7 señales de que ESTÁS en la ZONA de CONFORT

Adri Nerja

Adri Nerja

Seguramente ya hayas oído hablar sobre qué es la zona de confort.

Puede que no le hayas prestado mucha atención, pero sabes que estás ahí, tu cuerpo te manda las indicaciones, aunque no las quieras escuchar.

¿Te ha pasado alguna vez pasarte delante del ordenador 30 minutos buscando qué serie ver?

Es decir, pasas más tiempo buscando la serie que viéndola, todo eso desde un estado en el que te falta energía y fuerza.

Hay datos que dicen que la media de televisión que vemos en España al día está en torno a cuatro horas, eso sin contar el tiempo que pasamos con el móvil entre las manos, o viendo televisión online.

Todo esto frena tu desarrollo, te saca de tu camino, es una barrera para que te desarrolles y te conviertas en un emprendedor de éxito.

Lo primero que hay que hacer es reconocer.

Por eso te voy a contar 7 indicadores que muestran que estás en la zona de confort.

¿Qué es la zona de confort?

Dicho con mis palabras, la zona de confort es esa zona en la que te sientes calentito, seguro, sientes que nada te va a pasar, lo tienes todo bajo control.

Pero claro, estar tan cómodo puede que te sirva para alejar el miedo, aunque también tiene sus consecuencias.

Por ejemplo, se produce una sensación de pasividad ante la vida que hace que no emprendas nuevos proyectos en tu vida, porque todo es muy arriesgado.

Dejas de tener incentivo a hacer nada, ya que cuánto mejor estés en tu zona de confort, más aversión al riesgo vas a coger.

Yo sé que tú sabes si estás o no en la zona de confort, y por si acaso, te dejo con estas 7 señales para que te identifiques mejor.

En este otro artículo, te cuento cómo salir de la zona de confort.

7 señales que te muestran si estás en la zona de confort

Ya sabes qué es la zona de confort, ahora veamos si estás en ella o no.

También indicar que esto no es para siempre, sino que puede haber momentos en tu vida en los que te acobijes más que en otros.

1 – Lo que te rodea en el día a día es conocido

Ya sabes hasta a quién te vas a encontrar por las mañanas paseando al perro, hasta te conoces el armario de aquel que se sienta todas las mañanas en el mismo vagón que tú del tren.

Todas las tareas son rutinarias, nada se escapa de la norma, y mejor así, porque si no te entran los nervios.

2 – Te sientes in-seguro

Sientes una falsa sensación de seguridad.

Estás seguro, pero sabes que hay algo dentro de ti que chirría, aunque no sabes muy bien qué es lo que es.

Al final, de lo único que tienes seguridad, es de que hay inestabilidad, que tu vida es un castillo de naipes.

3 – Sientes apatía y aburrimiento

Estás aburrido de la vida, ni ver series te consuela, con lo que te gustan, ¿verdad?

Esta apatía por hacer cosas te quita energía mental, te afecta a nivel emocional y no te das cuenta.

4 – Quieres que llegue el viernes

Tienes unas ganas infinitas de que llegue el viernes para escapar de tu rutina, para meterte en la rutina del fin de semana.

Esto sirve para reflexión, ¿por qué una persona querría escapar de su vida diaria?

No tiene mucho sentido, o quizás es que no se lo buscamos.

5 – Estás desmotivado

Cuando te proponen algo miras con desdén, si te piden algo más de lo normal en el trabajo, hasta te cabreas.

No entiendes por qué, pero quieres que te dejen a tu bola, hacer lo que tienes que hacer, cumplir, y punto.

6 – Hoy no, mañana

Esto se llama procrastinación, es decir, dejar para mañana, o la semana que viene, lo que tienes que hacer hoy, porque no tienes ninguna gana.

Eso muestra el nivel tan bajo de energía que tienes, así que, hay que subir el ánimo de cualquier modo y hacer las cosas para antes de ayer.

7 – Falta de desarrollo personal y profesional

Hace tiempo que has dejado de aprender cosas nuevas, de interesarte por saber más, por cultivar tu mente.

Esto indica que estás en tu zona de confort profunda, y que no quieres salir, aunque quizás sea porque no la hayas identificado.

¿Quieres escapar de tu zona de confort?

Fuera de la zona de confort es donde ocurre la magia, así que atrévete a salir de ella, a impulsarte a cambiar de rumbo.

Si quieres saber por dónde puedes empezar, te dejo aquí 3 libros que te servirán de ayuda.

¿Dónde quieres estar?

Entiendo y comprendo, porque a mí siempre me ha gustado la zona de confort, que el cambio sea difícil, pero es que, sino intentamos salir de la situación, ¿qué nos queda?

Mi intención con este episodio es que verificases si por algún motivo estás en la zona de confort o no y que entendieses qué es dicho de una forma amena.

Porque para salir de la carrera de la rata, es importante tener actitud emprendedora, y para ello hay que moverse y dejar atrás los miedos.

Si te interesan estos temas y tienes alguna duda, déjame tu mensaje en los comentarios que te responderé.

Y ahora que sabes qué es la zona de confort, ¿qué vas a hacer con ella?

Multimedia

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies