Por qué te comportas como te comportas

No me negarás que las personas a veces tenemos unos comportamientos muyyyyyyyyy raros 🙂

Nos comportamos de cualquier forma excepto de manera racional.

Y, además, parece que siempre la cagamos con la gente que más queremos y nos quieren.

Puede ser por las probabilidades de hacerlo, porque son los que más tiempo pasan con nosotros, o puede ser por la confianza depositada.

Pero debajo de todo esto, el comportamiento humano actúa para cumplir dos funciones, sí, solo dos.

La primera es para evitar dolor.

La segunda, para conseguir placer.

Todo lo hacemos con una de estas dos intenciones, o con las dos a la vez.

Pero las personas somos seres sociales que estamos en contacto con otros, por lo que nuestras decisiones o comportamientos normalmente afectan a otras personas.

Y aquí, el daño y el dolor están asegurados.

Cuál es la intención de nuestro comportamiento

Para mí fue revelador conocer lo que te voy a decir ahora.

La intención de todo comportamiento humano es positiva.

Es decir, que cualquier cosa que hacemos, tiene, en su origen, una intención positiva.

Esto cambia el enfoque y el punto de vista en las relaciones humanas.

Ahora cuando ves el comportamiento de otros, aunque sea dañino para ti como para otras personas, serás capaz de vislumbrar que hay una intención positiva detrás de todo esto.

Básicamente, este comportamiento se basa en tres intenciones posibles.

Una de ellas es la de servir a algún propósito.

Verás que hay personas que tienen un objetivo en la vida, y hacen lo que haga falta, pisan las cabezas necesarias para conseguirlo. Esto se ve bastante en el plano laboral.

Otras intenciones son las de prevenir o protegerse de algo o alguien. Como puede ser un sentimiento.

Por ejemplo, en el amor, por miedo a que dejen de amarte, se muestra una actitud agresiva, con el resultado contrario al que se esperaba conseguir.

Pero siempre hay una intención positiva detrás de esta persona, y cualquier comportamiento va a estar afectado por el nivel de desarrollo emocional de esa persona.

Así que, de aquí en adelante, cuando veas a alguna persona que actúa o hace daño a otros con su comportamiento, lo más seguro es que esté sufriendo por algo en concreto.

Puede que sea infeliz (poner post de felicidad).

¿Y qué puedo hacer yo?

Todo pasa por perdonar.

En esta vida todos tenemos relaciones con otras personas y hay que asumir que nos van a hacer daño, como también nosotros vamos a hacer daño a otros.

Así que todo pasa por identificar primero nuestros comportamientos dañinos para evitarlos en el futuro, para aprender de ellos.

Y de este modo poder perdonarnos de nuestros fallos para seguir creciendo y construyendo la vida que queremos.

Lo que queda después, es perdonar a los demás, puesto que sabemos que su intención intrínseca, tanto como la nuestra, es positiva en origen.

Resumiendo

Haciendo un resumen rápido, nuestro comportamiento se basa en evitar el dolor y en la consecución del placer.

Y todo lo que hacemos tiene un propósito positivo, lo hacemos con un trasfondo positivo que a veces puede dañar a otras personas o a nosotros mismos.

Pero una vez que hemos alcanzado una madurez suficiente, hemos de ser capaces de perdonarnos nuestros errores, y perdonar el daño que nos han hecho otras personas, sabiendo cuál es su origen.

Espero que te haya gustado el post.

En tus acciones, ¿evitas dolor o buscas el placer? Escribe en los comentarios tu respuesta.

Si te ha gustado, compártelo en las redes.

P.D.: ¿Quieres saber cómo he montado esta web? Si es así entra aquí donde muestro mi caja de herramientas web.
Sígueme

Adri Nerja

Ayudo a personas con alma emprendedora, que quieren reinventarse e iniciar su propio negocio, a organizar y planificar sus finanzas personales para conseguir un colchón económico, que les permita emprender con seguridad.
Sígueme

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies