5 formas de ahorrar en casa

Adri Nerja

Adri Nerja

Te has dado cuenta que quieres ahorrar dinero, pero no sabes por dónde empezar.

Ahorrar dinero en casa es efectivo si nunca lo has hecho, porque es una partida en la que tenemos una gran cantidad de gastos al año, así que es muy fácil hacer algún recorte que otro.

En este artículo te voy a mostrar algunos trucos qué puedes hacer para conseguir un dinero extra que te va a venir muy bien.

Cómo ahorrar dinero en casa

Sin duda, los gastos que tenemos en nuestra casa suponen un gran porcentaje de nuestros ingresos, por tanto, es relevante poner el foco en estas partidas.

A la hora de ahorrar, como es una partida en la que se gasta mucho dinero, con pequeños cambios puedes conseguir grandes resultados.

Sin embargo, una de las principales barreras existentes es el desconocimiento de cómo ahorrar en casa, aunque se pueden hacer muchas más cosas sin saber.

Lo principal es controlar los gastos, ya que esto nos da una mejor imagen de la situación real de tus finanzas, de cuál es tu comportamiento de gasto y consumo.

Una vez tengas el control de tus gastos lo esencial es hacer presupuestos.

Puede parecer difícil, pero hacer presupuestos tan solo consiste en destinar cada euro que entre en tu bolsillo a un cometido, es decir, convertirte en el general de tu dinero, tú mandas.

No hay que ser un lumbreras, tan solo tener determinación y tomar decisiones sobre cómo quieres gastarte tu dinero.

En mi curso avanzado de finanzas personales te enseño a hacerlo desde cero y de una forma fácil y práctica.

Te voy a resumir cómo debe ser el proceso de ahorrar dinero en casa:

  1. Hacer un análisis de gastos para ver dónde te gastas el dinero.
  2. Agrupar los gastos en partidas para poder gestionarlo mejor.
  3. Decidir qué gastoso eliminar dentro de cada partida.
  4. Reajustar los presupuestos.
  5. Ahorrar el excedente que se genera para darle un mejor uso.

Ahora que ya te he comentado cómo ahorrar, vamos a ver algunos consejos para que puedas ahorrar desde casa.

Ideas para ahorrar en casa

Se puede ahorrar en numerosos ítems, pero he decidido agruparlo en 5 para no extenderme demasiado y obtener una mejor visión.

Electricidad

A lo largo de nuestra vida pagamos una fortuna en energía, ya que es un pago recurrente que no deja de subir por el aumento del coste de la energía y los impuestos.

La forma más efectiva de ahorrar electricidad es a través de un aislamiento efectivo de tu vivienda, es decir, hacer que tu vivienda sea sostenible.

Esto lo puedes lograr con unas ventanas efectivas que no dejen entrar el viento frío ni el calor, quizás acompañando esto con toldos que recubran tus ventanas del sol del verano, y recias cortinas que eviten la entrada del frío en invierno.

Otra forma de ahorrar electricidad es a través del suelo, y la forma más barata es usando alfombras en invierno.

Todos estos consejos son estructurales de tu vivienda, y seguro que algunos no los puedes llevar a cabo a no ser que inviertas una cantidad de dinero considerable, lo que puede que no te salga a cuenta.

En cambio, también puedes ahorrar energía comprando electrodomésticos eficientes, así que, si tienes que cambiar algún aparato eléctrico, haz una compra inteligente, porque por unos pocos euros más, a la larga puedes ahorrar una cantidad considerable.

Por último, quería hablarte de las bombillas.

Existe una creencia de que las bombillas tienen un alto consumo y hay que cambiarlas por led de bajo consumo, pero si haces esto tendrán que pasar muchos años para recuperar la inversión.

Esta es una creencia falsa, ya que las bombillas no consumen apenas nada, así que no te vuelvas loco cambiando las bombillas si siguen funcionando.

Otra cosa bien distinta es que necesites cambiarlas de verdad y decidas comprar de bajo consumo.

En esta entrevista Carlos te cuenta todo acerca de cómo ahorrar en la factura de la luz.

Compra cosas de calidad (electrodomésticos, muebles

En muchas ocasiones calidad y precio no van de la mano, pero en la mayoría sí.

Cuando nos falta previsión, no tenemos ahorros y se nos rompe algo, lo primero que hacemos es buscar lo más barato sin atender a la calidad de aquello que compramos.

Y si tienes una casa sabrás que siempre hay que comprar algo, que reponer o cambiar, es un ciclo sin fin, cuando no es una cosa, es otra.

Lo más inteligente a largo plazo es comprar cosas de calidad, duraderas y con garantías.

Desde muebles a electrodomésticos.

Son productos duraderos y que van a pasar mucho tiempo con nosotros, así que por un poco más de precio podrás tener un producto que te dure unos cuantos años más, sino para siempre.

Una cosa que puedes hacer es comprar directamente a las fábricas, y te beneficiarás de un gran descuento.

Hoy en día, debido al crecimiento del comercio electrónico, muchas empresas que antes solo vendían al por mayor, ahora venden directamente a clientes minoristas a través de internet.

