14. ¿Qué es una deuda?

Saber qué es una deuda es algo importante ya que contraer deudas es algo común en nuestra sociedad, pero no siempre entendemos su significado intrínseco.

Las hipotecas, préstamos para vehículos y tarjetas de crédito para comprar muebles o electrodomésticos forma parte de nuestras vidas.

Las deudas nos permiten adquirir bienes o experiencias, en el caso de que sea para viajar, pero a cambio adquirimos también una responsabilidad.

Tenemos que pagar durante cierto tiempo una cantidad de dinero a la persona o entidad que nos prestó ese dinero.

En caso de que no lo hagamos, hay consecuencias que pueden afectar mucho más a tu economía personal.

En finanzas personales, las deudas conforman el pasivo, que forma parte del balance.

Son la contraparte de los activos.

Veamos qué es una deuda y qué las caracteriza con más detalle.

¿Qué significa deuda?

Una deuda es una obligación que tiene la persona contrayente, el deudor, de pagar a quien le ha prestado algo, el acreedor, normalmente dinero.

Los gobiernos y las empresas usan la deuda para crecer, como palanca para realizar inversiones que de otro modo no podrían.

Las personas físicas usan la deuda para adquirir bienes o servicios, normalmente, caprichos, que no pueden hacer frente con su patrimonio.

Tengo que hacer un inciso, ya que hay muchos gobiernos y empresas que no usan la deuda en ese sentido.

También hay personas que usan la deuda para crecer y ganar mayor libertad financiera.

Solo he representado una generalización de los ejemplos que se pueden encontrar.

Características de las deudas

Las deudas están formadas por tres parámetros:

  • El capital, o la cantidad a pagar.
  • El vencimiento, o fecha en la que se termina la obligación.
  • El  tipo de interés, que es el coste de adquirir la deuda.

Para que lo entiendas con un ejemplo más claro, si compras una lavadora con una tarjeta de crédito, el capital sería el precio de la lavadora.

Imagina que te permiten pagarlo en 3 años, pues el vencimiento sería de 36 meses o tres años.

El tipo de interés es el porcentaje anual que cobra el establecimiento por dejarte pagar por meses.

Lo mismo pasa con una hipoteca, donde el acreedor es el banco que te presta el dinero y el tipo de interés suele estar compuesto del Euribor más un porcentaje de comisión.

Si el vencimiento de los préstamos es largo o si el tipo de interés es elevado, el coste total de la deuda, es decir, la suma de los intereses, podría superar el capital.

Con esto quiero decir, que hay ocasiones en las que acabas pagando el doble o más de lo que te costó el bien que adquiriste.

Tipos de deuda

Las deudas son un elemento neutro y son un reflejo del comportamiento y los hábitos que tenemos.

Desde el punto de vista de las finanzas personales, las deudas pueden ser buenas o malas, y de ello va a depender si esas deudas las paga uno mismo o las pagan otros.

Si analizas tu balance, verás que tienes un listado de activos y que muchos de esos activos contraen una deuda.

Esas deudas de los activos son las que forman tu pasivo.

Aquí hablamos de deuda buena o mala dependiendo de quién pague el coste de esa deuda y es donde empiezan a cobrar sentido los caprichos.

Con ejemplo se van a entender mejor.

Una vivienda hipotecada que tienes en posesión.

Si es la vivienda donde tú vives, los intereses los pagas tú, por tanto, es deuda mala y no podrías contar esa vivienda de forma estricta como activo, puesto que saca dinero de tu bolsillo mes a mes.

En cambio, si esa vivienda la tuvieses en alquiler, tus inquilinos pagarían tu deuda, por tanto, sería deuda buena, porque esa deuda está generando beneficios para ti mes a mes, en el caso de que el alquiler supere los gastos.

Estas sutilezas son importantes conocerlas para ir cambiando el lenguaje y la manera de entender los casos.

Al igual que las empresas que usan la deuda para adquirir activos que les reportan un flujo de caja positivo y un beneficio, las personas ricas hacen lo mismo.

Lo que hacen es endeudarse, pero con deuda buena, es decir, con deuda que pagan otros, para crear activos y obtener un beneficio.

Esto se puede hacer extensible a inversiones inmobiliarias como hemos visto, pero también a otro tipo de negocios e inversiones.

A la hora de completar tus estados financieros personales verás más claro que la mayoría de tus activos tienen su contraparte en forma de deuda en los pasivos.

Esto es importante para calcular tu patrimonio neto, que veremos en el siguiente episodio.

Cómo afecta la deuda a la cuenta de pérdidas y ganancias

Al igual que los activos, las deudas, que son los pasivos, también tienen un impacto en tu día a día.

El resultado de tu balance va a afectar al resultado de tu cuenta de pérdidas y ganancias, tu flujo de caja mensual, o los ahorros que te sobran a final de mes.

Cualquier deuda conlleva un gasto, que está compuesto por el capital más los intereses, es decir, que al pagar una hipoteca, por ejemplo, amortizas parte del capital que pediste prestado y pagas unos intereses por ello.

Esto hace que si mantienes fijos tus ingresos y vas adquiriendo deuda, lo que te queda a final de mes cada vez es menos dinero.

Si te quieres reinventar, o conseguir independencia o libertad financiera, es un mal indicador.

Por otro lado, también va a influir en tu estilo de vida, puesto que al adquirir una deuda también adquieres una obligación durante un tiempo.

Es decir, que vas a tener que pagar cierta cantidad cada mes durante un periodo de tiempo, en ocasiones, muy elevado.

Eso provoca que tengas un menor margen de maniobra y que tus decisiones estén condicionadas a los pagos que tienes que hacer frente al mes que viene.

Conclusiones

Las deudas, como persona, te ayudan a vivir por encima de tus posibilidades ya que te permiten adquirir bienes a los que no puedes hacer frente con tu dinero presente.

En cambio, también conllevan una obligación a la que tienes que hacer frente a su vencimiento.

Las deudas son la gran trampa en la que caen las personas de clase media, ya que sus ingresos les permiten adquirirla y tener mejores caprichos.

A su vez, crea una situación de obligatoriedad que hace que ante cualquier imprevisto se puede crear un problema financiero.

Con esto quiero decir, que al tener muchas deudas si, por ejemplo, te echan del trabajo o te bajan el sueldo, supone un problema para tus finanzas.

Más que nada porque para mantener ese nivel de pasivos, se necesita de una entrada constante de dinero.

Espero que te hayas quedado con la idea de qué es la deuda buena y la deuda mala, porque esa sutileza te puede ayudar para cambiar tu rumbo financiero.

Deja de comprar deuda mala y comienza a construir activos para conseguir la independencia.

Unos te dan y otros te quitan, ¿con cuáles te quedas? ¿Has entendido qué es una deuda?

Déjame en los comentarios, ¿cuántas deudas tienes?

P.D.: ¿Quieres saber cómo he montado esta web? Si es así entra aquí donde muestro mi caja de herramientas web.
Sígueme

Adri Nerja

Ayudo a personas con alma emprendedora, que quieren reinventarse e iniciar su propio negocio, a organizar y planificar sus finanzas personales para conseguir un colchón económico, que les permita emprender con seguridad.
Sígueme

Latest posts by Adri Nerja (see all)

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies