3 beneficios de marcarte metas grandes

metas

 

¿Eres de esas personas que se marcan metas y objetivos en la vida?

Si no lo eres debes de saber que ponerse metas es el primer paso para conseguirlas.

Si te pones metas y objetivos todas tus acciones van dirigidas hacia ellos, por lo que el éxito en la consecución de tus objetivos está casi garantizado. (Te falta actuar)

Pero hoy estoy aquí para decirte una cosa alta y clara:

“Eres tan grande como lo son tus metas”

Sí, has oído bien, y te voy a dar tres razones.

 

3 Beneficios de marcarte metas grandes

1.Te ayudan a crecer

El primer beneficio es, sin duda, primordial.

Marcarte metas grandes te ayuda a crecer, te empuja fuera de tu zona de confort, hace que vayas más allá, que consigas resultados impensables para ti.

Aún si no alcanzas tus metas, si son grandes, te aseguran que al menos hayas conseguido llegar a una situación valiosa.

No hay nada más limitante que nosotros mismos. Si te marcas metas pequeñas, ten por seguro que no pasarás de ahí, en cambio, si son grandes, te aseguras, al menos, conseguir grandes logros.

Además, todos los ámbitos de nuestra vida están interrelacionados, así que en el caso que sólo te enfoques en un ámbito de tu vida (laboral, financiero, personal,…) a la hora de marcarte metas, ten por seguro que en el camino vas a crecer en otros aspectos.

Y eso es positivo, ¿no?

Es un resultado deseable.

Sólo por esto, vale la pena marcarse metas enormes.

 

2. Marcarte metas te da sensación de control y dominio de tu vida

¿No te ha pasado nunca que sientes que la vida te ningunea?

¿Qué lo que te sucede, poco puedes hacer tú?

Al marcarte metas, grandes o pequeñas (aunque aquí hablamos de muuuuy grandes, ¿verdad?), te enfocas a conseguirlas.

A partir de ahí todas tus acciones te llevan directamente por el camino de conseguir esas metas.

Cada acción que tomes estará enfocada.

Así vas a tener la sensación de tener el control, de que dominas la situación, que no hay nada que te frene en tu camino hacia el éxito personal.

También evitarás el hecho de sentirte como un barco a la deriva que no sabe a dónde va y que las olas lo llevan por donde les place.

 

3. Vas a conseguir tu vida ideal

Este punto es un resultado de los anteriores.

Si creces como persona, sabrás qué tiene valor para ti, que pone sentido a tu vida, y podrás definir con mayor precisión cómo quieres que sea tu vida ideal.

En el segundo punto, al ir enfocado, vas dando pasos, grandes o pequeños, da igual, hacia aquello que consideras importante en tu vida.

Entonces, la fusión del crecimiento con el foco te va a llevar a que acabes viviendo como deseas realmente.

No deja de ser una inversión contigo mismo de presente y futuro.

Porque no te equivoques, la felicidad no estará en la meta conseguida, lo cual te dará una satisfacción enorme, sino en el camino de conseguirla, en el día a día.

Al fin y al cabo, en vivir luchando por lo que sueñas.

 

Respondiendo a la pregunta del inicio, ¿eres de esas personas que se marcan metas y objetivos en la vida?

Si no lo eres, ¿a qué esperas para empezar a ponerte metas?

Pero…

Quizás no sabes cómo empezar.

Pero yo sí que sé cómo puedes empezar.

Descárgate ahora mi guía gratuita donde vas a poder analizar los 10 ámbitos de tu vida, y marcarte metas para cada uno de ellos.

[rad_rapidology_inline optin_id=»optin_4″]

¿A qué esperas para comenzar tu camino hacia el éxito personal, hacia la excelencia?

Ahora llega tu turno.

Si te pones metas, ¿cómo son de grandes? ¿Qué ámbito de tu vida quieres mejorar primero?

Cuéntanoslo en los comentarios.


 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Te va a encantar esta súper plantilla. Completa tus datos y descarga la plantilla.