Podrás comprar el mismo producto que en la tienda de la esquina por un precio muy inferior, te lo aseguro, solo necesitas un poco de tiempo para rebuscar en la red y encontrar esos chollos.

Por otro lado, como compras cosas de calidad, en vez de lanzarte a cambiarlas sin pensar más allá, te aconsejo que repares estos productos para alargar su vida de uso.

Ajusta consumos

Hay gastos periódicos, bien sean mensuales o anuales, que son consistentes en nuestras vidas.

Como son gastos que están normalizados en la sociedad, apenas les prestamos atención, pero debes entender que son muchos contratos que puedes ajustar y ahorrar un buen pellizco.

Con esto me refiero a los contratos de internet y teléfono, por ejemplo.

Siempre nos engatusan con el todo incluido, es decir, llama todo lo que quieras, consumo ilimitado de internet, todo para ti.

Y por esto pagas una fortuna, por cosas que la mitad de ellas no usas.

A mí, por ejemplo, me estaban cobrando la identificación de llamadas en el teléfono fijo, y ni siquiera lo tenía conectado, pagaba por un servicio que no podía usar.

Por eso es importante revisar y ajustar todos los consumos, paga solo por lo que uses, siempre podrás aumentar tu consumo si algún día lo necesitas.

Lo mismo ocurre con los seguros, que suelen ser de una cantidad considerable y que con un poco de esfuerzo se puede encontrar el mismo producto por un mejor precio.

A veces ocurre lo mismo que con las facturas del teléfono, que el seguro cubre cosas que no tienes, o que lo hace en exceso, es decir, no se ajusta a tus necesidades reales.

Por tanto, debes entender por qué estás pagando y decidir por qué quieres pagar. Puede que incluso haya momentos en los que decidas pagar aún más, pero será con sentido, no porque fue lo que te vendieron.

Comida

Todos comemos, más o menos, y esta suele ser una partida importante, queramos o no, además de un gasto que no se puede eliminar.

Puedes pensar que en esto sí que no vas a escatimar, pero solo basta hacer unas búsquedas en internet para darnos cuenta de que se desperdician cantidades ingente de comida al año.

Además de ser una pena tirar comida, cuando lo hacemos también tiramos dinero, porque esa comida la hemos comprado nosotros.

Así que en este punto hay que dar un punto de vista no de ahorrar, sino de ajustar la compra al consumo, es decir, que compres solo lo que te vayas a comer.

¿Quieres saber cómo conseguir esto?

Contrata a un nutricionista que te haga una dieta semanal, de este modo ya sabrás exactamente qué tienes que comprar.

No hay nada más pesado que pensar dentro de una familia qué hacer de comer, cenar, desayunar en cada momento, por eso delegar esta tarea también tiene el beneficio de que te despreocupas de esta tarea mental.

Puede que el nutricionista tenga un coste, pero incluso podrás cubrir la inversión cuando ajustes la compra.

Además, podrás mejorar tu salud, porque somos lo que comemos, ¿qué más puedes pedir?

Planificación

Esta no es una tarea de ahorrar exactamente, es decir, de recortar presupuesto, pero en la planificación se gana mucho dinero.

Ahorrar dinero en casa no debería ser una tarea al azar, sino que esté definida y sepas cómo vas a hacerla.

Por tanto, define sobre el papel qué quieres hacer y cómo vas a hacerlo para luego pasar a la acción.

Esto te va a dar una mejor visión de cómo son tus finanzas, para que puedas prever cualquier evento y no te pille de sopetón, fuera sorpresas.

Aunque en muchas ocasiones, para poder hacer una mejor previsión debes tener un conocimiento mayor de finanzas personales para contar con todas las eventualidades.

Por ejemplo, sería genial que entendieses el uso de la deuda, para que uses el crédito de forma adecuada.

Ya que por mucho que ajustes tu ahorro, si por otro lado no paras de aumentarlos, no vas a solucionar nada.

Además, también debes poner foco en el consumo, que muchas veces en la sociedad en la que vivimos es desorbitado.

Por eso no te vendría mal conocer más acerca del minimalismo, que puede ser una buena receta frente al consumismo.

Así que, si te animas, vende lo que no usas para conseguir un buen ahorro rápido por dónde empezar.

Como ves, hay mucho que hacer, solo empieza por una cosa y cuando la tengas controlada pasa a la siguiente.

Llegó el momento de ahorrar en casa

Creo haberte dado ya varias pistas de por dónde empezar a ahorrar dinero en casa.

Entiendo que lo más difícil es hacerlo, pero también es difícil no llegar a fin de mes, y se sigue haciendo, o incluso querer comprar algo que necesitas y no hacerlo porque tus gastos son demasiado elevados.

No hay nada difícil o fácil, sino que es cuestión de prioridades, así que pregúntate cuál es la tuya.

Me gustaría que me dejases en los comentarios si has logrado ahorrar dinero en casa alguna vez y qué esperas hacer a partir de hoy.

Adri Nerja PhD, consultor estratégico de empresas y coach ejecutivo que apoya al crecimiento de las empresas para que mejoren su desempeño y su posición en el mercado. Puedes seguirme en YouTube, LinkedIn, Instagram y Facebook.

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies