3 indicadores de que ERES UNA RATA

la carrera de la rata: qué es

¿Quieres saber qué es la carrera de la rata y si estás en ella?

Un ejercicio que se utiliza en psicología y en muchas entrevistas consiste en identificarse en un animal en concreto.

Por ejemplo, la gente se identifica con las aves porque son seres libres que les gusta la aventura, o con un león porque son los reyes de su entorno, o con una jirafa porque tienen una gran visión.

Pero esto es lo que pensamos que somos, porque lo que somos nos lo dice nuestra realidad, no lo que creemos.

Este ejercicio que voy a hacer contigo lo hice en una formación presencial y todos acabaron asumiendo que eran ratillas.

¿Tú qué eres?

¿Con qué animal te identificas?

Piensa en un momento con el animal con el que te identificas y por qué lo haces.

Ahora voy a relatar cómo es la vida de cualquier persona media.

  1. Me levanto por las mañanas para ir a trabajar, donde dedico unas 10 – 12 horas entre que me preparo, el tiempo de transporte, las horas muertas en el trabajo y el trabajo en sí.
  2. Esto lo hago para tener dinero, porque lo necesito para vivir.
  3. Y claro, como soy un buen trabajador y trabajo tan duro, me compro cosas que no puedo pagar, pero el banco, como sabe lo buen trabajador que soy, me da el dinero, es decir, tengo alguna que otra deuda.
  4. Por lo que cuando llega a principio de mes, entre lo que me he gastado para vivir, para salir a cenar con mis amigos y que me vienen los pagos, me vuelvo a quedar a cero.
  5. Así que tengo que volver a trabajar, vuelta a empezar

¿Te acuerdas del animal que escogiste?

Pues si tu vida se parece a esta, lamento decirte que no eres ese animal, eres una rata.

Lo que he descrito ahora es la carrera de la rata.

¿Qué es la carrera de la rata?

Hace un símil a los hámsteres que están encerrados en la jaula y que por muchas vueltas que den en la ruedecilla, esta no avanza.

Eso nos pasa a nosotros en nuestro día a día en el aspecto económico.

Seguimos dando vueltas a la rueda sin entender que no vamos a ningún sitio financieramente, que estamos estancados y que por mucho que gire y sientas la sensación del viento, no añade nada bueno a tu vida.

Pero hay esperanza, porque sí se puede salir de la carrera de la rata, aunque se debe cambiar la manera de entender el dinero.

Es cierto que hoy en día el dinero es indispensable, por eso, puesto que tenemos que jugar el juego del dinero, mejor entender de qué va, y sabernos las reglas.

Si vamos sin entender cómo funcionan las finanzas personales, perdemos desde antes de empezar.

¿Te ha parecido interesante saber que eres una ratilla?

Si es así, ponlo en los comentarios y haré un post detalladísimo sobre cómo salir de la carrera de la rata y romper ese patrón.

Ahora, por si no estás seguro, vamos a ver qué indicadores muestran que, efectivamente, estás en la carrera de la rata.

¿Estoy en la carrera de la rata?

Estos siete indicadores te van a mostrar si vas por buen camino o si estás realmente sumido en ella:

1 – No tienes ni idea del dinero que necesitas para vivir

Obviamente cuanto más dinero mejor, pero tener más dinero implica que puedes acceder a más deuda, que seguramente pedirás y tus gastos mínimos suben.

Al final, te ves trabajando de sol a sol y ni te planteas una reducción de jornada porque debes trabajar sí o sí, necesitas esos ingresos.

Es importante que sepas cuáles son tus gastos corrientes y tus gastos mínimos para vivir, lo que te va a indicar cuánto debes trabajar.

Así te podrás plantear cambiar de trabajo, reducir tu jornada o cualquier otra estrategia que te deje más tiempo libre para hacer otras cosas como emprender.

TAREAS:

  1. Haz un listado de todos tus gastos mensuales, rápido, coge un papel y hazlo.
  2. Apunta en el listado aquellos gastos que no son mensuales, sino anuales como seguros e impuestos.
  3. Agrupa todos los gastos por partidas, por ejemplo, comida, transporte, ocio, etc.
  4. Revisa cada partida y subraya todos los gastos que son mínimos, esenciales, que no puedes vivir sin ellos.
  5. Súmalos y ya tienes tus gastos mínimos, el resto puedes vivir sin ellos, son superfluos.

