20. Quiero ganar dinero, pero ¿para qué?

¡Quiero ganar dinero!

Es una frase recurrente que se repite en las conversaciones del día a día.

¿Quién no quiere ganar dinero rápido? ¿A quién no le gustaría ganar dinero fácil por internet?

La cuestión es que dinero rápido y fácil rara vez existe.

Además, quiero decirte que puedo asegurarte que no quieres dinero, lo que quieres es algo más, algo que se esconde detrás de este deseo.

Esto es lo que vamos a ver en este post, así que pregúntate, ¿realmente quiero dinero?

Satisfacción inmediata vs felicidad

La principal razón para querer dinero es para gastar.

Porque el gasto proporciona una satisfacción inmediata, un cambio bioquímico que hace que te sientas mejor.

El problema es que es como una droga, como el azúcar, que se acaba su efecto y siempre quieres más.

Es una forma de cubrir tus necesidades, tus anhelos, con un comportamiento poco sostenible en el tiempo.

Sí que es cierto que te proporciona satisfacción inmediata, pero se agota, se acaba y al final nunca sentirás felicidad, porque siempre necesitarás reiterar el mismo comportamiento.

Si tienes dinero no hay problema, o sí, pero si no lo tienes vas a tener la sensación continua de necesitarlo.

Esto hace que tengas un enfoque de escasez y que desde ahí seas incapaz de valorar lo bueno que tienes, en vez de todo aquello que te falta.

La verdad es que me ha sorprendido la cantidad de búsquedas que hay en internet sobre cómo hacer dinero fácil, cómo ganar dinero rápido, etc.

Parece que se busca obtener dinero a cambio de nada, una fórmula con poco futuro, ni presente.

El dinero es tu palanca no tu objetivo

Esa pescadilla que se muerde la cola, en la que quieres más dinero para gastar y encontrar momentos de satisfacción, no te lleva a ningún lado.

Realmente cuando dices “quiero ganar dinero”, estás diciendo necesito más ropa, comprarme un coche, irme de vacaciones, me gustaría salir de hotel más spa…

Y detrás de cada deseo se esconde una necesidad personal a cubrir.

El dinero es la palanca que nos ayuda a conseguir lo que deseamos, por eso lo primero que pedimos es dinero.

Por eso creo que es mejor ir a la raíz y no quedarnos en la superficie.

Quizás descubras que puedes cubrir tus necesidades sin más dinero, o incluso sin necesitarlo.

Por lo tanto, comienza el camino del autoconocimiento para detectar qué es aquello que deseas conseguir realmente.

Desde dentro es donde vas a encontrar la felicidad real, y así dejar ese comportamiento de gasto compulsivo donde sientes continuamente la necesidad de ganar más y más dinero.

Pon fin a ese estado de necesidad continua.

Te voy a poner un ejemplo cotidiano que viene con la compra de ropa y complementos.

Es un comportamiento que observo, cuando la realidad es que en este ámbito también se cumple la ley de Pareto, es decir, que el 80% de las veces nos ponemos solo el 20% de la ropa.

Esto indica que nuestros armarios están infrautilizados.

Aun así, muchas personas compran, de manera sistemática, ropa y complementos mes a mes, incluso aunque tengan buena parte de su armario lleno de ropa nueva aún con la etiqueta puesta y de diferentes temporadas.

Este hecho también hace alusión al punto anterior, donde refleja un comportamiento en el que se busca el placer inmediato con el gasto, pero que este comportamiento no tiene fin.

¿Qué quieres realmente?

Detrás de cada deseo hay una necesidad por cubrir y la manera de cubrirlo la decides tú.

Repito.

Realmente no quieres dinero, sino el sentimiento que te produce aquello que compras con el dinero.

Por ejemplo, en finanzas personales siempre se insta a que se genere un colchón económico de seguridad.

Es una forma de decir quiero dinero, para construir un fondo, que nos aporte seguridad y estabilidad financiera.

Esa seguridad y estabilidad nos aporta otros beneficios en nuestras vidas y hace que nos centremos en otras metas en vez de cubrir necesidades básicas.

A veces queremos sentirnos importantes y relevantes en nuestro entorno y por ello hacemos otro tipo de compras como puede ser un coche nuevo, una segunda residencia en zona de playa…

La verdad que gastar no está mal. El problema se encuentra cuando estos gastos no vienen de forma intrínseca desde nuestra esencia, sino que vienen para cubrir otro tipo de necesidades encubiertas.

Además, si se provoca una desestabilidad en tu economía, ¿tiene sentido?

Por lo tanto, quizás ha llegado el momento para evaluar y descubrir tu esencia para que desde ahí tomes mejores decisiones alineadas realmente a tu ser.

Solo desde aquí vas a realizar una evaluación más exacta.

Así que ya desde aquí, vamos a ver qué formas existen para ganar más dinero.

Una vez identifiques para que lo quieres, ya tiene sentido obtenerlo, para que puedas destinarlo a un uso útil.

3 formas de ganar más dinero

Te voy a contar tres formas lógicas para que ganes más dinero.

No obstante, si consigues aumentar tus ingresos o el dinero que ganas, ten, con anterioridad, pensado qué vas a hacer con ese dinero.

¿Lo vas a ahorrar, a invertir o lo destinas a comprarte algún capricho?

Aumenta los ingresos de tus fuentes de ingresos

Parece un trabalenguas, pero es muy sencillo.

Hoy en día ya tienes fuentes de ingresos, al menos una, tu trabajo.

Lo más sencillo es que aumenten lo que ganas de tus fuentes de ingresos actuales.

Es decir, que, si tienes un empleo, ¿de qué formas puedes aumentar tu sueldo?

Haz lo mismo con el resto de fuentes de ingresos, crea una lista con ideas sobre cómo puedes aumentarlas.

Crea fuentes de ingresos paralelas

Una vez ya hayas agotado el paso anterior enfócate en generar nuevas fuentes de ingresos que sean complementarias a las anteriores.

La idea es que al principio no diversifiques, sino que te va a resultar mucho más fácil desarrollar nuevas fuentes de ingresos en aquellas áreas que ya conoces.

Si tienes un empleo o una profesión, seguro que tienes contactos, y encuentras nuevas formas de generar nuevos ingresos paralelos a tu actividad.

Así evitas las barreras de entrada y la curva de aprendizaje que requiere adentrarse en nuevos territorios.

Busca y desarrolla tu pasión

Todo tiene un fin y es que desarrolles y puedas monetizar aquello que te gusta y que te apasiona.

Así que crea un listado con aquello que te gusta, con lo que pierdes la noción del tiempo y haz una tormenta de ideas para ver de qué modo lo puedes monetizar.

Este apartado es un apartado de futuro, que quizás te lleve más tiempo desarrollar, a lo mejor necesitas buscar un mentor que te ayude en esta etapa.

Creo que este debe ser tu objetivo final, el de encontrar qué es aquello que te gusta y te apasiona y realizarlo todos los días de tu vida y que puedas vivir de ello.

Conclusión

Puede que te digas a ti mismo que quieres ganar dinero, cuando a lo mejor esa afirmación no sea del todo cierta.

El dinero es la palanca que te ayuda a conseguir lo que quieres, lo que necesitas, pero no es el objetivo en sí.

Aunque puede ser que ames realmente al dinero, pero no deja de ser un papel con un valor detrás.

Te invito a que busques en lo más profundo de tu ser para desde ahí construir y dar los pasos que te lleven a vivir una vida más feliz.

Deja de comprar tu placer inmediato porque eso nada más te introduce en una rueda sin fin que puede afectar gravemente a tu economía personal.

Ahora déjame en los comentarios, ¿para qué quieres ganar dinero?

P.D.: ¿Quieres saber cómo he montado esta web? Si es así entra aquí donde muestro mi caja de herramientas web.
Sígueme

Adri Nerja

Ayudo a personas con alma emprendedora, que quieren reinventarse e iniciar su propio negocio, a organizar y planificar sus finanzas personales para conseguir un colchón económico, que les permita emprender con seguridad.
Sígueme

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies