54. Las 5 mejores formas de usar tu flujo de caja personal como emprendedor

Lo más seguro es que no sepas qué es eso del flujo de caja personal, como le pasa a la mayoría.

Por eso hay estadísticas que indican que al 75 % de los españoles les cuesta a llegar a fin de mes, y esto tiene más repercusiones que las económicas.

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify

También afecta al ámbito personal y profesional, ya que retiene a las personas que buscan mejorar su situación laboral, que se quieren reinventar o convertirse en emprendedores.

Claro, ante la falta de seguridad financiera, más vale malo conocido que bueno por conocer.

Además, provoca el fracaso de muchos nuevos negocios, porque no da margen a los emprendedores a crecer, puesto que muchos abandonan para cubrir sus necesidades básicas con otro empleo.

Pero ahondando en el tema, el mayor agravante es que muchas personas desconocen por qué no llegan a fin de mes.

Esto se debe a la falta de educación financiera, de un sistema que indique cómo gestionar tu dinero de forma adecuada.

Desde este desconocimiento no se pueden llevar a cabo las estrategias adecuadas para avanzar en tu área financiera, que luego te impulsará como profesional al éxito.

Y una buena y efectiva manera de comenzar a trabajar esta área es a través del flujo de caja personal.

Analizando el flujo de caja personal podrás ver dónde están esos pequeños agujeros que hunden tu barco y podrás reajustarlo.

Además, con el análisis constante podrás ver la evolución de tus finanzas, lo que te permite crecer y planificar con tiempo cualquier imprevisto u objetivo.

¿Qué es el flujo de caja personal?

El flujo de caja personal muestra cómo se mueve tu dinero en tu bolsillo, es decir, cómo entra y cómo sale, cuánto entra y cuánto sale.

Y cuando te enfrentas a esta paradoja, tienes tres posibles resultados:

1- Déficit: donde tus gastos superan a tus ingresos.

En este punto no llegas a fin de mes, lo que provoca que tires de ahorros, por lo que cada vez tienes menos, y cuando ya no quedan, se pidan créditos al consumo.

No hay más que decir que esto se convierte en una espiral, porque el crédito aumenta tus costes y cada vez se hace más difícil salir del hoyo.

2- Superávit: tus ingresos superan tus gastos

Esta es la situación deseada, porque se genera un flujo de caja positivo que te permite ahorrar, invertir, amortizar deuda, … lo que quieras.

Necesitas estar en este punto si quieres que tus finanzas avancen.

3- Equilibrio: tus ingresos y tus gastos son iguales

Puede parecer una situación ideal, pero si estás en este punto estás más cerca del déficit con total seguridad.

Date cuenta que esta es la opción que más ocurre porque influye la psicología humana con la Ley de Parkinson.

Esta ley nos dice que siempre tendemos a igualar los gastos a los ingresos.

¿Cómo hacer un flujo de caja personal en Excel?

Antes de pasar a lo tecnológico, decirte que hacerlo es muy sencillo y solo necesitas papel y boli.

Esto es lo que tienes que hacer para calcular tu flujo de caja personal, lo más básico:

  1. Calcula tus ingresos
  2. Calcula tus gastos
  3. Calcula la diferencia

Muy sencillo, si ganas 1.500 € y tienes unos gastos de 1467,85 €, entonces el resultado es de un superávit de 32,15 €.

Entiendo que hacer esto a mano es un rollo, sobre todo, porque no sabes dónde dejas los papeles, ni si has apuntado algo o no…

Por eso te recomiendo que lo hagas en un Excel, porque te permite llevar un mejor control, mucho más claro, y también seguimiento.

Lo importante no es tu situación actual, que es la que es, sino la tendencia, cómo mejora.

Así que puedes hacer esos pasos en un Excel, o algo mejor.

Descárgate mi plantilla, donde tienes un apartado para hacerlo.

Aquí solo tienes que poner tus ingresos y tus gastos agrupados por partidas.

La plantilla te arroja el resultado.

Lo bueno es que puedes crear tantas hojas de Excel como quieras y así hacerlo cada mes para que veas cómo evoluciona y que puedas tomar mejores decisiones.

Todo se basa en decidir qué quieres hacer y hacerlo, pasar a la acción.

¿Cómo aumentar tu flujo de caja personal?

La verdad es que esto no tiene mucho misterio, es sencillo, ya lo verás.

El mayor problema reside en la parte personal, en nosotros mismos, porque saber lo que tienes que hacer y hacer lo que sabes que tienes que hacer no es lo mismo.

Siempre tenemos bloqueos, hábitos, creencias que no nos dejan avanzar.

Para mejorar el resultado puedes atacar por dos flancos: ingresos o gastos.

Aunque yo te recomiendo que vayas a ambos.

Haz tus gastos conscientes

La idea es que reduzcas tus gastos, no para vivir en la miseria, sino para adecuarlos a tu estilo de vida ideal.

Ten en cuenta que muchos de tus gastos son impulsivos por hábitos y comportamientos aprendidos, o bien porque el cerebro tiene alguna necesidad de placer.

Puede que estés haciendo cosas que no te aportan nada, pero que arruinan tu economía.

Es esencial que hagas un análisis de tus gastos, que es algo necesario para calcular tu flujo de caja personal.

Cuando hagas el análisis deberás determinar cuántos son tus gastos mínimos, esos gastos que necesitas sí o sí para vivir.

Al calcular tus gastos mínimos vas a poder ajustarte en cualquier momento sin mayor problema.

Una vez que tengas esto, el restante de gastos son los gastos superfluos.

Estos son gastos que puedes eliminar y que no van a afectarte a nivel de supervivencia.

Como te decía, muchos de estos gastos superfluos no los haces tú de forma consciente, así que deberás evaluar qué aportan realmente en tu vida.

Estoy seguro que te darás cuenta de que muchos de esos gastos no te sirven de nada, solo para ponerte más difícil llegar a fin de mes.

Cuando hayas reajustado tus gastos, habrás generado ahí un buen remanente, que espero que te permita tener superávit.

Pero claro, la estrategia de gastos, aunque es necesaria, es insuficiente porque es limitada, ya que llega un momento en el que no puedes reducirlos más.

Por eso pasamos a la siguiente.

Aumenta tus ingresos

Si trabajas por cuenta ajena, lo más sencillo es que aumentes tu sueldo.

  • Trabaja horas extra.
  • Pide un aumento de sueldo, pero para ello deberás dar más valor primero.
  • Proponte ascender.
  • Cambia de empresa.

En el caso de que en tu empresa ya estés capado, prueba generar un ingreso extra en tu tiempo libre.

Es decir, haz el mismo trabajo que haces en tu empresa, pero por tu cuenta. Es como crear un pequeño negocio de lo mismo.

Si, por otro lado, eres emprendedor y tienes un negocio personal, puedes hacer esto:

  • Aumenta tus ingresos por cliente dando más valor, lo que te permitirá subir las tarifas.
  • Pasa del 1to1 al 1tomany: esto puedes hacerlo con cursos, conferencias, masterminds, servicios grupales. La idea es no gastar todo tu tiempo con una sola persona y escalar los ingresos.
  • Crea fuentes de ingresos pasivos que liberen tu tiempo como libros, trabajar la afiliación con una lista, cursos online, …

Al final, lo que debes hacer es salir de tu zona de confort.

Quedarte ahí no te va a aportar nada, haz cosas diferentes para lograr resultados diferentes.

5 formas de usar tu flujo de caja personal

Una vez ya has trabajado en tus gastos e ingresos, habrás generado un superávit, y ahora, ¿qué vas a hacer con ello?

La idea es usarlo para lograr tus objetivos personales y profesionales, por eso te dejo las cinco mejores cosas que puedes hacer como emprendedor, presente o futuro.

1- Crea una cuenta sagrada

Es una cuenta de ahorros que te va a permitir tener seguridad y estabilidad en tus finanzas personales.

De este modo vas a cubrir tus necesidades más básicas durante un tiempo y eso te va a permitir centrarte en hacer crecer tu negocio, en vez de en cómo llegas a fin de mes.

Simplemente imagina que tienes tus necesidades cubiertas durante un año, ¿qué impacto tendría en tu vida y tu negocio personal?

2- Crea un colchón de emergencia de tu negocio

Tu negocio personal necesita dinero, por poco que sea, así que cúbrelo también, dale continuidad, haz que se sostenga a sí mismo.

Cuando se empieza, siempre hay dificultades y altibajos a los que te tendrás que enfrentar.

Como ya sabes que esto va a suceder, ve un paso por delante.

3- Invierte en ti

Tu negocio y tú sois uno.

El crecimiento de tu empresa depende de tu crecimiento, por eso has de invertir en formación y en mentores que te ayuden a crecer y a conseguir nuevas cotas.

4- Paga todas tus deudas

Las deudas son las principales causantes de estrés financiero.

Esto lo sabes porque son pagos que te mantienen preocupado, que no te dejan dormir por la noche y, al final, eso te afecta en todos los niveles.

También incluso en las relaciones de pareja y familiares.

Al vivir sin deudas reduces, por mucho, tu estrés financiero. Esto te permite dormir mejor y te quita todos los problemas aparejados.

Además, reduces tus gastos mínimos, por lo que tu excedente aún es mayor lo que te permite invertir más en ti y en tu seguridad financiera.

5- Arriesga parte de tu dinero con calma

Deberías usar parte de tu excedente para probar cosas nuevas y desconocidas que lleven tu negocio personal a otro nivel, es decir, a salir de tu zona de confort emprendedora.

Obviamente, cuando tienes necesidades que cubrir esto ni te lo planteas, porque no te vas a deshacer de un dinero que necesitas y no sabes si sacarás rendimiento.

Pero cuando tienes todo cubierto, puedes destinar una parte a probar nuevas cosas.

Sé consciente de tu flujo de caja personal

No es tan importante cuánto ganas, sino cuánto retienes como has podido ver y espero que comprobar.

Tener superávit puede hacer que logres más cosas, y cuanto mayor sea, mejor.

Pero lo importante es que al analizar tu situación vas a ser más consciente sobre cómo entra y cómo sale el dinero de tu economía, qué hábitos y comportamientos te están arruinando.

Es cierto que a la hora de emprender puedes quemar las naves, pero eso, precisamente, es lo que frena a muchos nuevos emprendedores.

Porque las finanzas personales no solo son personales, puesto que embarcan a mucha más gente, empezando por tu familia.

Aquí te dejo los puntos más relevantes del post:

  • El flujo de caja personal es un indicador de que estás haciendo las cosas bien o mal en tus finanzas personales.
  • Puedes aumentar tu flujo reduciendo tus gastos y aumentando tus ingresos.
  • El uso que le des a ese excedente va a marcar tu futuro financiero. Todo se basa en tus decisiones.

Si te parece bien, me gustaría conocer tu resultado en los comentarios. ¿Cuál es el resultado de tu flujo de caja personal: superávit, déficit o equilibrio? Gracias 🙂

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies