¿Qué es la consultoría financiera y cómo este servicio puede ayudar a tu negocio?

Adri Nerja

Adri Nerja

Si tu negocio no está consiguiendo los resultados que debería conseguir, quizás necesites un ojo externo que te dé una mayor visión e identifique los puntos de mejora.

La consultoría financiera consiste en hacer un análisis de la situación actual de tu empresa y establecer las estrategias adecuadas para lograr los objetivos previstos.

Esta es una definición simple, pero si quieres aprender más sobre la consultoría financiera y cómo puede ayudar a tu empresa, sigue leyendo.

¿Qué es la consultoría financiera?

Toda actividad dentro de tu empresa lleva aparejada un flujo de dinero y unos resultados.

Desde la consultoría financiera se pretende hacer un análisis empresarial interno de la situación financiera y estratégica.

Los procesos de consultoría financiera están comprendidos en varias fases que cumplen un objetivo definido:

  1. Análisis de la situación inicial: es decir, ver cómo es la situación de tu empresa a nivel financiero para detectar áreas de mejora.
  2. Elaboración de un plan estratégico y táctico: establecer qué se ha de hacer para mejorar los resultados, cómo se va a hacer y quién lo va a hacer.
  3. Seguimiento y control: marcar pautas e indicadores clave que muestren si los resultados obtenidos son los que se buscaban por si hay que reajustar la estrategia.

Por tanto, podemos decir que la consultoría financiera hace un estudio exhaustivo de tu empresa desde un punto de vista financiero para que sigas creciendo y obtengas una mayor rentabilidad de tu negocio.

¿Cómo puede ayudar la consultoría financiera a tu negocio?

La consultoría financiera va mucho más allá de las finanzas, ya que evalúa otras partes de tu negocio que tienen incidencia directa en tus resultados económicos.

No obstante, voy a comentarte 7 áreas en las que puede ayudar a tu negocio:

1 – Detectar problemas

Con el ajetreo del día a día no nos paramos a mirar si todo funciona correctamente o no y, a veces, nuestra mirada está sesgada, y no vemos lo que tenemos delante.

Por eso, un consultor financiero puede identificar áreas de mejora al vuelo, porque no tiene ese sesgo cognitivo, y su ojo financiero está entrenado.

Por tanto, si tú no tienes ni idea, externaliza la dirección financiera a profesionales que te ayuden.

2 – Evaluar lo recursos del negocio

Antes de llevar a cabo ninguna actuación se debe tener en cuenta cuáles son los recursos de la empresa.

No es lo mismo lo que puede hacer una empresa que recién empieza que una que lleve ya operando quince años.

3 – Establecer metas y objetivos adecuados

Ir sin rumbo te lleva a ningún destino, y para establecer unos objetivos bien definidos se necesita primero llevar a cabo los dos primeros pasos.

4 – Recopilar datos, diseño de procesos e indicadores clave

Para poder mejorar algo, se debe poder medir, y el análisis de datos es clave. Lo que hoy se conoce como Big Data.

Con esos datos se pueden crear indicadores clave que sirvan como indicadores de control y para la toma de decisiones, y el diseño de procesos para que se realice ese trabajo de forma adecuada.

5 – Desarrollar estrategias financieras y operativas

Una vez que se sabe el punto de partida, los recursos con los que se cuenta y se tienen los datos necesarios, se pueden crear estrategias definidas.

Estas estrategias no solo son de nivel financiero, sino también a otros niveles, puesto que lo que se haga en áreas como en Marketing o producción, también afecta al resultado económico de la empresa.

6 – Planificación de presupuestos, fiscal y económica

Es importante saber dónde alojar los recursos económicos del negocio dependiendo de las necesidades y los objetivos que se busquen.

Luego, hay que alinear la fiscalidad y otras áreas económicas como el tratamiento de la deuda y el crédito.

7 – Ayuda en la gestión del flujo de caja

El flujo de caja es clave en el buen funcionamiento de un negocio, e indica como entra y sale el dinero, y la disponibilidad y liquidez en el presente y en el futuro.

Cuanto más se controle este aspecto, menos imprevistos surgirán ante cualquier eventualidad y amenaza de los mercados.

¿Necesitas una consultoría financiera?

Ahora que ya sabes qué es una consultoría financiera y cómo puede ayudarte, puede que hayas identificado que realmente te vendría bien pasar por este proceso.

Como dueños y gestores de negocios, debemos enfocarnos en lo que realmente nos hace crecer y dejar esta materia en manos expertas.

Si tienes cualquier duda o consulta me la puedes dejar en los comentarios, y también me gustaría saber si alguna vez has considerado contratar una consultoría financiera, me gustará leer tu experiencia.

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
¡Hablemos ahora!
¿Hablamos?
¿Tienes alguna pregunta?