45. Cómo hacer un presupuesto personal y tener más dinero a final de mes sin necesidad de trabajar más

Lo más seguro es que nadie te haya enseñado a cómo hacer un presupuesto personal.

En realidad, dentro de la educación formal no nos muestran cómo gestionar nuestro dinero, y nuestros padres hacen lo que pueden con lo que saben.

Pero esto debe dejar de ser una excusa en algún momento en tu vida.

Entender cómo funcionan tus finanzas marca la diferencia entre tener más o menos dinero, más seguridad y mayor realización personal.

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify

Si todavía no te sientes muy feliz con tu situación financiera, déjame que te cuente cómo hacer un presupuesto personal porque puede ser un gran punto de partida.

Qué es un presupuesto personal

Antes de nada, empecemos por el principio.

Un presupuesto personal de ingresos y gastos consiste en organizar ingresos y gastos para cumplir un objetivo.

Consiste en destinar inteligentemente tus ingresos a diferentes partidas para cumplir unas metas definidas.

De aquí podemos decir que es importante tener un objetivo, porque si no, no sabrás qué elementos tocar para poner a jugar a tu favor tu economía.

Una vez ya sepas tus objetivos, ya podrás definir estrategias y tácticas a llevar a cabo para conseguirlos.

Para qué sirve un presupuesto personal 

Estos son los principales usos de un presupuesto personal:

  • Medir y controlar tus finanzas.

De este modo podrás identificar cómo evolucionan y saber dónde tienes problemas o áreas de mejora.

Nunca nos paramos a ver qué hacemos y a veces nos sorprendemos cómo hemos llegado a una situación o a otra. Simplemente tenemos que mirar atrás para ver las acciones que nos han llevado hasta hoy.

Si quieres cambiar tu situación comienza cambiando tus acciones.

  • Ser consciente de cómo fluye tu dinero.

Parece algo obvio, aunque no estoy seguro que mucha gente se haya parado a pensar cómo ingresa y cómo gasta su dinero y si eso tiene sentido en su vida.

Antes que nada, hay que saber cómo se quiere vivir, para desde aquí poder tomar las decisiones adecuadas que lleven a ello.

De nada sirve hacer muchas acciones si no hay un objetivo definido que te ayude a cumplir un fin concreto.

  • Conseguir tus objetivos financieros.

Cuando haces tu presupuesto personal, ves cómo fluye tu dinero, qué haces y qué no haces.

Quizás estés mejor económicamente de lo que crees, solo que no has sabido verlo.

Puede que te falte hacer algún ajuste para lograr tus objetivos financieros, pero no lo sabes hasta que no te pones a mirar más adentro.

  • Detectar hábitos que destruyen tus finanzas.

Los presupuestos personales analizan también tus gastos, y son estos los que te dicen, sin miramientos, cuáles son tus comportamientos de gasto y consumo.

Puede que no te des cuenta, o no quieras verlo, pero lo más seguro es que tus hábitos son los que no dejen florecer a tus finanzas.

Lo más importante no es que esos hábitos destruyan tu economía, sino que destruyan tus sueños.

  • Evita sorpresas.

Seguro que conoces a más de uno que se sorprende cuando le viene el pago del seguro del coche o de la casa.

Pues esa persona hacía un año que sabía que le iba a venir y, aun así, cuando llega le pilla por sorpresa.

Este tipo de actos no hacen más que perpetuar una mala situación económica y vivir siempre con problemas, reales o no, de dinero.

¿No es cansino estar así toda la vida?

Cómo hacer un presupuesto personal mensual

Te voy a mostrar una forma sencilla y práctica para que puedas hacer tu propio presupuesto personal mensual.

Son diversos pasos para ir uno por uno sin problema de forma sencilla y práctica:

1. ¿De qué dinero dispones?

Hacer un presupuesto personal consiste en dar una misión a cada euro que ganas, así que lo primero es saber del dinero del que dispones.

Por lo tanto, diferencia entre los diferentes tipos de ingresos.

Existen tres tipos:

  • Ingreso ganado: cuando cambias tiempo por dinero, un empleo.
  • Ingresos pasivos: aquellos ingresos que percibes sin tener que trabajar.
  • Ingresos de cartera: los ingresos que te proporcionan tu dinero.

Aquí, has de tener en cuenta algo importante.

En el caso de que seas autónomo o empresario, deberás fijarte un sueldo fijo y así separar tus finanzas personales de las profesionales.

De este modo podrás optimizar mucho mejor tus ingresos y no depender de qué pase cada mes.

2. Agrupa tus gastos por partidas

Hacemos tantos gastos al mes, o al día incluso, que sería imposible controlarlos todos a la vez.

Para facilitar la tarea, separa tus gastos por partidas, así solo tendrás que controlar unos cuantos «gastos».

No te olvides de tus gastos anuales o semestrales, ya que también deberás incluirlos. Lo que puedes hacer es dividirlos para ver cuál es el gasto mensual que te suponen.

Si quieres tener una guía para separar tus gastos por partidas, puedes descargar la plantilla en Excel que yo mismo uso para gestionar mis finanzas gratis.

3. Calcula tus gastos mínimos

Los gastos mínimos son los gastos necesarios para vivir.

Una vez hayas separado tus gastos por partidas, analiza qué gastos son necesarios y cuáles son superfluos.

Calcular estos gastos mínimos te van a dar una idea de cuál es tu situación real.

De que si en algún momento te surge un problema qué es lo que puedes mantener y qué desechar.

Una vez calcules tus gastos mínimos verás que se genera un excedente.

Por ejemplo, si, como la mayoría de personas, tus ingresos son iguales a tus gastos, es decir, ganas 1.000 y gastas 1.000, el resultado a fin de mes es cero.

Pero cuando calcules tus gastos mínimos quizás descubras que son 750 € y, por tanto, tienes un excedente de 250 € que gastas en cosas no necesarias.

4. Incluir partidas obligatorias

Con el excedente que generas tienes que repartirlo en partidas que te ayuden a seguir creciendo y a conseguir mayor seguridad y estabilidad financiera.

Si sigues gastando una y otra vez en lo mismo, el resultado a fin de mes siempre será cero y será muy difícil que cambies tus circunstancias.

Además, son partidas que si no las incluyes nunca las tendrás en cuenta, y es por eso que mucha gente no ahorra, porque lo deja para final de mes, y nunca hay dinero suficiente.

Estas partidas son las siguientes:

  1. Una para ahorrar y crear tu cuenta sagrada que te dé seguridad financiera.
  2. Formación. Tus finanzas crecerán tanto como lo hagas tú. Fórmate continuamente para aprender cosas nuevas que te lleven al siguiente nivel en tu vida.
  3. Donaciones. Es una forma de contribuir a que tu mente cambie la escasez por la abundancia, ya que al dar dinero el mensaje que entiende es que te sobra.

Por otro lado, incluye también una partida destinada al ocio.

Muchas veces nos sentimos mal por gastar en nosotros, en disfrutar, y eso es porque no tenemos un control. Así que asigna una cantidad y gástatela con alegría.

5. Reparte el resto en gastos superfluos

Los gastos superfluos son aquellos que no son necesarios.

En este caso, al incluir las anteriores partidas te queda menos dinero para incluir tus gastos superfluos.

Por tanto, tendrás que hacer algún sacrificio que otro.

Para hacerlo más liviano, pregúntate, gasto a gasto, ¿qué función cumple en tu vida?

Y una vez lo hayas hecho tan solo tienes que tomar una de estas tres decisiones:

  1. Eliminarlo: ya no te aporta nada, es algo que haces por hábito o sanción social.
  2. Sustituirlo: has encontrado formas más económicas de tener ese gasto.
  3. Mantenerlo: porque así lo quieres, es tu dinero, y quieres seguir con ese gasto.

La idea aquí es que seas consciente de cómo gastas tu dinero y qué es lo más importante en tu vida.

El propósito va lo primero

Ya has visto cómo crear un presupuesto personal mensual rápidamente y sin problemas.

Como ves, es muy sencillo; no obstante, requiere que sacrifiques ciertos aspectos en tu vida.

Por ello, lo primero de todo ha de ser el propósito.

Si no tienes un propósito que cumplir, te va a costar muchísimo trabajar en tus finanzas personales.

Las finanzas, el dinero, solo es una palanca para lograr aquello que te propongas en tu vida, por eso tienes que haberte propuesto algo antes.

Trabaja en tu desarrollo personal, ya que eso es lo que te va a marcar el camino para que desarrolles de forma adecuada tus finanzas personales.

Ejemplo de presupuesto personal mensual

Este es el caso de Ana, cajera de un supermercado que tiene unos ingresos de 1.000 € netos al mes.

En la primera columna Ana ha desglosado sus gastos y obtenido sus gastos mínimos por partida.

Partidas Gastos Gastos mínimos
Casa 450 400
Coche 250 200
Comida 150 100
Ocio 150 50
Total 1000 750

Como se puede observar, se genera un excedente de 250 €.

Lo primero que hace es incluir las partidas necesarias que no tenía:

  1. Ahorro – 10% – 100 €.
  2. Formación – 5% – 50 €.
  3. Donación – 5% – 50 €.

Esto hace que de los 250 € solo le queden 50 € para gastos superfluos, que ahora destina a sus hobbies sin remordimientos.

Haz ya tus presupuestos personales

Si no lo has hecho ya no sé a qué esperas.

Ya verás qué cambio en tus finanzas con el paso del tiempo.

Lo vuelvo a repetir, el tiempo va a pasar sí o sí y tú decides cómo quieres que pase.

Esto es lo más importante del artículo:

  • Decide dónde va cada euro que ganas de forma consciente, no lo dejes al azar o a tus hábitos.
  • Tus gastos agrupados abultan menos y los podrás manejar mucho mejor.
  • Incluir las partidas obligatorias es lo que va a dar un impulso a tus finanzas.
  • Sin propósito no podrás hacer nada, no harás nada.

Si tienes algún problema confeccionando tus presupuestos personales siempre podrás pedir una consultoría gratuita conmigo, ¿qué puedes perder?

P.D.: ¿Quieres saber cómo he montado esta web? Si es así entra aquí donde muestro mi caja de herramientas web.

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
1
Hola y bienvenido a mi casa digital, ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by