Cómo no agobiarse por el dinero con estas 7 claves

Adri Nerja

Adri Nerja

Cómo no agobiarse por el dinero con el mundo tan cambiante en el que vivimos.

Cada vez parece que las cosas van más deprisa, los cambios se producen antes y cuesta mucho más adaptarse a estas nuevas situaciones.

Esto genera una sensación de inestabilidad que provoca que nos preocupemos continuamente si no tenemos una buena base de educación financiera.

Porque no hay que engañarse, la relación que tenemos con el dinero no es del todo buena, falta conocimientos sobre cómo jugar el juego del dinero, que este sí que es ancestral.

Basta con arrojar un poco de luz para que estos miedos y agobios desaparezcan, y esto pasa por tener más claridad en la vida y aumentar la inteligencia financiera.

¿Por qué te preocupas por el dinero?

Esta es una pregunta que debes hacerte, y creo entender esta preocupación que yo también sufro en muchas ocasiones.

Como te comentaba el mundo está cambiando y esto se refleja en la inestabilidad laboral que acontece hoy en día.

¿Cómo no agobiarse por el dinero si por más títulos que tenga parece que nada es suficiente?

Y es que hoy en día tener una formación universitaria superior no garantiza nada, te lo digo yo que he llegado a lo máximo.

Muchas personas con formación universitaria que no encuentran empleo, o el empleo que encuentran es no cualificado.

Si a esto le sumas que cada día aparecen nuevas profesiones y que otras que existían desaparecen, se agrava más la situación.

Puede que hayas estudiado para algo que el mercado no requiere.

Todo esto provoca situaciones en las que el desempleo en ciertas franjas de edad es un problema.

Al final se genera empleo de mala calidad, que aumenta esa inestabilidad con contratos más cortos y salarios más bajos.

Todo esto provoca que el número de emprendedores aumente, pero aquí viene otra cuestión, ¿estamos preparados para emprender?

Además, hay que sumar la mala gestión del dinero que tenemos y lo rápido que cogemos malos hábitos financieros.

Y es que nadie nos ha enseñado cómo manejar el dinero, lo único es lo que aprendemos en casa, por lo que hacemos lo que podemos y lo que vemos que hacen los demás.

Tanto es así que la magia florece dentro de las finanzas personales, hay gente experta en hacer desaparecer el dinero, ahora lo ves, y ahora no lo ves.

Pero esto repercute más allá de las finanzas, ya que deja una sensación de indefensión y nos creemos, falsamente, que no podemos hacer nada.

Y es en este punto en el que relegamos nuestra responsabilidad a otros, y es ahí donde estamos perdidos.

Cómo no agobiarse por el dinero

Con todo este panorama que acontece, cómo no agobiarse por el dinero, ¿verdad?

Es por eso que voy a contarte siete estrategias para reducir esa ansiedad que nos provoca para que te hagas amigo del dinero, y en vez de dolor de cabeza te traiga alegrías.

1- Aumenta tu inteligencia financiera

Si has llegado a un punto en el que crees que no puedes hacer nada déjame decirte que eso no es cierto.

Esto te indica que hay algo que debes aprender que todavía no sabes, entonces ya puedes hacer algo, que es aprender eso que te falta.

Ten en cuenta que la ignorancia en temas de dinero es tu peor enemiga, ya que el dinero no solo afecta al dinero, sino también a otros ámbitos mucho más amplios en tu vida.

La buena noticia es que en la era de la información, tenemos todo el conocimiento al alcance de una búsqueda en Google.

No tienes ni siquiera que escribir, porque con las búsquedas de voz puedes hacerlo, cada día más y más fácil.

Y si te quejas que no llegas a fin de mes, no pasa nada, porque hay toneladas de información que es gratuita, así que la única barrera que encuentro es que no quieras hacerlo.

2- Controla tu dinero

Cada euro que entra en tu bolsillo tiene que tener una misión específica, si esto no es así, es hora de que te pongas en marcha.

Eres el líder de tus finanzas y es tu responsabilidad decidir esto, no puedes dejarlo al libre albedrío.

Debes saber cómo entra tu dinero y la implicación que tienen los diferentes tipos de ingresos en tu vida, en tu presente y en tu futuro.

Además de entender cómo sale el dinero, en qué te lo gastas y qué comportamientos y hábitos son los que te llevan a la ruina o te empujan hacia la riqueza.

Para hacer esto, nada mejor que establecer una buena estrategia de presupuestos que te permita vivir en paz con el dinero.

Si quieres saber cómo hacer presupuestos personales paso a paso, te lo explico en este artículo.

Es así cómo se consigue no agobiarse por el dinero.

3- Vive preparado

Imagina por un momento que tienes una cuenta de ahorros con 10.000€, ¿cómo te sentirías?

Solo existen problemas cuando no los tenemos previstos, y esto es totalmente entendible.

Debes tener un fondo de emergencia que cubra al menos 6 meses de tus gastos para vivir con calma y tranquilidad.

Cuando no tienes esto, cualquier circunstancia, por muy pequeña que sea, trastoca todas tus finanzas y puede generarte un problema a largo plazo incluso.

Imagina que se te rompe algo en tu casa que tienes que sustituir rápidamente, pero no tienes dinero.

El primer instinto es tirar de tarjeta de crédito, por lo que tus gastos mensuales aumentan, aumenta tu presión financiera, te cuesta más llegar a fin de mes, y los agobios no cesan.

Se convierte en una espiral negativa de la que cada vez te cuesta más salir, porque en cuanto estés saliendo, otro problema tocará la puerta de tu casa, y vuelta a empezar.

En cambio, cuando tienes tu fondo de emergencia, al tener todo ordenado, puedes hacer frente a todo lo que te venga (o la gran mayoría de cosas), por lo que son situaciones del momento que se acaban ahí.

Esto te permite cubrir tus necesidades más básicas, no preocuparte por lo mínimo y avanzar a otros temas, a cubrir tus necesidades más espirituales como tu crecimiento personal y profesional.

4- Vive sin deudas

¿Cómo no agobiarse por el dinero si estamos sumidos en deudas?

Las deudas son las principales causantes del estrés financiero en tu vida, no te dejan dormir por las vueltas que das en la cama a la situación.

Tus gastos mínimos aumentan, y aumenta tu nivel de vida, lo que hace más difícil que llegues a fin de mes, si tus ingresos se mantienen estables claro.

Pero vivir sin deudas tiene unos efectos envidiables, porque alivian la presión muchísimo.

Además de que tus gastos disminuyen y puedes destinar el excedente que se genera a otras cosas más productivas dentro de tus finanzas personales.

5- Ahorra antes de gastar

Este es un hábito que se está perdiendo por la facilidad al crédito que tenemos hoy en día.

Si quieres comprar algo, traza un plan y cómpralo sin deuda, no te endeudes por cosas que puedes comprar fácilmente si te lo propones.

Date cuenta que, si pagas con deuda es porque decides vivir por encima de tus posibilidades, ya que eso no lo puedes pagar al contado, así que deja de hacerlo.

El crédito está muy bien, pero si luego vas a vivir agobiado por el dinero, ¿qué sentido tiene?

Para mí no tiene ningún sentido, ya depende de cuál sea tu visión.

6- Consigue ayuda

Esto es algo que nos cuesta muchísimo porque pensamos que tenemos la clave de todo, pero no hay nada mejor en la vida que rodearse de gente que sabe más que nosotros en ciertos temas.

Yo he experimentado esto últimamente y lo que pasa cuando confías en otro (en otro que se pueda confiar) es que liberas preocupaciones y espacio en tu mente para hacer cosas con significado.

Si no sabes cómo hacer algo, hablando de finanzas personales, contrata a alguien que te pueda ayudar.

Vas a ahorrar tiempo, dinero y dolores de cabeza, ya que esa persona te puede dar estrategias claras para conseguir lo que tú quieres mucho más rápido que tu sistema de prueba y error y que no tienes tiempo.

Te has parado a pensar alguna vez, ¿cuánto dinero te cuesta no saber gestionar tu dinero?

Si haces las cuentas verás que mucho, y si esto lo sumas y lo multiplicas por meses y años no te digo nada más.

Paga ese dinero a alguien que te dé beneficios de por vida.

7- Marca el rumbo de tu vida y de tus finanzas

Cuando hablamos de finanzas personales, la parte personal es la más relevante, porque las finanzas son cuatro cosas, sumas y restas y poco más.

Debes saber qué quieres hacer con tu vida, una tarea nada sencilla, y cuál es tu propósito.

Sobre todo, porque las finanzas son una palanca, un medio, para lograr aquello que deseas.

Así que deberás definir muy bien cuál es tu estilo de vida ideal y cómo quieres vivir cada día de tu vida.

Te dejo esta pregunta para que le des una vuelta:

¿Qué harías y dejarías de hacer si mañana tuvieses 1 Millón de € en tu cuenta?

Ya me dirás algo, en los comentarios o con un mensaje privado, ¿vale?

¿Te agobia el dinero?

Si te agobia el dinero es porque te falta algo por aprender, o, aunque lo sepas no lo pones en marcha, así que no le eches la culpa al dinero, que no la tiene.

¿Quieres tener resultados diferentes?

La solución pasa por hacer cosas diferentes, ya que si sigues haciendo lo mismo y no cambias nada no esperes que se solucione algo ni que se esfumen tus preocupaciones por el dinero.

Aunque mi mensaje es este, que dejes de preocuparte por el dinero y que te ocupes de él.

Porque desde la responsabilidad de querer transformar tus finanzas vas a encontrar esa fortaleza para deshacerte del miedo por el dinero.

Cuanto más sepas, cuanta más luz arrojes, menos problemas y preocupaciones por el dinero.

Aquí te dejo los puntos clave del post:

  • Tu nivel de inteligencia financiera marca cuáles son tus preocupaciones por dinero.
  • Debes controlar tu dinero y aprender a gestionarlo.
  • Tu propósito es tu brújula.
  • Si tú no sabes, déjate guiar por los que sí, pero no delegues nunca la gestión y la responsabilidad de tus finanzas.

Ya sabes cómo no agobiarse por el dinero, ¿qué vas a hacer a partir de ahora? Déjalo en los comentarios please 🙂

Multimedia

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast

Adri Nerja PhD, consultor estratégico de empresas y coach ejecutivo que apoya al crecimiento de las empresas para que mejoren su desempeño y su posición en el mercado. Puedes seguirme en YouTube, LinkedIn, Instagram y Facebook.

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies