Ahorrar MÁS – 35 estrategias para lograrlo con facilidad

Adri Nerja

Adri Nerja

Creemos que no podemos hacer nada más, pero siempre se puede hacer un esfuerzo extra si vale la pena para ahorrar más.

El acto de ahorrar es sencillo, pero te voy a dejar 35 estrategias para ir un poquito más allá y conseguir resultados excelentes.

Sigue leyendo y toma apuntes para que identifiques qué puedes aplicar en tu vida a partir de hoy.

Índice

Ahorrar dinero es fácil

Antes de pasar a mostrarte diferentes formas en las que podrás ahorrar todavía más, quiero comentarte, sin entrar en profundidad cómo se ahorra dinero.

Ahorrar es muy sencillo, simplemente tienes que gastar menos dinero del que ganas, aunque en muchos casos no es sencillo si no se sabe muy bien cómo.

Lo siguiente que hay que hacer es dar un buen uso a ese excedente de dinero para que te ayude a conseguir otros objetivos en tu vida como:

  • Crear un colchón de seguridad financiera.
  • Ahorrar a largo plazo.
  • Comprar cosas sin crédito.
  • Reducir la deuda.
  • Vivir sin estrés financiero.

Cada caso es diferente, aunque todos muy similares, así que voy a decirte de qué modo puedes ahorrar más todavía.

Cómo ahorrar más

1.    Crea presupuestos

Crear presupuestos significa que le digas a cada euro que entra en tu bolsillo cuál es su misión.

Cuando haces esto, sabes bien cómo se mueve el dinero en tu economía, cómo entra y cómo sale, puedes optimizar tu salario y darte cuenta aquellos agujeros por donde se esfuma tu dinero.

También sirve para ser conscientes de hábitos y comportamientos financieros que no son saludables para tu economía, esto es un gran paso.

Ten en cuenta que la mayoría de problemas económicos no viene de la falta de ingresos, sino de hacer un mal uso de las finanzas.

Si quieres aprender a hacer presupuestos paso a paso, entra en mi curso de finanzas personales.

2.    Gestiona tu dinero con la estrategia de sobres

Esta estrategia es antigua, seguro que la usaban tus padres o tus abuelos, y separar los ingresos en diferentes sobres que se emplean para gastos diferentes.

Yo hoy en día lo hago a través de cuentas bancarias online, porque para mí es más cómodo y gestiono todo mi dinero de forma electrónica, pero entiendo que para muchas personas es una buena forma de empezar a gestionar el dinero en metálico.

Muchas veces cuando vemos el dinero somos más conscientes de su valor, que si simplemente nos llega un mensaje al móvil de un apunte contable.

Este sistema de gestión es mucho más sencillo si ya tienes planificados tus presupuestos, porque te indica directamente cómo administrar tu dinero.

3.    Sistematiza tu ahorro

Confiar en nosotros mismos para ahorrar más es peligroso, porque los datos nos dicen que dejamos el “ahorro” para el final de mes, y a final de mes nunca queda nada para ahorrar.

Una buena forma de vencer esto es sistematizando tu ahorro, es decir, dejar a tu banco que sea responsable de que tú ahorres.

Para ello debes crear una cuenta de ahorro e indicarle a tu banco que todos los meses haga una transferencia automática desde tu cuenta normal a tu cuenta de ahorros.

De este modo, ese dinero no estará disponible para gastártelo a fin de mes, porque lo tendrás apartado y guardado en otro lugar en el que no es tan fácil el acceso.

4.    Piensa ya en ahorrar a largo plazo

El futuro lo vemos tan lejano que no le damos importancia, ya llegará, pero a menos que amoches, el futuro llega, y más rápido de lo que pensabas.

Por eso es importante hacer previsión y empezar a ahorrar a largo plazo, darle la importancia que se merece, ni más ni menos, solo la que se merece.

La idea es que hagas una aportación mensual, que poco a poco vayas llenando esa cuenta de ahorro a largo plazo y aproveches el efecto del interés compuesto.

5.    Empieza en pequeño

Una de las cosas que nos frena a la hora de ahorrar es querer ahorrar mucho en poco tiempo.

Cuanto más ahorres mejor, pero empieza con lo que puedas, ya que lo que más te va a costar es cambiar tus hábitos, y estos se cambian poco a poco.

Si nunca has ahorrado, pensar en ahorrar un 10 % de tus ingresos puede ser un esfuerzo enorme, por eso comienza con un 1 % o unas pocas monedas al mes.

Cuando te des cuenta, habrás mejorado mucho tu inteligencia financiera, habrás cogido el hábito de ahorrar y podrás aumentar las cantidades.

6.    “Paga” tus gastos anuales rápidamente

Dentro de los gastos de cualquier persona, la mayoría los solemos agrupar de forma mensual, aunque hay algunos de ellos que son anuales.

Normalmente, estos gastos anuales son gastos de una cuantía considerable, por lo que siempre nos cuesta pagarlos, y si no tienes una planificación adecuada lo que ocurre es que cuando llegue el momento, no tengas dinero.

Y esto es algo que ocurre mucho, que pagos como los seguros de vivienda o vehículo o algunos impuestos anuales nos pillan por sorpresa, cuando ya sabíamos que los íbamos a tener.

Entonces acudimos a la deuda para afrontar ese pago “sorpresa”, aumentando todavía más nuestros gastos mensuales, y haciendo más difícil el ahorro.

Por eso, lo que te recomiendo es que ahorres el dinero cuanto antes para pagar esos gastos, así cuando llegue la hora dispondrás del dinero y no acudirás a la deuda.

7.    Guárdate el cambio

Una forma efectiva de ahorrar más es guardarte el cambio cada vez que haces una compra en efectivo.

Esto puede que te quite un pico importante de tu dinero, pero así vas a mejorar tus compras, porque no comprarás tantas veces, y lo harás con más consciencia.

Todo se trata de hábitos, ¿te das cuenta?

8.    Aplica la regla de los 30 días

La puedes cambiar por la regla de los 7 días o las 24 horas.

Lo que dice esta regla es que cuando te entre el impulso de comprar algo que puedas pensar que no sea muy necesario, sino un deseo de tu mente, que lo apuntes y lo revises al paso de unos días.

Cuando lo revisas con mente fría, te das cuenta si es algo que realmente necesitabas y querías, o si es algo que simplemente lo querías comprar porque algo desató tu impulso.

9.    ¿Cuánto tiempo te cuesta lo que compras?

Calcular las compras con dinero nos da una imagen incompleta, que no te muestra el valor real.

Me gusta decir que la riqueza se mide con el tiempo, así que en vez de decir que algo te cuesta 100 €, calcúlalo por los días que necesitas trabajar para conseguir ese dinero, por ejemplo, 2 días.

Cuando lo miras así, tu perspectiva cambia y le darás más importancia a lo que quieres, porque verás si realmente te vale la pena o no.

Pasamos mucho tiempo trabajando para ganar dinero como para gastarlo en cosas que no son realmente importantes.

10.  Elimina las suscripciones

Es muy fácil suscribirse hoy en día a montones de cosas que parece que cuestan poco dinero, pero cuando las sumas entre todas, cuestan mucho tiempo.

Pregúntate si realmente les das el uso correcto, si son tan importantes y necesarias para ti, y elimina aquellas que apenas usas.

Haz el ejercicio de calcular cuánto te cuestan todas tus suscripciones al mes para tener una mayor perspectiva.

11.  Paga tus tarjetas de crédito a tiempo

Este, aunque es un consejo de pagar, es un consejo para ahorrar más.

Cuando no pagas tus tarjetas de crédito a tiempo los intereses que pagas en el futuro se disparan dinamitando tu capacidad de ahorrar dinero.

Ten en cuenta que las tarjetas de crédito tienen un interés muy alto, normalmente superior al 20 %, así que no pagues eso que no te corresponde.

12.  Elimina tus tarjetas de crédito

Antes te decía que las pagases a tiempo, pero si puedes pagarlas enteras y deshacerte de ellas mejor.

Creo que son buenas, si sabes usarlas a tu favor, pero si no, si las usas como un recurso fácil para obtener dinero cuando te quedas sin él, son un recurso muy caro.

Por ello te recomiendo que vivas sin ellas hasta que aprendas a usarlas bien.

13.  Saca dinero donde no te cobren comisión

Esto parece lógico, pero el ser humano va contra toda la lógica, y si te lo digo es por algo.

Si tienes que caminar cinco minutos más o sacar una cantidad de dinero más alta, hazlo, pero no consientas que te cobren comisión al sacar dinero.

Uno de los bancos con los que trabajo tiene muy pocas sucursales en España, por lo que cada vez que tengo que sacar dinero, para no pagar comisión tengo que sacar, al menos, 120 €, así que planifico bien cómo usar ese dinero y en cuánto tiempo tengo que hacerlo.

14.  No pagues comisiones por tus cuentas bancarias

No entiendo por qué los bancos cobran comisiones, pero menos entiendo cómo hay gente que las paga.

Aunque solo sean 15 € por trimestre, eso son 60 € que son tuyos y se los estás regalando a un banco que gana dinero con tu dinero.

Que sepas que el dinero que tienes en el banco no lo tienen allí esperándote a que vayas a por él, sino que ese dinero lo prestan a otros y obtienen beneficios, no seas cómplices de ellos, y si no quieres dinero, dónalo a la caridad.

15.  Ajusta tus contratos de teléfono e internet

 Nos venden siempre el todo ilimitado, lo cual está bien, a mí me encanta, pero, ¿haces uso ilimitado de esos recursos?

Puede que tengas llamadas ilimitadas, aunque no hables ni 30 minutos al mes, y que tus megas de internet sean más de 20, pero tu consumo no llega ni a 5.

Si ajustas estos contratos verás cómo te puedes ahorrar un buen pico cada mes y, aunque parezca insignificantes, unos euros de aquí y de allá marcan la diferencia.

16.  Cambia de empresa eléctrica

El caso de las eléctricas es diferente, ya que hoy en día hay muchísimas empresas distribuidoras de energía, más de 600 en España, y cada una de ellas tiene un precio diferente.

Lo que solemos hacer es quedarnos con la de toda la vida o la que nos dé el mejor descuento, pero no nos paramos a pensar qué pagamos realmente.

A esto hay que sumarle que no entendemos realmente cómo funciona la factura de la luz, y que es poco clara, pero en esta entrevista puedes aprender más sobre ello.

17.  Revisa tus finanzas al menos una vez al mes

Diría que el 95 % de las personas se limita a ver la cuenta corriente de vez en cuando a ver si ocurre algo raro, o todavía queda dinero para gastar.

Pero no me refiero a esto, sino a hacer un análisis verdadero de cómo son tus finanzas, y cómo está el estado de tu patrimonio.

Puede parecer difícil, pero yo lo hago una vez al mes y en mucho menos que una hora, porque sé cómo hacerlo.

Si quieres aprender puedes entrar en mi curso de finanzas personales donde te muestro cómo hacerlo.

18.  Limita el gasto de regalos

A veces justificamos el gasto extra para otras personas, un gasto que no haríamos si fuese para nosotros.

Una cosa que puedes hacer es limitar el gasto para los regalos de otros, así estableces una política que no te puedes saltar, es política de la casa.

Hay muchos eventos a lo largo del año, que, como en muchas ocasiones ocurren a cuentagotas, parece que no son nada, pero si sumas, te llevarás una sorpresa.

19.  Cocina para comer en el trabajo

Cuando quieres ahorrar más, cocina en tu casa y llévate el tupper al trabajo, ya que el gasto en comida suele ser un gasto importante a fin de mes.

Si ponemos una media de 10 € al día y que trabajamos unos 20 días, el gasto suele estar en torno a 200 €, que hay que sumarles los cafés y algunas cervezas del afterwork.

Cuando te das cuenta, te has comido un 20-30 % de tus ingresos solo en el ocio laboral.

Puede que preparar las comidas te lleve tiempo, pero también lleva tiempo trabajar para ganar ese dinero que te comes fuera de casa, ¿verdad?

20.  Reduce tus salidas de ocio

Si eres de los que se pasa de viernes a domingo fuera de casa, si quieres ahorrar más, piénsatelo la próxima vez.

Decide cuándo quieres salir y cómo quieres hacerlo, puede que salgas menos, pero que lo disfrutes más.

Muchas veces salimos por sanción social, porque es lo que tenemos que hacer, aunque no nos apetezca, y eso tiene un coste, en muchos sentidos.

21.  Haz la lista de la compra

Cuando vayas a comprar, haz la lista antes de salir de casa, así podrás reprimir esos impulsos de comprar cosas que no debas, ni quieras.

Además, ajustarás mejor la cesta de la compra y evitarás tirar comida.

Hay estudios que dicen que la comida que se desperdicia es brutal, así que cada vez que tiras algo a la basura porque se ha puesto malo y no lo puedes comer, estás tirando una parte de tu dinero, de tu esfuerzo y de tus ahorros.

22.  Más agua

Bien sea en casa o fuera, cualquier bebida que no sea agua tiene un coste extra, y casi ningún beneficio.

Una buena forma de ahorrar ese poquito extra es bebiendo agua, que siempre podrás acompañar con una rodaja de limón.

23.  Cocina para dos

Para dos veces, así ahorrarás energía y tiempo.

Cada vez que tenas que cocinar duplica tus raciones, es cierto que en algunos casos no se puede hacer, pero hay muchos platos que sí.

24.  Llévate tu préstamo a otro lugar

El negocio de los bancos es prestar dinero, así que todos están deseosos de prestarte, sobre todo si eres un buen pagador.

Haz una pequeña búsqueda en Google y verás cómo hay bancos que te rebajan el tipo de interés de tus préstamos personales si te cambias con ellos, y lo mejor es que ellos hacen toda la gestión.

Yo lo estuve mirando y había casos que me reducían más de un 1 %, que cuando los intereses son bajos, es una reducción considerable.

25. Vende lo que ya no usas

Somos acumuladores por naturaleza, y compramos utensilios sin parar que tenemos guardados en los cajones acumulando polvo.

Antes de que pierda más valor, véndelo, así desocupas espacio en casa.

26.  Haz del minimalismo tu vida

Va al hilo de lo anterior.

De nada sirve que vendas lo que no usas para seguir comprando cosas que sigues sin usar, así que instaura el minimalismo en tu vida.

Compra aquello que necesites y que uses, comprar por comprar tiene un gran coste en dinero, y en tiempo.

27.  Fuera vicios emocionales

Muchos de nuestros vicios nos cuestan mucho dinero.

Iba a poner cómo título dejar de fumar, pero hay otros vicios que también hay que tener en cuenta.

Y es que los vicios tienen en común que nos cambian el estado emocional, por eso lo hacemos de forma inconsciente e incontrolada.

Si calculas cuánto te cuestan los vicios al mes, puede ser que se te quiten las ganas de muchas cosas.

28.  No cambies las bombillas si todavía funcionan

La fiebre LED hace que cambiemos las bombillas gastando enormes cantidades de dinero, cuando la evidencia nos dice que el consumo de electricidad es mínimo, y que el ahorro por el cambio de bombillas no es tanto.

Es más, deberían de pasar muchos años para compensar ese gasto al cambiar las bombillas, porque el precio es muy superior.

29.  Programa tu termostato

Si tienes horarios fijos en casa, compra un temporizador para poner un horario al termostato y evitar que esté continuamente gastando recursos.

El calentador de luz es uno de los electrodomésticos que más consumo de electricidad tiene, así que es un buen aparato en el cual reducir el gasto para ahorrar más.

30.  Cambia tus seguros

Los seguros son gastos elevados que sumados pueden sumar un sueldo o más, por eso hay que comprobar siempre si hay otras alternativas más económicas.

Si tienes entre 3 y 5 seguros, puedes ahorrarte unos 100 € al año si sabes elegir bien, cuando no sea más.

31.  Alquila el espacio que no usas

Esta puede ser una medida para momentos desesperados, pero que te puede dar mucho dinero para ahorrar más rápido.

En España no hay mucha costumbre de tener viviendas compartidas, pero en otros países si es así, donde se acondiciona un espacio en la casa para que vivan otras personas.

Estos ejemplos los pude ver en Estados Unidos y Ámsterdam, y seguro que es algo que se repite en muchos otros lugares.

32.  Cambia de vivienda

El gasto en vivienda es uno de los mayores en nuestras vidas.

Un ahorro de tan solo 50 € supone 600 € al año, y seguro que se te ocurren muchas cosas que puedes hacer con ese dinero, ¿a que sí?

33.  Hincha los neumáticos de tu coche

La correcta presión de los neumáticos hace que ahorres en carburante.

Este es el consumo directo, pero también favorece que la vida útil de tus neumáticos sea mayor, por lo que ahorrarás en ruedas.

Por otro lado, también importante, mejoras la seguridad en la carretera reduciendo la probabilidad de accidente, que puede provocar un buen agujero en tu economía.

34.  Viaja en transporte público

El ahorro es considerable, sobre todo si usas el transporte a diario.

Además, usando el transporte público también vas a favorecer el desarrollo sostenible, que nadie le damos importancia, aunque nos envían señales del cielo.

35.  Tu cuerpo es tu gimnasio

No necesitas pagar una suscripción para estar en forma.

Si ir al gimnasio te gusta mucho, puede ser que el gasto esté justificado, pero hay muchas más personas que pagan y no van, que los que realmente van, y lo sabes.

En el caso de que quieras ahorrar más, seguro que puedes sustituir tu hora en el gimnasio, por una hora en el parque o en tu casa haciendo yoga.

¿Qué vas a hacer para ahorrar más?

Te he dejado 35 estrategias, pero podría haber aumentado el número e ir más allá, aunque si aplicas todas estas será un gran paso.

Que entiendas que lo esencial es cambiar tus hábitos y tu comportamiento, que es lo que te va a llevar a lograr resultados.

Ahora me gustaría que me dejases en los comentarios por dónde vas a empezar a ahorrar más dinero desde hoy, ¿te parece bien?

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
¡Hablemos ahora!
¿Hablamos?
¿Tienes alguna pregunta?