Atención: estás perdiendo dinero por no tener metas financieras

¿Tienes metas financieras?

Si no es así te entiendo, formas parte de la mayoría de personas que no tiene objetivos.

El problema en este punto es que, al ir sin metas por la vida, acabas donde no quieres acabar y dejas de conseguir aquello que deseas.

Los recursos que tenemos suelen ser limitados, y por eso debemos consumir con responsabilidad y consciencia.

Un punto importante aquí es tener foco, saber qué se quiere conseguir e ir a por todas sin dudarlo.

La idea es identificar dónde estás y determinar dónde quieres llegar, a partir de aquí, solo se necesita fuerza de voluntad.

Por tanto, en este artículo te cuento todo sobre las metas financieras.

¿Qué son las metas financieras?

Son objetivos financieros que te ayudan a conseguir otros objetivos en tu vida.

Ten en cuenta que las finanzas son el medio a través del cual se consigue vivir el estilo de vida que se desea.

Por tanto, las metas financieras deben entenderse en ese contexto, como objetivos que son un medio para lograr algo más grande.

Además, te sirven para monitorear y controlar tus finanzas, analizar si estás en el buen camino para conseguir los objetivos marcados o no.

El dinero no es el fin, sino el medio, lo remarco de nuevo.

Ejemplos de metas financieras

Voy a dejarte con algunos ejemplos para que te sirvan de referencia:

  • ¿Cuánto dinero vas a ahorrar al mes?
  • ¿Cuál es tu objetivo de cuenta sagrada?
  • ¿Cuánto vas a ahorrar este año a largo plazo?
  • ¿Cuánto dinero vas a disponer para ocio, regalos, eventos y viajes?
  • ¿Cuál es tu estrategia de reducción de deuda?
  • Meta de no usar crédito.
  • Proponerte cambiar contratos para ahorrar gastos.
  • ¿Cuánto vas a aumentar tus ingresos este año? ¿Cómo?
  • ¿Dónde vas a invertir?

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast

5 metas financieras a corto plazo que debes implementar ya mismo

metas financieras

Tenemos tantas metas financieras que debería revisar tu caso exacto para saber por dónde empezar.

Pero hay muchas cosas que son similares, así que voy a dejarte con estas 5 metas financieras que debes alcanzar ya mismo.

1- Crea una cuenta sagrada de al menos 1 año

La idea es que debes crear este colchón de seguridad para evitar el estrés financiero y evitar siempre acudir a la deuda de manera sistemática.

En el caso de no tener unos ahorros, en el momento en el que ocurra una situación adversa, la primera reacción es pedir dinero prestado.

Es por eso que si no tienes ahorros, deberías centrar toda tu atención a crear esta cuenta.

Un consejo, crea una cuenta aparte para evitar meter la mano.

Si gestionas todo tu dinero en la misma cuenta, lo más probable es que no lleves un control de qué dinero entra, ni qué dinero sale.

Al final se vuelve un batiburrillo de gastos que no te dejan ver tu realidad financiera.

Por lo tanto, crea una cuenta aparte donde guardes esos ahorros, ese colchón financiero, que te permita salir de cualquier situación adversa en algún momento dado.

En este punto pon atención en que no te cobren comisiones por tener esa cuenta, sino el esfuerzo que hagas por ahorrar no se verá recompensado.

Por ejemplo, el BBVA está ofreciendo cuentas online gratuitas que pueden ser una buena opción para este menester.

Por otro lado, en el momento en el que logres aumentar tus ahorros, puedes buscar cuentas remuneradas que te pagan un interés por tener ahí tu dinero.

En este caso, el banco Nationale Nederlanden tiene una promoción que te da 50€ para impulsar tu ahorro, además de remunerar los ahorros que ahí deposites.

Al final, se basa en hacer crecer tu cuenta sagrada y buscar opciones para que tu dinero siga generando dinero.

2- Decide vivir sin deuda

Esto no quiere decir que debas eliminar tu deuda ya, hoy mismo, sino que decidas que vas a vivir así.

Puedes comenzar por no adquirir más deuda, aunque te entre la tentación, así que es buen momento de retirar tus tarjetas de crédito.

Una vez tengas esto, establece un plan de amortización anticipada.

Ten en cuenta que la deuda te aumenta tus gastos mensuales, si consigues reducirla, verás cómo dispondrás de más dinero para ahorrar, disfrutar o eliminar más deuda.

La inversión es algo que llama mucho la atención, pero eliminar deuda puede ser una de las mejores herramientas para conseguir una buena rentabilidad, por los intereses que dejas de pagar.

Ten en cuenta que toda deuda tiene asociados unos costes, y cuanto a mayor plazo sea, estos aumentan de forma exponencial.

Es el interés compuesto al revés, así que es buen momento de parar esa progresión y darle la vuelta.

3- Establece un plan de ahorro a largo plazo

El tiempo pasa queramos o no, así que es buen momento de ahorrar a largo plazo.

Siempre vivimos al día, pero si no planificas, dentro de 30 años también vivirás al día, pero serás más mayor, con menos energía y quién sabe si con más o menos oportunidades de ganar más dinero.

Así que destina una parte de tu dinero a esta partida y deja que el interés compuesto haga su función.

Hoy en día no se necesita tener grandes conocimientos ni gran capital para acceder a oportunidades de ahorro a largo plazo.

Un producto que es válido para casi cualquiera son las carteras de fondos de inversión.

Lo único que tienes que hacer es destinar un dinero mensual y una empresa gestiona tu dinero con el objetivo de darte una buena rentabilidad, y ellos cobran por el servicio.

Esto es gestión pasiva discrecional, donde no tienes que hacer nada más que ahorrar un poco cada mes.

También puedes invertir directamente en fondos de inversión, pero debes tener un mayor conocimiento para saber elegirlos y analizarlos.

Yo ahorro mi dinero a largo plazo en carteras de fondos a través de la plataforma Indexa Capital.

Si decides abrirte un fondo ahí a través de este enlace, vas a conseguir la gestión gratuita de tus primeros 10.000€ durante un año.

4- Ajusta tu consumo

Reduce aquellos gastos que son innecesarios.

Solemos tener hábitos que no acompañan a unas finanzas saneadas, así que es importante revisar tus gastos y decidir cuál no sirven para nada.

Hoy en día tenemos suscripciones a muchas cosas que no usamos o que le damos muy poco uso, así que pregúntate si realmente eso es necesario.

Ya verás que cuando revises tus finanzas vas a generar un extra importante mes a mes que lo podrás dedicar a aquello que realmente quieres.

Ten en cuenta que muchas veces no conseguimos lo que queremos porque nos gastamos el dinero en otras cosas que no nos aportan mucho.

5- Aumenta tus ingresos

Esta parte es esencial, porque solo aumentando tus ingresos podrás hacer un cambio profundo en tus finanzas.

Pero claro, las cuatro metas financieras anteriores son necesarias, es decir, empezar por aquí no tiene sentido.

Saber gestionar tu dinero es esencial, y luego usar una estrategia para tener diferentes tipos de ingresos para dar un impulso extra.

Hay muchas opciones para aumentar tus ingresos, desde pedir aumento de sueldo, hacer horas extra, cambiar de empresa, buscar un trabajo extra por horas disponibles, etc.

No es algo que debas hacer por toda tu vida, sino más bien por un tiempo hasta que sanees tus finanzas o consigas que tus ahorros comiencen a fluir.

Antes de acabar

Aquí te he comentado 5 metas financieras que debes aplicar.

Pero estas metas financieras deben ser SMART, es decir, que tienes que definirlas de un modo específico para que llegues a conseguirlas.

Además, debes entender de que para que te levanten de la silla, te deben suponer un reto.

Y tómatelo con calma, porque esto se aprende haciendo, poco a poco.

Conforme vayas adquiriendo nuevos hábitos, ya irás incorporando nuevos.

Tampoco será una progresión lineal y exponencial, sino que tendrás altibajos, asúmelo ya y comienza hoy mismo a cambiar tus finanzas.

Ahora me gustaría que me dejases en los comentarios qué metas financieras vas a implantar hoy mismo.

Hola, soy Adri Nerja, Doctor en Economía, profesor e investigador. Puedes seguirme en YouTube y LinkedIn.

Deja un comentario