mientras todo va bien, no pasa nada porque puedes seguir pagando las cuotas, pero en cuanto viene algún problema como que tu empresa se va al garete o viene una crisis global, te empiezan a temblar las piernas.

Y es que hay muchos factores que no podemos controlar, pero tener una economía saneada y minimizar el riesgo sí, y eso pasa por eliminar la deuda mala, es decir, la deuda por consumo.

No te preocupes si te gusta la deuda, que una vez que aprendas a usarla para ganar más dinero ya podrás disponer de ella, pero recuerda que la deuda por consumo es la que ahoga a las familias.

No intercambiar el tiempo por dinero

Es la forma más fácil y la que menos riesgo conlleva, encontrar un empleo y que te paguen por ello.

Aun así, es el camino más complicado para lograr la libertad financiera, porque por mucho dinero que ganes, siempre va a estar limitado por la cantidad de horas que puedes trabajar al día.

Entiende el poder de los ingresos pasivos, que, aunque al principio puede que no parezcan rentables, debes entender su poder que tienen a lo largo del tiempo.

Esto es así, porque muchos negocios o proyectos que empieces al principio requieren de tu tiempo y puede que no te den los resultados que esperas.

Pero la idea aquí es poner a trabajar tu talento para que con el tiempo vaya dando sus frutos, y que esos frutos no requieran de más tiempo en el futuro, por tanto, las horas que dedicas al principio tendrán más valor con el paso del tiempo.

Vivir sin trabajar es posible

Como he comentado antes, si logras trabajar de aquello que te apasionas es como si no trabajases.

Entonces bajo este concepto puedes conseguir la libertad financiera con mayor antelación.

Pero ajustándonos al concepto de libertad financiera, vivir sin trabajar es posible.

Necesitas entender cómo funcionan las finanzas personales y tu economía; y eso es algo que puedes aprender en este blog.

Luego se requiere de un tiempo de ajustes e ir creciendo y aprendiendo con el fin de alcanzar el objetivo.

También puedes esperar a la jubilación para lograr la libertad financiera, porque en España por lo menos, cuando te jubilas recibes un sueldo sin tener que trabajar.

Lo que ocurre es que este sueldo suele ser menor que el que tenías, lo que no sé es si te va a permitir mantener tu estilo de vida.

Además de que para jubilarte tendrás que tener cotizados en torno a 40 años y esperar a una edad cercana a los 70 años.

¿Listo para lograr la libertad financiera?

Quizás lograr la libertad financiera tenga un coste en tiempo y en esfuerzo, pero a mi parecer vale la pena.

Es una posibilidad a tener en cuenta, es un objetivo que se puede convertir en realidad siempre que quieras.

Con la jubilación podrás llegar a la seguridad financiera tras cumplir muchos requisitos.

Si te decantas por trabajar en tu libertad financiera, podrás llegar a la independencia absoluta.

Déjame saber en los comentarios ¿para qué quieres conseguir la libertad financiera?

Multimedia

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast

Adri Nerja PhD, consultor estratégico de empresas y coach ejecutivo que apoya al crecimiento de las empresas para que mejoren su desempeño y su posición en el mercado. Puedes seguirme en YouTube, LinkedIn, Instagram y Facebook.

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies