28. Érase una vez alguien como tú que aprendió cómo se mide la riqueza

¿Cómo se mide la riqueza?

Parece una pregunta con trampa, ¿verdad?

Las respuestas, aunque finitas, pueden ser muy variadas.

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify

Si preguntas por ahí, lo más seguro es que las respuestas estén, de un modo u otro, relacionadas con el dinero.

Riqueza y dinero van de la mano, pero no son lo mismo, porque si no serían la misma palabra, ¿no?

Por eso, en este post quiero contarte cómo se mide la riqueza desde diferentes puntos de vista.

De ese modo, al terminar, tendrás una idea clara de qué es la riqueza para ti.

Medida de la riqueza

Lo más seguro es que si buscas en internet cómo se mide la riqueza te aparezca la palabra PIB por algún lado.

¿Sabes lo que es el PIB?

El PIB o Producto Interior Bruto es la medida de riqueza usada en macroeconomía.

El PIB indica cuál es el valor de todos los bienes producidos en un país en un periodo determinado.

Lo más interesante es su evolución que muestra cómo un país es capaz de generar más y más riqueza a lo largo del tiempo.

También puede darse el caso que el PIB descienda, lo que quiere decir que el país está disminuyendo su producción.

Esta medida de la riqueza suele salir en periódicos y telediarios y la suelen usar los políticos.

También es la metodología que enseñan en las universidades.

Otra medida indicativa del PIB es el PIB per cápita.

Es decir, cuánto, en teoría, produce cada persona en el país.

Es un indicativo de la riqueza media por persona, aunque a veces está alejado de la realidad.

Es decir, que la relación sueldo con el PIB no se da.

Esta medida es una medida académica de la riqueza, pero olvida matices que dan mayor riqueza a la definición de riqueza.

La riqueza que no se ve

Ya te he mostrado cómo se mide la riqueza de manera macroeconómica.

Si miramos a más baja escala, a nivel de personas, podemos distinguir varias formas de medir la riqueza.

Una sería de carácter económico y otra de carácter filosófico.

La riqueza económica muestra el dinero, así como los bienes que tiene una persona.

Es la definición con la que más nos identificamos al hablar de riqueza.

Cuando hablamos de si alguien es rico o no pensamos en su dinero y posesiones.

Pero claro, no hay una medida concreta que marque cuando uno es rico o no al hacer este análisis tan vago.

Hay que ahondar un poco más.

Por ejemplo, ¿tener un sueldo elevado significa ser rico?

El significado de riqueza, en realidad, es algo subjetivo, intrínseco de cada persona. 

¿Llamarías a alguien rico por tener mucho dinero y posesiones, aunque esté amargado de la vida?

Aquí entra en juego la definición de riqueza filosófica.

La riqueza va más allá de las posesiones.

También tiene en cuenta la riqueza de espíritu y alma.

Que tú, como persona, tengas aptitudes y un desarrollo que te permitan desenvolverte en cualquier situación.

Consta de cambiar recursos por ingenio, que son los recursos de tu interior.

¿Cómo se mide la riqueza?

Tanto la riqueza económica como la riqueza filosófica son difíciles de medir.

Tiene un alto componente subjetivo.

Así que voy a mostrarte cómo medir la riqueza dentro de las finanzas personales.

Atendiendo a un equilibrio entre lo personal, lo profesional y lo material.

Pero te adelanto la respuesta.

La riqueza se mide en tiempo.

¿Cuántos meses de libertad tienes?

La riqueza no solo es dinero.

Puede que tengas dinero, pero, ¿para qué lo usas?

Me gusta medir la riqueza en tiempo, porque el tiempo es libertad, y es un recurso que nunca se recupera.

Además, en este mundo económico, puedes usar el dinero para ganar más tiempo.

No hablo de más tiempo de vida, sino de más tiempo libre para poder usar a tu antojo.

Entra la contraposición de tener que trabajar para ganar dinero estando sumido constantemente en la carrera de la rata.

En cambio, existe la idea de poner a trabajar a tus finanzas para ti para cada vez ganar más y más tiempo y erradicar la palabra trabajo de tu vida.

Entendiendo el trabajo como una obligación y cambiando esto por tu propia vocación.

Respondiendo a la pregunta de cuántos meses de libertad tienes, este es un indicador de tus finanzas personales.

Por lo tanto, coge y recopila cuánto dinero tiene tu colchón económico.

Por otro lado, haz un recuento de tus gastos mensuales.

Recoge tus gastos mínimos y tus gastos habituales.

Entonces para saber los meses de libertad divide tu colchón económico por tus gastos mensuales.

Sabrás cuántos meses puedes vivir sin percibir ingreso alguno.

Un ejemplo.

Tienes 10.500 € en tu colchón económico y tus gastos mensuales son de 750€.

Por tanto, tienes 14 meses de libertad financiera.

Esta medida, aunque calculada de manera sencilla (se puede complicar más) te da un indicador de cuánto de saneada está tu economía.

Créeme que cuando tienes un colchón económico suficiente tu perspectiva cambia.

Te atreves a tomar ciertas decisiones que no tomas si vives mes a mes.

Con un colchón suficiente puedes atreverte a tomar “riesgos”.

Digo “riesgos” porque puede que sean las decisiones más sensatas en tu vida.

¿Cómo conseguir riqueza infinita?

Supongo que querrás ser rico para siempre, lo que se traduce en disponer de tu tiempo a tu antojo.

Aquí, inevitablemente, aparecen los términos de ingresos pasivos y recurrentes.

Otras formas de ganar dinero que requieran de tu tiempo a través de un empleo.

Por ello tienes que poner el foco en crear nuevas fuentes de activos que fortalezcan tu economía.

Los activos generan ingresos pasivos y de cartera.

Si logras que tus ingresos pasivos y de cartera superen tus gastos mensuales conseguirás a riqueza infinita.

Un caso.

Imagina que tienes unos gastos mensuales de 750€ como antes y que recibes unos ingresos pasivos y de cartera mensuales de 600€.

Ahora, tus “gastos netos” son de 150€, por lo que con un colchón de 10.500€ como antes, puedes cubrir 70 meses.

Eso son más de cinco años de riqueza, casi seis.

Si consigues que tus ingresos pasivos aumenten a 750€, podrás vivir sin tener que trabajar.

Siempre y cuando sigas alimentando esos ingresos pasivos.

Aquí está la riqueza infinita.

Ahora dispones de tu tiempo para crear riqueza interior, para dedicar tu tiempo a lo que te apetezca.

Ese es el secreto, te lo repito.

Que tus ingresos pasivos y de cartera superen a tus gastos.

También es importante llevar una vida minimalista y con sentido interior.

De esa manera no te dejas arrastrar por el consumismo que hace que vivas una vida por encima de tus posibilidades y te mantiene en la carrera de la rata.

Esto también evidencia la importancia de conocer la diferencia entre deudas buenas y malas.

Las deudas malas ahondan más los problemas económicos y dificultan la salida de la carrera de la rata y la consecución de la riqueza infinita.

Es relevante que trabajes estos temas y sepas analizar tu estado financiero personal.

Resumiendo

La medida de la riqueza está dentro de nosotros, aunque lo más importante sea el tiempo.

Te he dejado varias formas de medir tu riqueza para que veas cómo puedes bajar la definición al mundo terrenal.

Ya sabes cómo se mide la riqueza.

Es muy importante que aúnes tu desarrollo personal con el financiero.

Solo de ese modo se pueden conseguir grandes objetivos.

El secreto no está en ganar o tener mucho, sino en ganar y tener lo necesario para vivir la vida que deseas.

Que realmente deseas, permíteme recalcar, no una vida liderada por el ego y por las falsas ilusiones de la sociedad.

Sino una vida creada y construida desde tu interior.

Esto se consigue con educación financiera.

Yo, en el momento que estoy escribiendo este correo, tengo una riqueza de más de 14 meses, ¿y tú? 

Ahora que sabes cómo se mide la riqueza, déjalo escrito en los comentarios que me agradaría saberlo.

P.D.: ¿Quieres saber cómo he montado esta web? Si es así entra aquí donde muestro mi caja de herramientas web.

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies