7 VENTAJAS e inconvenientes de EMPRENDER

Adri Nerja

Adri Nerja

Se te ha pasado por la cabeza emprender, y no paras de evaluar las ventajas e inconvenientes de hacerlo.

El primer impulso es magnético, se te llena la cabeza de cientos de ideas, tantas, que no sabes por dónde empezar.

Pero poco a poco vas perdiendo ese impulso y te centras en la realidad, tu realidad.

Empiezas a preguntarte cosas del tipo, ¿serviré para emprender? ¿y si no funciona? ¿realmente es para mí? ¿por dónde empiezo?

No hay ni claros ni oscuros, todo se puede mirar desde diferentes prismas, todo tiene sus pros y sus contras.

En este episodio voy a mostrarte la dualidad de 7 ventajas e inconvenientes de emprender, tú saca tus conclusiones y déjamelas en los comentarios.

Ganar más dinero

Quiero empezar con la más polémica.

Creo que esto no es cierto, ni tiene por qué serlo.

Lo que sí es verdad que cuando trabajas por cuenta ajena, sea cual sea tu sueldo, tus ingresos están limitados, cosa que no ocurre si tienes un negocio.

Pero eso no quiere decir que vayas a emprender y ganes más dinero, a lo mejor no lo consigues o tienen que pasar años hasta lograrlo.

Por otro lado, puede que hayas diseñado un estilo de vida gracias a ser emprendedor y has decidido trabajar menos e ingresar menos en pro de otras cosas que valoras más.

Por tanto, no emprendas por ganar más dinero, porque puede ser que no lo consigas o que ni lo necesites.

Si emprendes, que sea para diseñar tu vida a tu imagen y semejanza.

Aprendizaje continuo

Cuando emprendes, si quieres que tu negocio perdure, debes estar siempre aprendiendo, además de que tienes que aprender de cosas diversas.

Esto es básico para personas que son muy inquietas como yo, que el hecho de aprender cosas nuevas nos impulsa y nos llena.

Pero aquí hay varios inconvenientes.

Uno de ellos es centrarse demasiado en aprender, porque siempre hay cosas nuevas que salen al mercado, y olvidarse del negocio.

Por otro lado, esta dinámica llega un momento que cansa, y si no tienes es ímpetu, quizás no sea para ti esto de emprender.

También quiero destacar que puedes trabajar por cuenta ajena y seguir aprendiendo y aplicando nuevos conocimientos a tu trabajo, aunque si no haces esto puede ser por comodidad, o por desinterés.

Hay tienes una señal.

Emprender te hace libre

¿Seguro?

No dependes de un jefe ni de unos horarios, pero tienes a clientes a los que debes ofrecer un buen servicio.

Cuando emprendes no tienes que hacer cosas que a lo mejor no te gusta hacer, lo puedes delegar o puedes diseñar un negocio a tu medida.

Cuando trabajar por cuenta ajena trabajas por los sueños de otros, eso me quedó a mi claro en una empresa que estuve que cada vez que había reunión nacional el jefe siempre empezaba con la frase de Martin Luther King:

Tuve un sueño

Al principio no caí que era una copia de aquel discurso en inglés, pero sí que me di cuenta que me estaban presionando para trabajar por los sueños y objetivos de otros.

Entonces, la ventaja es que emprender te permite lograr tus objetivos y luchar por ellos, pero aun así dependes de otras personas, tus clientes, quienes te pagan, porque negocio sin clientes no hay negocio.

Tengo más tiempo para mí

Es cierto que puedes decidir qué hacer en cada momento del día, esta es una gran ventaja de emprender.

Aunque hay un inconveniente importante, y es que muchas veces no se produce una separación entre la parte familiar y personal, y el negocio.

Se pone tanto énfasis en el desarrollo profesional que nos olvidamos del resto, seguro que si has emprendido alguna vez sabes a lo que me refiero.

Por ello es importante buscar un equilibrio, para que esa ventaja de poder decidir qué hacer con tu horario no se convierta en tu propia cárcel de estar todo el día trabajando.

Trabajar por cuenta ajena es más seguro

Lo único seguro, si es que te lo pueden asegurar, es que tienes una nómina, que no va a crecer en el futuro mucho más, que te la pagan un día concreto del mes.

Esta es una ventaja porque esa carga de la mente te la libera, en cambio, cuando emprendes esa programación no se cumple, ya que los ingresos no se programan mes a mes, sino que son variables.

Puede que un mes cobres menos, pero otro mucho más, en cambio tu sueldo es el que es.

Al principio todo es mucho más inestable, pero conforme una empresa se consolida se puede sistematizar para conseguir resultados recurrentes y escalables.

Y en cuanto al riesgo de que se vaya todo al garete, también le puede pasar a tu empresa, sobre todo si es una pyme, porque el dueño puede decidir cerrar, por lo que sea, o te echan a la calle por un descenso en la actividad, o las malas decisiones de los gerentes hunden el negocio.

Cuando eres dueño de un negocio tienes más control en las decisiones estratégicas que tomas.

Trabajar te aporta más confort

Cuando trabajas cambias tu tiempo y habilidades por dinero, ya está, y cuando ya te has acomodado en el puesto te puedes relajar.

Puede ser que te exijan hacer algún cursillo al año, pero cuando da la hora de salida te vas a casa y se acabó.

Tus responsabilidades se limitan a cumplir.

En cambio, la ventaja y a la vez inconveniente de emprender es que te fuerza continuamente a salir de tu zona de confort.

La gran ventaja es que te ayuda a crecer como persona, ya que fortaleces ese músculo, pero a veces nos gusta estar en esa zona caliente y reconfortante.

Depende de cómo seas personalmente, esto se adapta más o menos a ti, lo tendrás que valorar.

Autosatisfacción de conseguir retos

Cuando consigues el primer cliente, llegar a una cifra de ingresos, un número de visitas a tu página, que te llamen para hacer una colaboración, … esa satisfacción no tiene precio.

Te sientes lleno y completo, que tu vida va encontrando el significado y el sentido.

Esto también se puede conseguir por cuenta ajena, pero los cumplidos están repartidos entre todo el equipo y si no hay buen rollo cualquier logro que consigas se puede volver en tu contra.

Una ventaja de emprender es que consigues realización personal, aunque como digo, no tiene que ser solo por esta vía.

¿Tienes claras las ventajas e inconvenientes de emprender?

Todo tiene una visión dual, o incluso desde más puntos de vista.

Unos te dirán una cosa y otros otra basado en sus experiencias, pero eso no quiere decir que la tuya sea diferente.

Al final, tu camino lo vives tú, y tus experiencias solo son tuyas.

En mi opinión, atrévete a dar el paso, y entiende que emprender no está reñido con tener un trabajo por cuenta ajena, lo puedes compaginar, hasta que decidas por qué camino tiras.

Si necesitas ayuda para decidirte, o tienes alguna duda, lo puedes dejar en los comentarios donde te contestaré.

También me gustaría que escribieses, qué otras ventajas e inconvenientes de emprender te encuentras o te has encontrado tú. Gracias 🙂

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
¡Hablemos ahora!
¿Hablamos?
¿Tienes alguna pregunta?