¿Por qué tienes que cuidar tu lenguaje?

Oye, no seas mal hablado.

Seguramente, desde tu niñez te hayan inculcado que tienes que ser respetuoso y usar un lenguaje adecuado con los demás.

Nada de decir tacos y hablar en un tono adecuado.

Pero, también, seguramente, no te hayan dicho cuál es el poder de las palabras y de usarlas a tu favor.

No te habrán enseñado qué hay palabras que te empoderan.

Es más, seguro que te sentirás cohibido de usar cierto tipo de palabras por no destacar.

Pero lo cierto, es que más importante que usar un lenguaje adecuado con otras personas, tenemos que cuidar el lenguaje que nos decimos a nosotros mismos.

Sí, esa vocecita interior que está ahí y nos taladra el cerebro todo el día.

El poder de las palabras

Las palabras tienen el poder de evocar sentimientos y emociones.

Seguro que no te provoca lo mismo leer o escuchar estas palabras: frustrado, deprimido, fracasado, humillado… que estas otras: radiante, increíble, imparable o extraordinario.

A pesar de las emociones que te provoquen, ¿qué te empuja a hacer cada conjunto de palabras?

Piénsalo.

Seguramente, palabras con carácter negativo te lleven al victimismo con el resultado de hacer nada.

Mientras que palabras energizantes te inviten a actuar y a luchar por tus sueños.

Como ves, las palabras que uses, en cierto sentido, controlan tus emociones y tus acciones.

Tendrás como resultado una vida pobre si usas palabras pobres, porque estas palabras no te llevan a la acción.

Obtener un mejor resultado pasa por ampliar nuestro vocabulario, así tendremos un abanico más amplio de palabras donde elegir, y de emociones que sentir.

Creencias y palabras

Pero, aunque cambiar nuestras palabras nos ayude, también genera un impacto positivo en nuestras creencias.

Las creencias que tenemos están formadas de palabras, al final las reducimos a eso.

Porque el significado de las palabras es el que le demos cada uno de nosotros, no importa lo que diga el diccionario, se resume en cómo lo interpretamos.

Entonces, si nuestras creencias están creadas por palabras, ampliando y cambiando las palabras que usamos, podemos cambiar nuestras creencias y fijar unas creencias que estén acorde a nuestros objetivos.

Y no hay mejor manera que ampliar nuestro vocabulario que a través de la lectura.

Pero a través de una lectura activa y enérgica donde nos molestemos en aprender aquello que no sabemos.

Como conclusión…

Como ves, las palabras que uses son importantes en tu comunicación externa, pero mucho más relevantes en tu comunicación interna.

Un buen uso de la lengua te invita a crecer, te empuja a lograr aquello que quieres y te mereces.

No subestimes el poder de las palabras.

Y recuerda, si quieres transformar tu vida, cambia tus palabras.

¿Cuáles son las 5 palabras más recurrentes en tu vocabulario? Escríbelo en los comentarios.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Te va a encantar esta súper plantilla. Completa tus datos y descarga la plantilla.