FCI – El flujo de caja de una inversión

Adri Nerja

Adri Nerja

¿Cuánto dinero genera cada proyecto de inversión en un momento dado?

Para calcular esto es necesario saber cuáles son todos los flujos de caja para poder calcular el flujo de caja neto para cada periodo de tiempo.

Una vez se tiene esta información se puede comprobar el momento del tiempo en el cuál se recupera la inversión, así como la rentabilidad que genera la inversión.

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast

¿Qué es el flujo de caja de una inversión?

El flujo de caja muestra en el horizonte temporal las entradas y salidas de dinero en el contexto de un proyecto de inversión.

Existen dos tipos de flujo de caja, que pueden ser positivos o negativos.

Los flujos positivos o ingresos son los cobros, es decir, el dinero que genera la inversión.

Por otro lado, los flujos negativos son los pagos, las salidas de dinero que hacen posible que la inversión sea viable y se obtenga una rentabilidad esperada.

Veamos unos ejemplos que arrojen más luz.

Ejemplos de flujos de caja

Con respecto a los cobros o flujos positivos están los ingresos por ventas para aquellas empresas que sean comercializadoras, vendan lo que vendan.

Otro ejemplo son las rentas percibidas por el alquiler de inmuebles.

Por otro lado, también se incluye el cobro de deudas para aquellas empresas que han prestado dinero.

Con respecto a los pagos, o flujos de caja negativos, son muy diversos, desde los suministros de luz, gas o energía, hasta el pago de intereses por préstamos concedidos.

Obviamente, también entra en este apartado la compra de mercaderías y el coste del personal asociado a la inversión.

Concepto de flujo neto de caja

Hasta ahora hemos hablado de los flujos por separado, pero lo más importante es ver el resultado de estos flujos.

El resultado de los flujos en un momento dado del tiempo constituye el flujo neto de caja, es decir, que si en un año en concreto los pagos son de 5.000 € y los cobros suman 6.000€, en ese periodo de tiempo el flujo neto de caja es de 1.000€.

Es un concepto muy sencillo, y para calcular el flujo neto de caja tan solo hay que restar los pagos a los cobros.

Pero quiero remarcar que para hacer esta operación todos los flujos deben estar representados en el mismo momento del tiempo, porque si no es así sería como sumar peras con manzanas.

Para poder calcular el flujo neto de caja de flujos que se dan en diversos periodos de tiempo, se deben actualizar o descontar todos los flujos en el mismo momento del tiempo.

En conclusión

Conocer los flujos de caja de un proyecto de inversión es imprescindible para decidir si realizar una inversión o seguir a cabo con ella.

En el presente permite conocer el resultado, si se están cumpliendo las expectativas, y para el futuro y poder predecir o formar escenarios probables que pueden darse.

En definitiva, los flujos netos de caja son un elemento esencial dentro de la valoración de cualquier proyecto de inversión y para ello hay que intentar preverlos antes de tomar decisiones.

Adri Nerja PhD, consultor estratégico de empresas y coach ejecutivo que apoya al crecimiento de las empresas para que mejoren su desempeño y su posición en el mercado. Puedes seguirme en YouTube, LinkedIn, Instagram y Facebook.

1 comentario en «FCI – El flujo de caja de una inversión»

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies