¿Cuándo vas a recuperar tu inversión? Payback te lo dice

Estás pensando en tomar una decisión de inversión, y un elemento importante a tener en cuenta es saber cuándo vas a poder recuperar dicha inversión.

Este factor es elemental a la hora de invertir, porque te permite saber cuándo tendrás el dinero de vuelta de nuevo y disponible para continuar invirtiendo.

En este artículo te voy a contar todo lo relativo a este sistema, el payback, sus inconvenientes y sus tipos.

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify | Google Podcast | Podimo

¿Qué es el payback o plazo de recuperación?

Es un método que permite valorar y comparar inversiones y ayuda en la toma de decisión.

Este método se enfoca, como su nombre indica, en el plazo de recuperación, es decir, que solo tiene en cuenta el momento exacto en el que se va a recuperar la inversión de forma neta.

Para calcularlo se deben sumar todos los flujos de caja hasta que igualen la inversión realizada.

Imagina una inversión a 10 años de un millón de € que genera un rendimiento anual de 150.000 €. En este caso, la inversión se recupera en el año 7, que es cuando la suma de los rendimientos anuales supera la inversión realizada.

En cambio, si esta misma inversión tuviese un pago extra por actualización de la inversión en el año 5 de 200.000 €, su payback o plazo de recuperación sería de 8 años.

Como muestra el ejemplo, además de la inversión inicial, también se han de tener en cuenta el resto de gastos o reinversiones a lo largo del periodo de ejecución para calcular el payback.

Para resumir, el payback es un método de valoración de inversiones que nos permite seleccionar aquella inversión cuyo plazo de recuperación sea más corto.

¿Cómo seleccionar una inversión?

En primer lugar, se ha de verificar que la inversión es viable, es decir, que se pueda recuperar esa inversión, ya que puede que te encuentres con inversiones que nunca puedas recuperar, por tanto, tendrás que desechar desde el primer momento.

Una vez escogidas las inversiones posibles, a la hora de elegir la adecuada, el payback selecciona aquella inversión cuyo plazo de recuperación es el menor posible.

Es decir, lo que se valora es el tiempo, cuanto antes se recupere mejor.

Inconvenientes del payback

Existen varios inconvenientes con respecto a este método de valoración.

Entre ellos que no tiene en cuenta toda la información disponible, como por ejemplo la rentabilidad, o el beneficio neto de cada inversión.

A su vez, a pesar de ser el más utilizado, es un método simplista puesto que discrimina entre los vencimientos de cobros y pagos y los trata a todos por igual.

Esto quiere decir que el dinero de hoy vale lo mismo que el de hace diez años, o el de dentro de veinte, cuando todos sabemos que esto no es así.

Tipos de payback

Se puede diferenciar entre el payback simple, que es del que te he estado hablando hasta ahora, o el payback descontado.

La diferencia, es que el payback descontado sí da valor al momento en el que se producen los flujos de efectivo dentro de la inversión, subsanando uno de los inconvenientes del payback simple.

Este hecho es más importante en economías o mercados donde la variación de precios tiene una gran variación, o la inflación es elevada.

Cuanto más estable sea un mercado y menos inflación exista, más similares serán ambos tipos de payback.

La única particularidad es que el payback descontado actualiza los flujos futuros, pero la manera en la que se toma la decisión es la misma.

Siguiendo con el ejemplo anterior, habría que actualizar a fecha actual cada uno de esos pagos de 150.000 € anuales.

Por tanto, ante una tasa de actualización ficticia y fija del 5 %, esos 150.000 € del año 5 tienen un valor actual de 117.528 €, mientras que los del año 10 es de 92.086 €.

Como se puede apreciar, hay un cambio apreciable entre el payback simple y el descontado cuando se tiene en cuenta el efecto del tiempo en la decisión.

Ante este nuevo escenario, el payback o plazo de recuperación de la inversión del ejemplo sería de 9 años. Es decir, 2 años más tarde que si la decisión se toma con el payback simple.

Conclusión

Ante la decisión de si llevar una inversión a cabo o no, o tener que decidir entre varias inversiones, uno de los métodos más usados por su simplicidad es el payback.

Este método muestra el periodo en el cuál se va a recuperar la inversión realizada y basa toda su atención en el tiempo.

Como inconveniente, deja muchas variables sin usar, pero a su vez es un método simple, que se puede complicar si se usa el método descontado.

Hola, soy Adri Nerja, Doctor en Economía, actualmente profesor e investigador de la Universidad Miguel Hernández. Apasionado de las finanzas personales y los negocios. Puedes seguirme en YouTube, LinkedIn, Instagram y Facebook.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies