Cómo empezar el día con energía positiva

Adri Nerja

Adri Nerja

Desde hace un tiempo que llevo investigando sobre cómo empezar el día con energía positiva y hoy te lo cuento.

Nuestra mente está enfocada en la supervivencia, así que si queremos tener una buena actitud necesitamos hacer algo de forma proactiva.

Si no lo hacemos, nos veremos sumidos en lo que la vida nos depare, que en muchas ocasiones son pensamientos negativos que nos hunden la moral.

Después de probar varias estrategias para levantarme con energía positiva di con una que me ha funcionado que es la que marca el libro de Robin Sharma «El club de las 5 AM.»

Así que en este episodio te resumo qué dice el libro y te cuento la rutina que hago yo y cómo la hago.

Te aseguro que después de leer esto sabrás cómo empezar el día con energía positiva para siempre.

Cómo empezar el día con energía positiva con tan solo 1 hora

Lo que marca el autor es que la primera hora del día te la dediques a ti y a nadie más, y te digo que funciona.

Como bien indica el libro, es el club de las cinco de la mañana.

Yo entiendo que, en España, ese horario no sea tan realista porque aquí nos acostamos tarde.

Recuerdo que empecé a levantarme a las 5:30, aunque ahora es cierto que soy más permisivo con esa hora, porque me tenía que acostar muy temprano para cómo funciona la dinámica de horarios en este país.

Lo que sí debes entender, es que si trabajas deberás levantarte al menos una hora antes para poder afrontar los diferentes bloques.

Te aseguro que funcionan, pero no me creas, pruébalo durante un mes y ya me cuentas.

Esa primera hora la divide en 3 bloques de 20 minutos, aunque tú los puedes modificar a tu gusto, al final es hacer tuya esta rutina.

Estos son los 3 bloques:

  1. Activación: hacer un poco de deporte.
  2. Preparación: prepararte mentalmente y planificar tu día.
  3. Aprendizaje: ponte las pilas llenando tu mente con conocimiento nuevo.

Ahora voy a ampliarte la información de cada bloque y contarte mi experiencia y cómo lo hago yo.

Primer Bloque: Activación

Básicamente lo que hay que hacer es un poco de deporte, pero deporte que te haga sudar, que aumente tu frecuencia cardíaca.

Dentro del deporte debes entender lo beneficioso que es hacer deporte de fuerza de algún tipo, porque tonifica tus músculos y te mantiene activo durante más tiempo.

Al ser temprano en la mañana la mejor opción es hacer algo en casa, y así también evitas los tiempos de desplazamiento.

Yo lo que hago es Yoga, en concreto DDP Yoga, que es un yoga transformado que incorpora diferentes disciplinas.

Todavía está todo en inglés, pero tiene un precio bastante asequible que puedes probar en cualquier dispositivo móvil.

Si te animas verás que con el paso del tiempo aumenta tu flexibilidad y tu fuerza, además de que verás cómo disminuyes alguna talla que otra.

Lo bueno del DDPY es que te permite elegir rutinas de diferente duración, así que puedes adaptarlo a tus necesidades.

Puedes hacer rutinas desde los 20 minutos hasta una hora, recuerda que en el libro dice que son veinte minutos, pero que lo ideal es que lo adaptes a tus circunstancias, pero mínimo eso claro.

Segundo Bloque: Preparación

En este bloque te preparas para lo que te depara el día.

Se divide en dos.

En la primera parte debes hacer una meditación.

Lo que hago yo es que hago un mindfulness guiado de YouTube de 8 minutos.

Está comprobado que con tan solo 8 minutos al día de meditación se consiguen efectos positivos, así que, ¿por qué más?

Luego, la segunda parte es la de planificar el día.

Lo que hago yo antes de planificar el día es escribir en una agenda cualquier cosa que me perturbe ese día para dejarlo ahí y ya afrontar la mañana sin problemas en mi mente.

Al escribirlo es como que lo saco y lo alejo de mis preocupaciones.

Una vez hecho esto ya hago un listado de las cosas que tengo que hacer y hago una especie de bloques de trabajo.

Lo importante aquí es marcarte unas cuantas tareas y darles prioridad, así te aseguras que cada día haces algo realmente importante.

Tercer Bloque: Aprendizaje

Tenemos que aprender continuamente ya que somos nuestro principal activo, así que debemos estar actualizados.

Normalmente ponemos miles de excusas para no hacerlo, ya que es algo de lo que se puede prescindir fácilmente y no tiene consecuencias visibles.

Pero si te lo marcas al inicio de la mañana estarás haciendo un gran gesto para tu desarrollo personal.

Puedes estudiar algún curso online que tengas o leer simplemente algún libro, siempre que sea un ensayo, no una novela.

La idea es que llenes tu mente de conocimiento nuevo.

En conclusión

Deja una hora al día para ti, y que sea la primera, así te aseguras que la vas a tener y que el trasiego del día a día no te va a llevar por otros lares.

Te repito de nuevo cómo es la rutina, para que no te la olvides:

  1. Activación: 20 minutos de deporte.
  2. Preparación:
    1. 10 minutos meditación.
    2. 10 minutos de planificación diaria.
  3. Aprendizaje: 20 minutos de estudiar o leer.

Es tan solo una hora que puedes ampliar a tu semejanza.

Si quieres hacer una hora de deporte, adelante.

Digamos que esta es la rutina mínima para asegurarte una hora para ti cada día.

Mi invitación es que la pruebes y verás sus resultados positivos, sobre todo en tu actitud.

Te he explicado ya cómo empezar el día con energía positiva, me gustaría que me dejases en los comentarios qué es lo que haces tú actualmente y qué tienes pensado modificar.

Multimedia

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies