Cuáles son las ventajas de Mendeley

Hace años que empecé a usar Mendeley y cada día agradezco haberlo hecho porque me facilita el día a día en mi labor investigadora.

Las ventajas que tiene el uso de Mendeley son numerosas, entre ellas el poder trabajar multidispositivo y multiplataforma, la gestión de referencias, también en grupo, y las citas. Todo ello conlleva a un considerable ahorro de tiempo en la investigación.

A continuación, voy a describirte las principales ventajas que para mí tiene Mendeley, y espero animarte a que lo uses.

Organiza tus referencias fácilmente

Antes de la existencia de Mendeley, la gestión de las referencias y los artículos científicos se hacía, y algunos siguen haciéndolo, almacenando internamente los archivos.

Más de una vez he visto a investigadores con numerosas carpetas donde intentan guardar y seguir un orden en todos los artículos, que con los años se van acumulando, y al final se convierte en una algarabía difícil de gestionar.

En algunos casos, esa gestión se hace en almacenamiento en la nube, como Dropbox o Google Drive, lo cual facilita la gestión, porque al menos se puede acceder online y en cualquier lugar y dispositivo.

Aun así, Mendeley va más allá, porque permite llevar a cabo una gestión adecuada de las referencias, todo ordenado por carpetas y subcarpetas, pero, además, cuando se añade un artículo, automáticamente guarda información relevante.

Esa información consiste en el título, la revista, el DOI, el abstract, las keywords usadas, los autores, y más como se puede apreciar en la imagen siguiente.

ventajas de mendeley

Compara la situación de ver el título de un archivo con la situación de poder acceder igual de fácil a toda la información que provee Mendeley, como ves se facilita mucho la organización de las referencias para su uso presente y futuro.

Y es que la vida investigadora suele ser a largo plazo, y con el paso de los años toda la información se acumula y se hace más difícil de digerir.

No más papel – haz tus anotaciones en Mendeley

Un trabajo esencial de cualquier investigador consiste en analizar otras investigaciones, y yo mismo me he visto muchas veces con el mismo artículo impreso varias veces y tomando notas en todos ellos.

Para evitar esto, Mendeley permite trabajar sobre los artículos, ya que no solo permite guardar las referencias, sino también los PDFs, que puedes trabajar en la aplicación.

En este otro artículo te cuento cómo usar Mendeley y todas sus aplicaciones, pero básicamente lo que puedes hacer es lo mismo que se hace en papel, es decir, subrayar la información importante y tomar notas.

Como decía, una gran ventaja porque ahorras papel y duplicidades, además de que siempre puedes trabajar más a fondo los artículos y no empezar desde cero cada vez.

Puedes elegir el color de las notas, así como aparece quién ha hecho la nota, ya que se puede trabajar con otros.

Además, en la barra lateral derecha se almacenan en la pestaña «Notes» todas las notas, así que las tienes todas accesibles a golpe de clic.

Permite trabajar con cualquier dispositivo

Hay dos cosas que remarcar, la primera es que Mendeley permite el uso multidispositivo, ya que tiene una versión de escritorio, online y una aplicación para dispositivos móviles.

La versión más completa es la versión de escritorio; no obstante, dependiendo el trabajo que quieras hacer, las otras versiones son muy útiles.

El segundo aspecto a remarcar, es la versión online, que te permite trabajar en cualquier lugar, y en cualquier dispositivo que no sea tuyo.

Estos dos aspectos son muy importantes entre los investigadores, que solemos viajar varias veces al año a congresos, cursos, formación o estancias.

El hecho de que Mendeley sea multidispositivo permite no depender de un lugar fijo, o no tener necesidad de nuestros dispositivos si podemos acceder online.

También recordar que muchas funciones se pueden hacer sin conexión a internet, lo cual la caída de la red no es motivo para no seguir trabajando con Mendeley.

Cita tus artículos directamente

Una sección imprescindible en cualquier artículo científico son las referencias, que están citadas en el texto.

Mendeley permite citar los artículos directamente a través de MS Word o bien generar archivos BibTex para incluir en LaTeX, como te cuento en este artículo.

Todo esto se puede hacer de forma automática, aunque también se puede citar fácilmente cita a cita desde la aplicación.

Solo has de pulsar el botón derecho encima de una referencia, clicar en «Copy As», y tendrás tres opciones:

  • Obtener la referencia como texto que podrás copiar en tu artículo.
  • Obtener la referencia en formato BibTex, para incluir en tu archivo.
  • Obtener la cita en formato LaTeX, aunque previamente debes haber incluido en tu fichero la información BibTex.

Buscar información a través de palabras clave

Una diferencia primordial si usas Mendeley es que puedes acceder a la información de forma sencilla a través del buscador.

Cuando estoy investigando para un artículo, quizás tenga artículos en mi base de datos que me puedan ser útiles, y con el paso del tiempo perdemos la noción de qué conocemos o no, nos olvidamos de las cosas.

El buscador me permite acceder fácilmente a la información y selecciona todos los artículos en los que aparece la palabra clave que busco.

De este modo, puedo acceder a golpe de clic a la información del artículo y a la situación en el mismo de la palabra buscada.

Esto me sirve para añadir referencias en la introducción, aunque también me viene bien para algunas secciones o recopilar datos que no tengo muy claro donde estaban.

Es una forma sencilla de complementar el sistema organizativo a través de carpetas, que con el tiempo también se vuelve tedioso, y con las búsquedas encuentro lo que quiero en cada momento.

Aquí me gustaría hacer un inciso en el caso de que hagas búsquedas de más de una palabra, y es que si quieres que te busque exactamente esas palabras en el texto y que aparezcan seguidas debes escribirlas entrecomilladas.

Te pongo un ejemplo real en mi caso.

Si hago la siguiente búsqueda: concession revenue, me aparecen todos los resultados sobre esas dos palabras seguidas, pero también resultados de las palabras por separado, como se observa en la siguiente imagen.

En cambio, si la búsqueda es entre comillas, todas las búsquedas por separado desaparecen y los resultados solo muestran referencias que incluyan la frase que he escrito.

Esta particularidad de la búsqueda facilita mucho esa labor de investigación minuciosa cuando se requiere algo concreto, para mí es muy útil y es de las herramientas que más uso.

Mendeley te permite trabajar en equipo

La investigación se hace, mayormente, en equipo, y es muy tedioso tener que ir pasando de ida y vuelta correos con artículos y demás, se vuelve farragoso, así que Mendeley tiene una opción para que esto desaparezca.

Mendeley permite crear grupos de trabajo donde se comparten las referencias, los archivos PDFs, así como todas las notas y apuntes que se realicen sobre ellos.

De esta forma, automáticamente se consigue que cada miembro desde su acceso pueda modificar y acceder a todos los documentos, y que todo el trabajo esté sincronizado.

Mendeley te permite ahorrar tiempo

En realidad, no sé si esta es una ventaja, o el resultado de todas las ventajas anteriores, pero sin duda solo por el ahorro de tiempo vale la pena usar Mendeley.

Además, el trabajo se vuelve más eficiente, nos volvemos más productivos con el apoyo de herramientas como esta.

Por ejemplo, el hecho de realizar búsquedas con palabras clave y encontrar los artículos necesarios, hace que el proceso de escritura y revisión se reduzca, lo digo por experiencia.

Se pasa de navegar por cientos de artículos buscando la información, escaneando cada uno de ellos, a ir específicamente al artículo requerido, y la frase o párrafo objetivo.

Por otro lado, el no trabajar en papel, sino hacer las anotaciones en el ordenador, permite llevar un seguimiento a lo largo del tiempo, porque hay artículos que solo se revisan una vez, pero otros que nos sirven de base durante muchos años.

Hay que tener en cuenta que la investigación se construye a través de investigaciones anteriores.

Y no menos importante es la capacidad organizativa de Mendeley, así como el trabajo en grupos y la capacidad de citar directamente. Aspectos que consumen mucho tiempo y, en este caso, la curva de aprendizaje es bastante pequeña.

En definitiva, todas las características de Mendeley permiten ahorrar tiempo, que en muchas ocasiones es escaso, lo cual se agradece y es esencial en una carrera tan a largo plazo.

Para terminar con las ventajas de Mendeley

Mendeley tiene muchísimas ventajas que se pueden aplicar a los distintos estadios de la investigación.

A mí personalmente me ha facilitado mucho la vida investigadora, comencé a usarlo desde el inicio, y todavía forma parte de mi día a día académico.

Estas han sido las ventajas de Mendeley que he encontrado yo, si tú piensas que todavía hay más, no te cortes y déjalo escrito en los comentarios.

Hola, soy Adri Nerja, Doctor en Economía, profesor e investigador. Puedes seguirme en YouTube y LinkedIn.

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies