49. Cómo empezar a invertir tu dinero si eres emprendedor

Seguramente te hayas preguntado alguna vez cómo empezar a invertir tu dinero, ya que es una de las preguntas más recurrentes que recibo.

Esta pregunta la recibo de personas que no son inversoras, sino que se encuentran con una cantidad de dinero en sus cuentas que quieren obtener rentabilidad por primera vez.

Esto ya es un elemento clarificador.

 

Suscríbete: Ivoox | Itunes | Spotify

También se da el caso que alguien les ha contactado para que «muevan» su dinero, ya que el poder de la inflación les va a reducir su poder adquisitivo en el futuro.

Al fin y al cabo, cuando alguien viene preguntando es porque no tiene mucha idea inversora y le falta claridad y objetivos.

Tras una conversación con estas personas, la conclusión a la que llegan es que no van a invertir, y por eso te cuento los principales motivos por los que no deberías invertir si estás emprendiendo o quieres hacerlo.

¿Para qué quieres invertir?

Si te entran las dudas de si invertir y no sabes en qué, eso demuestra que te falta educación financiera, que desconoces los diferentes vehículos de inversión y que no sabes por dónde tirar.

También puede que no lo hayas hecho nunca.

Quizás alguien quiera apropiarse de tu dinero, ya que los que te ofrecen productos de inversión suelen ganar comisión segura, mientras que tú eres la única persona que arriesga su dinero.

Mi consejo es que tengas claro para qué quieres invertir, cuál es el propósito.

Y eso pasa porque tengas claridad y unos objetivos, ya que formas de invertir hay muchas, pero has de determinar cuál es la mejor para tu situación actual y futura.

Por tanto, antes de pensar en invertir, lee, aprende, fórmate, ya que luego podrás tomar decisiones con responsabilidad y con la mayor información posible.

3 motivos por los que no debes invertir tu dinero si eres emprendedor

A ver, todo depende.

Me refiero a que, si eres una persona que se quiere reinventar o estás emprendiendo un negocio personal, tienes que tener en cuenta que tu negocio y tú sois lo mismo.

Además, si tienes un capital elevado, deberías invertir.

Ten en cuenta que, dentro del mundo financiero, la banca privada considera a las personas para invertir aquellas que tienen un capital superior a los 50.000 €.

Es cierto que ahora hay muchos productos que permiten acceder al pequeño inversionista, pero los rendimientos y las capacidades para acceder a buenas oportunidades están difíciles.

Los que ganan son los que venden desde el minuto uno.

Si no tienes experiencia, frena, porque te enfrentas al riesgo de ser un apostador más que un inversor.

1 – Seguridad financiera

En un negocio personal donde tú prestas tus servicios, el negocio y tú sois uno.

Ten en cuenta que hay una alta tasa de fracaso de nuevos negocios, la mitad fracasan en los primeros tres años y los que quedan después de diez años son muy pocos.

Además, hay datos de que un buen porcentaje de pequeños negocios que fracasan dejan a sus dueños en la bancarrota.

Esto es porque la parte personal y de negocio es lo mismo.

Tu vida personal también se vea afectada, se genera estrés financiero.

Por tanto, si eres capaz de generar seguridad financiera podrás centrarte en ser más productivo y en cubrir otras necesidades más allá de las básicas que te mantienen en la escasez.

De este modo puedes tener mayor tranquilidad y asegurar que tu negocio pueda desarrollarse de modo seguro y a su tiempo.

Te da margen de maniobra.

Por tanto, antes de pensar en emprender, arregla tu casa y tus finanzas.

Y no es algo que sea complicado, solo necesitas quererlo, tener disciplina y aplicar las estrategias adecuadas.

Los problemas de dinero no vienen por la falta de ingresos, sino de una mala gestión de tus finanzas personales.

2 – Tú debes ser tu principal inversión

En un negocio personal, tú eres tu principal activo, la persona que genera el negocio.

No pienses en invertir en productos financieros antes que invertir en ti, ya que esto te repercute en tu presente y en tu futuro.

Y esto también es invertir, formarte continuamente.

Además, te aseguro que podrás sacar más rendimiento.

Por ejemplo, ¿qué porcentaje puedes ganar si inviertes tu dinero? Si lo haces muy bien y eres experto puede que llegues al 20 % anual, pero esto está al alcance de muy pocos.

Si inviertes con los productos que te vende tu banco, entre comisiones y demás, ganarás muy poco.

En cambio, si inviertes en ti y tu formación para tener éxito con tu negocio y ganar más dinero, el techo es ilimitado.

Imagina que pagas a un mentor para que te ayude a montar tu negocio 2.000 € y en ese año ganas 30.000 €. ¿Qué porcentaje has ganado? Has multiplicado tu inversión por 15.

Cuando entendí esto comencé a formarme y a leer, hacer cursos y contratar asesores, ya que esto te permite pasar al siguiente nivel.

Este es el secreto de los más ricos (de mente y espíritu).

Si piensas que la formación es un gasto y no una inversión, piensa lo que puedes ganar con uno y con otro.

Puede que creas que invertir en ti no te da rendimiento rápido, pero es la mejor inversión que podrás hacer de presente y de futuro.

Como emprendedor, tu crecimiento personal determina el éxito de tu negocio.

3 – Tus finanzas personales no son personales

Como te comentaba antes, muchos emprendedores que fracasan entran en la bancarrota y esto afecta a tu familia, a los más allegados.

También ocurre al contrario, tener éxito con tu negocio cambia la vida a los que tienes a tu alrededor también, no solo a ti.

Así que, entiende que tus finanzas personales no son solo tuyas, sino que afectan a otras personas y a tu negocio también.

Has de tomar la responsabilidad y de no invertir tu dinero en lugares que no van a favorecer tu crecimiento ni el de tu negocio.

Muestra a los demás que eres un líder capaz de cambiar tu situación, y así te seguirán.

Te cuento esto porque a veces es complicado, como emprendedor, recibir el calor y el apoyo de los nuestros, pero eso es porque se preocupan.

No hay nada mejor que el ejemplo para acabar con todo ello.

Puntos clave

  1. Lo principal es tener clara cuál es tu situación actual.
  2. Una vez lo sepas, determinar qué quieres conseguir, objetivos.
  3. Con el principio y el fin establecer las estrategias adecuadas.
  4. Entender que la mejor inversión es en ti, no en productos financieros que te dan poco rendimiento si quieres hacer crecer tu negocio.
  5. La seguridad financiera te aporta beneficios más allá de los económicos.

Si consiguieses seguridad financiera, te centrases en invertir en ti mismo y aumentar tu conocimiento y liderases el cambio en tu vida, ¿crees que podrías tener éxito con tu negocio personal?

Puedes pedir una sesión gratuita de valoración conmigo para ver de qué modo puedo ayudarte a consolidar tu negocio a través de las finanzas personales o a darte el impulso que te falta para emprender.

¿Te ha quedado claro cómo invertir tu dinero si eres emprendedor? Responde en los comentarios 🙂

Deja un comentario

Le informamos que los datos que nos remita a través de este formulario electrónico quedarán incorporados en los sistemas de información de Adri Nerja. Dicha comunicación se utilizará exclusivamente para atender su petición. Mediante la indicación de sus datos, y de conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la L.O.P.D., Ud. otorga su consentimiento inequívoco a Adri Nerja para que proceda, en cumplimiento de los fines mencionados en el apartado anterior, al tratamiento de los datos personales facilitados. No obstante, en cualquier momento usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, a través del correo electrónico: [email protected]

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies