¿Qué es mejor ahorrar o invertir? 8 CONSEJOS para que encuentres la respuesta

Adri Nerja

Adri Nerja

¿Te has encontrado con algo de dinero en las manos y te estás preguntando si ahorrar o invertir?

¿Dónde invierto? Esta es una de las principales preguntas que recibo de mis suscriptores y oyentes, y cuando les hago un par de preguntas, ellos mismos llegan a la respuesta.

Y es que, el dinero es jugoso, todos quieren tu dinero, así que en cuanto sepan que lo tienes, lo van a buscar.

Esta es una situación muy común: consigues acumular unos pocos miles de euros, por lo que sea, y el asesor del banco te llama para ver qué haces con ese dinero. Luego en tu casa te comes la cabeza pensando en que ahora puedes ser inversor y ganar dinero.

Has conseguido lo que querías, que tu dinero, te dé dinero. ¿O no?

Con estos 8 consejos vas a identificar si debes ahorrar o invertir en tu caso en particular, y seguro que te va a dar muchas pistas para saber qué vas a hacer con tu dinero.

Vamos allá.

¿Qué es mejor, ahorrar o invertir?

1. Si tienes poco dinero, ahorrar

Puede que para ti te suponga mucho dinero, pero cuando digo mucho dinero es mucho dinero.

Por ejemplo, multiplica tu sueldo por 10, si es menos que eso, es poco dinero, aunque te parezca mucho.

Si estás en esta situación, lo que debes hacer es ahorrar para crear tu cuenta sagrada que cubra al menos 1 año de tus gastos.

Olvídate de los intereses que te puedan prometer, porque en este caso contar con una red de seguridad económica te va a solucionar más problemas que los pocos euros que te puedan pagar al año.

Cuando tienes una cuenta sagrada muchos problemas desaparecen, porque puedes hacer frente a las eventualidades, reduces tu nivel de estrés y duermes mejor.

No quiero que me creas, compruébalo.

Es más, si estás en esta situación, escribe en los comentarios cómo te sientes para que otros lo lean.

2. Solo invierte lo que estás dispuesto a perder, si no estás dispuesto a perder tu dinero, ahorra

Yo solo invertiría lo que me sobre de la cuenta sagrada, y ni eso, porque también tengo otros objetivos que cumplir.

La palabra inversión va ligada al riesgo, así que si no estás dispuesto a perder ese dinero, olvídate de invertir, ya vendrá el momento adecuado para hacerlo.

Sé que te hablo mucho de ahorrar, y para entrar más en este tema, te recomiendo la guía para ahorrar dinero que escribí.

3. Remunera tus ahorros

Si quieres sentirte inversor, lo que puedes hacer es remunerar tus ahorros, es decir, invertir ese dinero de tu cuenta sagrada en productos financieros sin riesgo.

Así aplacas tu ansia inversora y ves que vas consiguiendo aunque sea poco por tu esfuerzo ahorrador.

Busca cuentas remuneradas.

Te puedo asegurar que no dan mucho dinero, estará más cerca del 0 % que del 1 %, pero al menos te permite disminuir el efecto de la inflación.

Tu objetivo aquí no es obtener rendimiento, sino que tu dinero no pierda todo el valor con el paso del tiempo.

4. Si no tienes casa propia, ahorra

La vivienda es uno de los mayores gastos que tenemos en nuestra vida, la compres o vivas de alquiler, y es que en algún sitio hay que vivir.

Si no tienes vivienda lo que tienes que hacer es ahorrar, porque siempre hay que adelantar dinero a la hora de enfrentarte a una posible compra, y no es buena estrategia sacar un préstamo personal para suplir la hipoteca.

Y si en algún momento decides no comprar nunca, no te preocupes, sigue siendo tu dinero y puedes comprar para invertir y generar ingresos pasivos.

5. ¿Cuántos años tiene tu coche?

Otro de los mayores gastos que tenemos es el vehículo, y es que en muchos casos es imprescindible.

En mi caso, cuando vivía en una gran ciudad no lo necesitaba, pero al volver a casa es indispensable para moverme.

Ahorra con anticipación para comprarte un coche sin tener que pedir dinero prestado, ya que los intereses de los préstamos para los vehículos rozan el 10 %.

Si haces cuentas verás que el importe se puede aumentar por un 20 % o más.

Entonces, ¿cuándo es mejor invertir que ahorrar?

Espero no haberte quitado las ganas de invertir, no es mi intención, simplemente que quiero que tomes decisiones sabias y acertadas.

Por eso estos tres últimos puntos están dedicados a la inversión.

6. Invierte cuando tengas tus necesidades cubiertas

Invertir tiene riesgo, así que si inviertes un dinero que necesitas pierdes respaldo económico porque puede que ese dinero no tenga liquidez.

Puede ocurrir que te surja un problema y no puedas afrontarlo y la manera más sencilla que hay es a través de la deuda.

Y vuelta a empezar en la carrera de la rata, cada vez más profundo y con más dificultad para salir de ella.

Para romper esta rueda y vivir sin deudas, primero cubre tus necesidades financieras.

7. Invierte cuando sepas invertir

¿Eres inversor o apostador?

Piensa en ello, porque eso depende de si sabes lo que haces o es un juego para ti.

Los inversores son gente especializada que llevan años estudiando, trabajando y analizando sus campos de actuación.

Obviamente empezaron por algún sitio, pero no se lo tomaron como un juego a ver si podían sacar algo.

Si no sabes invertir, tu primera inversión debe ser en educación financiera.

8. Invierte solo cuando sepas para qué

Si no tienes objetivos claros no vas a conseguir nada.

Para empezar porque no invertirás en el lugar correcto.

El retorno de la inversión es a largo plazo, no puedes esperar pegar pelotazos. Es cierto que los pelotazos es lo único que ves en las noticias, pero ocurre pocas veces.

Los inversores de verdad han pasado años acumulando riqueza material y mental.

Mejor elije un activo que se adapte a ti, para ello en este artículo te dejo 17 tipos de activos para que te hagas una idea.

¿Sabías que invertir es aburrido? Cuanto más aburrido sea, es que está yendo mejor, pero deberás ser paciente.

¿Qué vas a hacer, ahorrar o invertir?

La toma de decisión es sencilla, tan solo tienes que saber cuál es tu situación a día de hoy, cuáles son tus objetivos, y luego ya encontrarás la forma de conseguirlo.

Tus finanzas personales se construyen desde la base, si esta no es sólida, se podrá caer en cualquier momento.

Simplemente quería transmitirte que la ilusión de invertir a veces nos lleva a tomar malas decisiones, sobre todo cuando algún «experto» nos invita a participar de su inversión.

Mi consejo es que si no sabes algo, que lo analices y que te informes, que las decisiones que tomes sean con conocimiento de causa.

Si quieres dejar en los comentarios tu experiencia o alguna duda, estaré encantado de ayudarte.

Y ahora, ¿qué vas a hacer, ahorrar o invertir?

Multimedia

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies