44. ¿Realmente hay una fórmula para eliminar tus gastos superfluos? ¡Rotundamente sí!

Si te cuesta llegar a fin de mes y no sabes por qué es, te lo digo yo, por tus gastos superfluos.

Puede que no te haya resuelto nada, pero es común encontrarse con personas que no entienden cómo no mejoran sus finanzas.

Y no es un tema de dinero o de ingresos, sino de gestión.

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify

Puesto que la mayoría de personas tenemos unos ingresos y un estilo de vida nada desdeñable.

No nos faltan dispositivos, ni techo para dormir, ni dinero para ocio, ni nada de nada. 

Aun así, sentimos que no vivimos la vida que queremos.

Quizás puedas pensar que hay una fuerza que trabaja en tu contra.

Que los planetas se alinean para destruir tus finanzas y tus sueños.

Pero no es así.

Si el dinero se te escapa por un agujero negro situado en tus manos, es porque necesitas incrementar tu educación financiera.

Es decir, la manera en la que manejas y gestionas tu dinero.

Y por ello, en este post te cuento qué son los gastos superfluos y cómo impactan en tu vida, además de darte consejos para que los identifiques y hagas algo con ellos.

¿Qué son los gastos superfluos?

La definición de gastos superfluos es que son aquellos gastos que no necesitas para vivir.

A veces se asocian a gastos de lujo, pero no necesariamente tiene por qué ser así.

Por ejemplo, tú puedes necesitar una casa para ti y tu familia, pero decides comprar un chalet con piscina y jardín, y caseta en el árbol.

Obviamente, dentro de esa decisión de compra se cubre una necesidad, pero hay una parte que es extraordinaria.

Normalmente, este tipo de gastos están bastante influidos por el entorno en el que nos movemos.

Es común que en algunos entornos laborales se «valore» la imagen y ello te impulse a comprar ropa de ciertas marcas cuyo precio es elevado.

Lo mismo ocurre con tu círculo cercano.

Si valoran tener buenos coches, tú no vas a ser menos, ¿verdad?

Al final, somos seres de conexión que queremos pertenecer a un grupo, y hacemos lo que haga falta para estar dentro.

Aunque eso implique fastidiar nuestra propia economía.

Eso sí, en muchas ocasiones lo hacemos de manera inconsciente.

¿Cómo se calculan los gastos superfluos?

Y una vez que ya sabes qué son, lo mejor es calcularlos para tomar consciencia y enfrentarnos a ellos cara a cara.

Suele pasar que nos cuesta mirar a nuestra economía, porque nos dice cosas desagradables de nosotros.

Pero solo mirando tu estado financiero desde un punto de vista objetivo vas a cambiar y mejorar tu situación financiera.

Así que, coge papel y boli que vamos a hacer algunos cálculos.

Eso sí, sigue los pasos sin entrar mucho en profundidad, no te bloquees, y luego ya te dará tiempo y ganas de mirar más adentro.

Paso 1 Calcula tus gastos totales

Este paso, aunque parezca difícil, en la mayoría de ocasiones es muy sencillo.

A priori es difícil porque tenemos tantos gastos que para calcularlos todos sería una odisea.

En cambio, suele ocurrir que la mayoría de familias no lleguen, o les cueste llegar, a fin de mes.

Esto indica que los ingresos son iguales a los gastos, así que ya tienes el cálculo de tus gastos si conoces tus ingresos.

Y las fuentes de ingresos suelen ser pocas; normalmente tan solo el sueldo.

Sea de la forma que fuese, calcula cuáles son tus gastos mensuales.

Paso 2 Calcula tus gastos mínimos

Para este paso sería mejor que antes dividieses tus gastos en partidas para hacer más sencillo el análisis.

Algunas partidas esenciales son:

  • Vivienda: engloba gastos de hipoteca o alquiler, de suministros y de seguros e impuestos.
  • Transporte: que son la suma de tus préstamos, combustible, transporte público seguros e impuestos.
  • Comida.
  • Ocio.

Una vez tengas tus gastos divididos por partidas, tienes que calcular tus gastos mínimos dentro de cada una de ellas.

Tus gastos mínimos son los gastos necesarios para vivir.

Esos que no puedes eliminar a día de hoy por nada del mundo.

Por ejemplo, no puedes dejar de pagar tu hipoteca, sino quieres perder tu casa.

Por otro lado, dentro del apartado de comida, tendrás gastos que son necesarios y otros que son caprichos, así que aquí sí que puedes diferenciarlos.

Saber cuáles son tus gastos mínimos te va a indicar el nivel de gastos mínimos que necesitas para vivir hoy (porque siempre puedes cambiar tu situación).

Además, te permite conocer cuáles son tus gastos superfluos.

Paso 3 Descubre tus gastos superfluos

Son la diferencia entre tus gastos totales y tus gastos mínimos.

Como ves, son muy fáciles de calcular.

Si llevas el análisis por partidas, te va a permitir ajustar mucho más.

También será mucho más sencillo controlar todo.

¿Para qué quieres esos gastos superfluos?

Estos gastos superfluos no son necesarios para desarrollar tu vida, sino que son añadidos.

Y muchos de ellos no vienen de dentro de nosotros, sino que se hacen por presión social.

Otros vienen de impulsos, ya que nuestra mente es impulsiva y se deja llevar por la emoción que produce gastar.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos gastos afectan a tu situación financiera.

Es más, puede que sean los responsables de alguna noche que te quedas sin dormir pensando en este o el otro pago.

No cumplen una misión clara en tu vida, y muchos de ellos solo satisfacen tu ego.

Por ello es imprescindible tener un propósito superior en la vida antes de saber qué papel cumplen estos gastos superfluos en tu vida.

Ya que puede que al vivir en piloto automático no te hayas preguntado antes para qué los querías.

Las finanzas y tus hábitos de gasto van más allá que pasar la tarjeta y consumir alegremente.

Tienen un impacto directo en tu vida y en la de aquellos que te rodean.

Por ello es importante que sepas bien cómo deseas que sea tu vida ideal.

Porque te va a permitir tomar mejores decisiones de gasto y va a afectar directamente a tu cuenta de resultados.

Puede marque la diferencia entre rogar porque te toque la lotería o vivir con seguridad y libertad financiera.

De ti depende saber para qué quieres tus gastos superfluos.

Yo te voy a guiar para que sepas qué hacer con ellos.

¿Qué vas a hacer con tus gastos superfluos?

Una vez has identificado tus gastos superfluos tienes que hacer un examen de conciencia con cada uno de ellos.

Pregúntate y anota, qué función cumplen en tu vida.

Seguro que te das cuenta de que algunos lo haces como un hábito y que no te aportan nada, aunque se lleven un buen pellizco a fin de mes.

Una vez sepas la función que cumplen tienes que decidir qué hacer con ellos:

  1. Eliminarlos: son irrelevantes y solo contribuyen a hacer un agujero en tus finanzas.
  2. Sustituirlos: puede que sustituyas esos gastos por otros más baratos. Por ejemplo, compartir transporte para ir a trabajar. O dejar de comprar alimentos que no son sanos por otros superalimentos.
  3. Mantenerlos: puedes que decidas seguir con esos gastos.

La idea no es que vivas con tus mínimas posibilidades y una vida mísera, sino que seas consciente de los gastos que tienes.

Que sepas identificar cuáles son tus gastos mínimos y superfluos.

Y, sobretodo, que decidas qué hacer con ellos.

Alinear tus gastos a tu estilo de vida ideal, puesto que los gastos no son más que hábitos y comportamientos.

Las acciones que hiciste en el pasado son las que te han llevado hasta hoy, tanto a nivel personal como financiero.

Por tanto, lo que hagas hoy determinará tu futuro.

Puede ser un ejercicio bonito simplemente vivir con tus gastos mínimos y eliminar todos los superfluos.

Estoy seguro que esto te enseñaría muchas cosas sobre ti.

Daniel Grifol es un ejemplo.

En su post «5 gastos superfluos que puedes eliminar» muestra cómo para alcanzar el minimalismo económico eliminó estos 5 gastos superfluos:

  1. Dejar de pagar la cuota del gimnasio: para algunos sería sagrado, pero siempre se pueden encontrar alternativas como hacer deporte al aire libre o en casa.
  2. Ajustar el consumo en telefonía: nos volvemos locos con lo ilimitado, cuando es mucho más sensato analizar tus gastos y ajustarlos. ¿Para qué pagar de más?
  3. No pagar a crédito: así evitas vivir por encima de tus posibilidades, pagar intereses y, como consecuencia, tienes más dinero a fin de mes.
  4. Evitar la comida basura: parece barata, porque por un euro te comes una hamburguesa, pero sale cara al bolsillo y a tu salud. Prueba a comprar comida saludable en mercados locales.
  5. No a las suscripciones de revistas y canales de televisión: yo conozco a gente que tiene más de un canal de pago. ¿Acaso tienen tiempo físico para disfrutarlos? ¿Estar pegado a una pantalla te ayuda a conseguir tu vida ideal? 

Estos son ideas por las que puedes comenzar, pero para mejorar tus finanzas tan solo tienes que querer y ser creativo.

Haz tus gastos conscientes

Saber y conocer cómo gastas da sentido a tu vida.

El flujo de tu dinero en tu economía, cómo sale y cómo entra, te da muchas pistas sobre qué estás haciendo bien o qué estás haciendo mal.

El bien y el mal no existen, sino que dependerá de cómo quieras vivir, y de si está alineado con ello.

Si tomas conciencia no te van a sorprender tus resultados económicos, porque tienes identificada la causa.

La idea que te he querido transmitir es que hagas unos gastos con conciencia.

Para que puedas eliminar hábitos y patrones que hunden tu economía y repercuten en tu vida y la de los que te rodean.

Estos son los principales puntos del artículo:

  • Los gastos superfluos son aquellos que no necesitas para vivir y que puedes eliminar sin problemas.
  • Tus gastos tienen que estar alineados con un propósito para que tengan sentido en tu vida.
  • Solo tú puedes decidir qué hacer con ellos: eliminarlos, sustituirlos y mantenerlos.
  • Los gastos conscientes van a ayudarte a progresar en tus finanzas.

Ahora déjame en los comentarios, ¿qué porcentaje de tus gastos son gastos superfluos?

P.D.: ¿Quieres saber cómo he montado esta web? Si es así entra aquí donde muestro mi caja de herramientas web.

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
1
Hola y bienvenido a mi casa digital, ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by