Ten en cuenta que tus deudas también son gastos mínimos, así que cuantas menos deudas, menos dinero necesitas para vivir.

Si quieres aprender a hacer esto y mejorar tus presupuestos mensuales lo puedes hacer con mi curso donde te enseño a gestionar tu dinero.

2 – Vives por encima de tus posibilidades

Si compras con deuda, implica que vives por encima de tus posibilidades porque no puedes pagarlo ahora mismo.

La deuda es el sistema que han estado usando países y empresas para crecer, pero porque ellos invierten con esa deuda.

Hay personas que usan esa deuda para emprender, hacer crecer sus negocios y sus empresas, lo cual está bien, porque invierten dinero para obtener un mayor rendimiento.

Pero para el 99 % de los mortales, la deuda se reduce a deuda por consumo, es decir, a la compra de bienes que no nos dan dinero.

No digo que no tengas deuda, sino que entiendas el poder que provoca en tus cuentas y en tu estilo de vida.

Si tienes un nivel de endeudamiento elevado, lo más normal que no te pares a pensar si puedes cambiar de trabajo o lanzarte a emprender ese proyecto que tienes en mente.

TAREAS:

  1. En un papel apunta un listado de todas las deudas que tengas, hasta el dinero que te dejó tu madre o quién sea, también es una deuda.
  2. Haz 5 columnas
    1. En la primera apunta cuánto te falta por pagar.
    1. En la segunda los meses que te quedan.
    1. En la tercera el tipo de interés anual.
    1. En la cuarta apunta las condiciones de amortización anticipada.
    1. Y en la quinta, apunta cuánto pagas cada mes por esa deuda.
  3. Suma los importes de la quinta columna, y tendrás todo lo que pagas mensualmente por deudas.
  4. Ahora divide esa cantidad por tu sueldo y multiplica por cien, ya tienes el porcentaje.
  5. Lo mejor es que calcules cuánto tiempo trabajas al mes, solo para pagar deudas, y como referencia, un 25 % sería en torno a una semana.

Aquí vas a ver cómo puede que estés trabajando todo el mes solo para pagar deudas de consumo, que son cosas que no te van a sacar de la carrera de la rata.

Te pongo un ejemplo mejor:

Imagina una persona que tiene una deuda de un coche que le queda por pagar 4.500 € en 30 meses, con un interés anual del 7 %, que no puede amortizar deuda parcial, solo total.

Esto quiere decir que si quiere adelantar dinero o lo paga todo o no puede.

Al mes paga 250 € del coche y tiene un sueldo de 1.000 €, lo que hace que su endeudamiento sea de un 25 % mensual, o lo que es lo mismo, trabajar una semana para pagar el coche.

3 – Tienes solo una fuente de ingresos

Cuando pasa esto tu economía está en peligro, porque cuando pierdes esta fuente todas tus finanzas se desestabilizan.

Emprender es más seguro que trabajar por cuenta ajena, aunque al principio cueste más, por esto mismo.

Como emprendedor puedes diseñar diferentes fuentes de ingresos de diversos tipos, así el dinero no te viene solo de un lado.

Por ejemplo, en la entrevista que le hice a Aida Baída, ella comenta cómo es su estructura de ingresos y cómo ajusta sus ingresos dependiendo de su situación personal particular.

Cuando trabajas por cuenta ajena, tienes que ir a trabajar sí o sí, porque solo ganas dinero intercambiando tu tiempo.

¿Estás en la carrera de la rata?

Espero que haya sido un ejercicio de realidad comprobar que realmente eres una rata en cierto sentido, pero si te ha servido para despertar, me alegro.

Siguiendo los ejercicios que te he propuesto verás cómo vas a ganar más claridad acerca de la carrera de la rata y por qué estás en ella.

Si quieres salir de la carrera de la rata y quieres saber cómo déjamelo en los comentarios, y así si veo que hay interés haré un episodio hablando de eso, de los pasos para salir.

También quiero decir, que da igual cuál sea tu situación de partida, siempre se puede hacer algo para mejorarla, así que no quiero que sea un jarro de agua fría, sino que te sirva como impulso.

Y si tienes cualquier otra duda, me la puedes dejar en los comentarios desde donde te ayudaré.

También me gustaría que escribieses si te ha quedado claro qué es la carrera de la rata y después de esto, ¿qué animal eres?

Multimedia

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast

Share on facebook
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on twitter

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Te va a encantar esta súper plantilla. Completa tus datos y descarga la plantilla.