56. 13 malos hábitos personales que afectan a tus finanzas

Si tu situación financiera es mala, puede que se deba a malos hábitos personales.

Siempre soñamos con tener una mejor situación financiera, pero rara vez se pone el foco en la causa, ya que en todos los aspectos se cumple la ley de causa y efecto.

Esta ley indica que todo lo que tenemos se debe a algo, en este caso a decisiones pasadas, bien sean conscientes o inconscientes.

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify

Lo que no somos capaces de ver, es que cómo actuamos en nuestro día a día afecta a nuestro bolsillo, tendemos a separar nuestra situación financiera y dejar que el azar sea quien la marque.

Pero dentro de las finanzas personales hay dos componentes, y uno de ellos es el personal, que no hay que menospreciar.

Todo en nuestras vidas está interconectado y los resultados de un área impactan en las demás.

Así que te cuento en este post 13 malos hábitos personales que pueden estar desestabilizando tus finanzas para que los tengas en cuenta y los identifiques.

¿Existen malos hábitos personales?

Primero hay que entender qué son los hábitos.

Los hábitos son acciones repetidas en el tiempo que se han quedado con nosotros, entonces, ante una situación concreta, respondemos siempre de la misma manera.

Los definimos como buenos o malos dependiendo del resultado que tengan en tu vida y si es ese resultado el que quieres tener.

Un hábito bueno puede ser el de madrugar, pero hay personas que prefieren trasnochar porque en ese momento son más productivos.

Aun así, suelen haber ciertos hábitos que no arrojan resultados favorables para nadie.

Lo importante aquí es entender que los malos hábitos personales afectan a tu situación financiera y son determinantes en tu vida.

Lista de malos hábitos personales

Voy a dejarte con 13 malos hábitos personales para empezar a abrir boca.

Seguramente tú puedas identificar alguno más.

Falta de confianza

En la vida hay que tener fe, y no hablo de la fe religiosa, sino de creer en ti mismo.

Lo que ocurre cuando no tienes confianza en ti es que no haces nada, no empiezas ni lo intentas, y esa no es la solución.

Para cambiar tu situación financiera necesitas hacer cosas, pasar a la acción, y la chispa está en creer en ti.

Puedes comenzar a aumentar tu inteligencia financiera, lo que te proporciona más conocimiento y que te enfrentes a tus problemas con otra perspectiva.

Así que fórmate en educación financiera y comienza a hacer las matemáticas, las cuentas.

Verás cómo es más asequible de lo que te creías y eso te va a dar un impulso para seguir intentándolo, más confianza en ti.

Falta de conocimiento

La falta de conocimiento financiero te lleva a que tomes decisiones equivocadas, a que te conviertas en un apostador cuando inviertes.

Eso provoca que los resultados no sean satisfactorios, entonces abandonas y te rindes a la suerte.

El problema no es ese, sino la falta de formación, de conocimiento.

Para empezar, debes aprender a gestionar tu dinero, tus gastos, tus ingresos, tus deudas, … es decir, todo.

Conforme vayas aumentando tus conocimientos, ya podrás pensar en pasar a la siguiente fase donde comienzas a invertir.

En este momento serás más un inversor consciente, sabiendo lo que haces y para qué lo haces, habrás dejado de apostar para comenzar a invertir.

El conocimiento es la base de todo, si te falta, ese debe ser tu objetivo, más allá de otros objetivos financieros.

Titulitis

Existe la creencia que sin títulos no vas a ningún lado.

Podríamos entrar en un debate de si se necesitan o no, yo tengo muchos y no creo que se necesiten tantos.

El problema es cuando te crees que necesitas siempre más y más y por eso no haces nada, porque necesitas más.

Realmente, piénsalo bien, no necesitas nada más ni que nadie te dé permiso por un título para hacer algo, sino que debes darte tú mismo el permiso para conseguirlo.

Yo entiendo que la formación debe ser constante, pero de ahí a formarte para solo conseguir títulos porque crees que te abren una puerta u otra…

Si fuese cierto todos los graduados tendrían trabajo nada más terminar la carrera, pero eso no es así.

No es tanto los títulos que tengas, sino qué vas a hacer con ellos.

Que no te detenga tener más o menos títulos, pasa a la acción.

No comenzar

Las ideas son perfectas, vivir en el mundo de las ideas es confortante y la ilusión se mantiene intacta, pero las ideas no son solo más que eso.

No me extraña que poca gente baje las ideas al mundo real, porque ahí se comprueba la realidad de estas ideas, y pierden esa magia.

Pero si quieres conseguir cosas diferentes en tu vida es momento de dejar de soñar tanto y comenzar a hacer más.

Tu objetivo es ser un doer en vez de un thinker.

Sal de tu mundo ideario y hazlo realidad.

Creer que eres especial

Hay que ser humilde y entender que la naturaleza humana tiene un sesgo cognitivo que nos hace sentir que somos mejores que el resto, aunque sea en algo.

Es por esto que siempre tendemos a juzgar a los demás, y el que diga que no miente.

Pero la realidad es que no somos tan diferentes unos de otros, somos iguales y todos tenemos los mismos sueños, aunque vengan con un disfraz diferente.

Como otro hijo de vecino tienes que currarte las cosas, porque nadie va a venir a tu puerta a darte esa gran oportunidad que esperas.

El que espera, desespera.

Tener ansiedad

La ansiedad puede parecer incontrolable, y cuando la sufres lo es, te lo digo por experiencia, pero hay que entender que la generamos nosotros mismos.

Cuando lo ves desde esta perspectiva tienes poder, porque igual que la has generado la puedes eliminar, tú tienes el poder para hacer ambas cosas.

La ansiedad se genera cuando no se cumplen tus expectativas.

La buena noticia es que hay herramientas para controlar la ansiedad y reducirla o eliminarla.

Si vives con ansiedad vives condicionado a un estado inconsciente que gobierna tu vida, y si quieres mejorar tus finanzas, debes tomar el control.

La inseguridad

Es normal que estemos inseguros, la vida es inseguridad pura.

Pero debes aprender a vivir con ello, puesto que por mucha seguridad que quieras, nunca la vas a encontrar.

Bueno sí, la seguridad es intrínseco, es decir, está dentro de ti, así que seguridad es creer que puedes solventar cualquier situación inesperada que se te presente.

Ten en cuenta que cualquier cosa que te puedan dar o quitar nunca te va a dar seguridad total, ni siquiera una gran suma de dinero en tu cuenta.

Hazte esta pregunta, ¿qué es lo peor que te puede ocurrir?

Falta de foco

Una de las principales causas de por qué la mayoría de las personas no se ocupan de su situación financiera es por esta falta de foco, es decir, como no hay un propósito claro, para qué voy a ocuparme del dinero.

Piénsalo, si no sabes qué quieres realmente, vas a hacer una cosa tras otra sin sentido, puede que hagas mucho y no llegues a ningún lado, y sea por esta falta de foco.

Por tanto, lo primero consiste en que identifiques qué quieres conseguir, es decir, que pongas el foco en tu vida.

El resto ya viene después.

De todo esto te hablo en mi libro Libertad Personal y Financiera, un aspecto esencial dentro de las finanzas personales.

Indisciplina

La motivación la encontramos en cualquier lado, cualquier cosa por muy pequeña que sea te puede motivar.

Lo difícil es la constancia, tener fuerza de voluntad para llevar esa motivación en tu día a día y que no haga que abandones a la primera de cambio.

Esto se puede observar fácilmente en los gimnasios, donde mucha gente paga la cuota anual para ir dos semanas.

Así que ten claros tus objetivos, márcate una rutina y planifica tu tiempo para hacer duradera tu motivación con disciplina.

La pereza

Ya sé que en la zona de confort se está muy cómodo, ¿por qué ibas a hacer algo que te saque de ese estado?

Lo cierto es que ahí no ocurre nada, sino que todo lo bueno que te puede pasar está fuera de tu zona de confort.

Y para salir de ahí tu peor enemigo es la pereza, además de que es un pecado capital (por si eres religioso).

Busca tu propósito que te impulse a pasar a la acción, a levantarte del sofá y salir de tu zona de confort.

Miedo al rechazo

Yo creo que este es uno de los mayores miedos que tiene el ser humano.

Todos opinamos de todo, hasta incluso tú, pero al final la única persona que vive tu vida eres tú, quien se enfrenta a tus dificultades, tú.

Un ejemplo claro es en el emprendimiento.

Cuando hablas con alguien, sobre todo tu entorno, te dicen que no lo hagas, que es peligroso, que eso no tiene futuro, pero realmente están hablando sus propios miedos, son mensajes que se lanzan a ellos mismos.

Pero eres tú quien tienes que ir luego a trabajar a un sitio que no te realiza todos los días, quien carga con la conciencia de que podrías hacer algo más y no lo estás haciendo.

Así que olvídate de los demás y comienza a vivir tu propia vida.

Creer que ser introvertido es un problema

Todos tenemos nuestra propia personalidad que es única y hay personas más introvertidas que otras.

Eso no pasa nada.

Pero en el mundo en general y en el de los negocios en particular, siempre se valora más a las personas extrovertidas y se trata un poco raro a los introvertidos.

Ser introvertido también tiene sus ventajas y eso hay que saberlo y darle el valor que tiene.

Solo será un lastre mientras te creas que lo es.

Haz las cosas a tu manera, a tu forma, que se adapte a tu personalidad, pero aquí lo importante es hacer las cosas.

Descuidarte

El éxito en tu vida depende de ti, al igual que en tus finanzas, por eso son tuyas.

Da igual lo que pasara en el pasado, la herencia que te hayan dejado tus padres, o la educación que has cursado, tu situación económica actual y futura solo depende de ti.

El alcohol, el tabaco, el café o la comida basura añaden toxinas que bajan tu rendimiento y favorecen la pereza.

Cuida tu cuerpo y tu mente al máximo.

Intenta llevar un estilo de vida lo más saludable posible.

¿Cuántos malos hábitos personales tienes?

Espero haberte arrojado un poco de luz en este aspecto.

Es primordial que entiendas la ley de causa y efecto, que todo lo que tienes hoy es por las decisiones del pasado, conscientes o inconscientes.

Y todas las áreas de tu vida, que solo es una, están interrelacionadas.

Por ello debes dar la importancia que se merece al desarrollo personal dentro de tu vida, ya que te va a dar una perspectiva diferente a tu realidad actual.

Estos son los puntos clave:

  • Confiar en ti y tener un propósito claro es el inicio.
  • Cuando ya tienes motivación, necesitas fuerza de voluntad diaria y constante para promover el cambio real.
  • Cuidar de tu cuerpo y tu mente es imprescindible.

Me gustaría que me respondieses en los comentarios a la siguiente pregunta, ¿por dónde vas a comenzar a cambiar tus malos hábitos personales?

2 comentarios en “56. 13 malos hábitos personales que afectan a tus finanzas”

  1. Hola Adri Nerja
    Respondiendo tu pregunta:
    ¿Por dónde vas a comenzar a cambiar tus malos hábitos personales?
    Tengo que empezar a cuidar aun mas del cuerpo y de la mente, diría que ese es el comienzo para poder establecer metas claras, precisas y concisas, y orientar el esfuerzo requerido en favor del cumplimiento de dichas metas.
    Hay que ir corrigiendo progresivamente los hábitos personales, con el objetivo de optimizar el esfuerzo requerido para cumplir una determinada meta, corrigiendo los anteriores hábitos mencionados podremos adquirir hábitos financieros que fortalezcan el cumplimiento de las metas económicas y/o materiales trazadas.

    Saludos desde Arauca (Arauca) – Colombia

    Responder
    • Gracias Carlos por compartir tus metas.

      Sin duda, el cuidado del cuerpo y la mente es lo que nos abre nuevas posibilidades, porque desde un estado emocional distinto las decisiones que se toman también lo son.
      Una cosa arrastra a la otra.

      Un abrazo 🙂

      Responder

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies