¿Sabes qué servicios financieros necesitas?

Seguramente te hayas planteado hacer algo con tu dinero alguna vez, o incluso hayas contratado algún seguro o plan de ahorro, o incluso llevado alguna inversión más avanzada.

Los servicios financieros son servicios relacionados con el dinero y la gestión del mismo, cuyo objetivo es el de lograr una rentabilidad de tu dinero.

En este artículo voy a contarte todo acerca de los servicios financieros para que identifiques cuál de ellos puedes necesitar.

¿Qué son los servicios financieros?

Ya te lo adelantaba antes, los servicios financieros son servicios relacionados con la gestión del dinero.

Pueden ser de manera directa o indirecta, dependiendo de si la persona o empresa gestionar directamente tu dinero, o solo funciona como intermediario financiero.

También, en esta definición, cabe diferenciar los servicios de los productos financieros.

Por ejemplo, un plan de ahorro es un producto financiero, pero la persona o entidad que te lo vende es quién presta el servicio, que puede ser de intermediación, asesoría, correduría, etc.

Tipos de servicios financieros

En la práctica existen diversos tipos de servicios financieros y en este apartado recojo los más relevantes.

Dependiendo de tu situación particular vas a necesitar unos servicios u otros, aunque la decisión de acceder a ellos siempre va a ser tuya.

Por otro lado, debes tener en cuenta, que dependiendo del servicio financiero las exigencias de las empresas que los ofrecen son diferentes.

Todos estos matices los vemos a continuación.

Educación financiera

La educación financiera es el servicio más básico y debería ser materia obligatoria para todos en las escuelas, pero no es así.

Es por ello que antes de entrar en el mundo de las inversiones es necesario formarse y educarse en finanzas personales.

Es la mejor herramienta para entender las inversiones, qué te están vendiendo, identificar qué necesitas y saber diferenciar entre los mejores productos financieros.

La educación financiera se puede obtener en libros, cursos, vídeos de YouTube o blogs como este. Pero también podrás contratar un servicio de alguien que te ayude a enseñarte a poner en orden tus finanzas.

Los servicios de educación financiera buscan que aprendas a ahorrar, gestionar la deuda, diseñar presupuestos personales, que entiendas los diferentes tipos de ingresos que existen, etc.

Es esencial tener educación financiera para poder generar unos ahorros que te permitan pasar al siguiente escalón y entrar en el mundo de la inversión.

Las personas que prestan este servicio son gente que se dedica a formar y educar, no aconsejan sobre inversiones, sino hacen que tu inteligencia financiera crezca.

Asesoramiento financiero

El asesoramiento financiero se basa en correduría de productos financieros, es decir, personas o entidades que te aconsejan sobre qué productos financieros debes comprar.

En cierto modo, podemos decir que las personas que se dedican a este sector son vendedores de vehículos de inversión para el gran consumo.

Normalmente se enfocan a dar servicios a personas que no tienen muchos conocimientos financieros y no toman decisiones por ellos mismos.

Por ejemplo, puedes encontrar este tipo de servicios en bancos o entidades aseguradoras que ahora tienen nuevos producto de ahorro y fondos de inversión propios.

También existen empresas que se dedican al asesoramiento y la venta de productos financieros.

Normalmente los profesionales de este ámbito no tienen exigencia de tener un conocimiento elevado en finanzas, ni estudios superiores, así que presta atención a quién tienes delante vendiéndote qué cosas.

Banca personal

La banca personal normalmente suele ser un departamento de los bancos que ofrecen servicios financieros para aquellas personas que tienen un capital elevado, más que pequeños ahorradores.

En este sentido ya entran en juego conceptos como la gestión patrimonial, que es factible al contar con un capital elevado.

Como en el caso anterior, estos servicios se prestan desde la banca tradicional como por otras empresas de asesoramiento financiero.

Banca privada

Lo más seguro es que si estás leyendo estas palabras ahora mismo, no eres un cliente de banca privada.

Los servicios de banca privada se prestan a clientes que cuentan con un gran capital.

Cuando se tiene mucho dinero, se abren posibilidades de inversión que solo son factibles para grandes capitales.

Es por ello que los servicios suelen ser muy personalizados y, en ocasiones, más que productos financieros, se trabaja con proyectos de inversión.

La atención es más continua, así como el seguimiento, pues hay mucho dinero en juego.

¿Qué servicio financiero necesitas?

servicios financieros

Para saber qué servicio financiero necesitas, primero debes revisar tu situación financiera.

¿No te apañas con tu dinero?

Si te cuesta llegar a fin de mes, no sabes muy bien por qué no ahorras, eres un manirroto, las deudas forman parte de tu vida diaria, … entonces necesitas educación financiera.

En este caso, la educación financiera va a ser el elemento que más rentabilidad te dará a lo largo de tu vida.

Si te aventuras a invertir en ese punto, la falta de conocimiento hará que seas más un apostador, y a la larga pierdas dinero (si no empiezas a perder desde el principio claro…).

¿Tienes unos ahorrillos?

En el caso de que ya tengas un conocimiento adecuado de finanzas personales, tengas tu dinero bajo control y ya tengas unos ahorrillos de los que quieras lograr rentabilidad, lo mejor que puedes hacer es continuar tu educación financiera específica para empezar a aprender sobre inversiones.

Te recomiendo esto más que en acudir a empresas de asesoramiento financiero, porque no sabrás cómo diferenciar buenas oportunidades de malas.

Ten en cuenta que muchas empresas (bancos, aseguradoras, asesores no independientes) venden sus propios productos y son vendedores por comisión, así que su objetivo es vender, porque es cómo ganan dinero.

Su objetivo no es el aumento de tu rentabilidad.

En el caso de que decidas acudir a servicios de asesoramiento, si puede sea con un asesor financiero independiente.

El hecho de que sea independiente significa que no cobra por comisión de lo que te vende, sino por prestarte un servicio, no depende de lo que compres, sino de su trabajo.

Otra opción son las EAFI, empresas de asesoramiento financiero independiente, aunque en muchos casos estas generan sus propios productos financieros.

¿Ya has superado las 6 cifras?

En este caso, la banca personal es para ti.

Pero no te preocupes en este punto, porque si has conseguido amasar tal fortuna ya tengas mucho conocimiento de finanzas y hayas accedido previamente a servicios financieros independientes.

Es más, seguro que tendrás una legión de «vendedores» tocando tu puerta para sacar un buen pellizco de tu dinero.

Y si ya tu capital supera los 500k o se pasa de las 7 cifras, entonces serás un cliente de banca privada.

Pero repito, en este punto no te preocupes, empezarán a buscarte, así que solo debes esperar.

En conclusión

Hay servicios financieros de todo tipo y para todos los públicos.

Cada vez más, con las nuevas tecnologías, se hace más fácil atraer a pequeños inversores que antes estaban fuera del mercado.

Esta facilidad a veces se vuelve en contra de inversores pequeños que carecen de educación financiera, así que este apartado debe ser el vértice esencial de la inversión.

Da igual cuál sea tu punto de partida, siempre necesitas educación financiera, más básica o específica, para gestionar de manera adecuada tu dinero.

Hola, soy Adri Nerja, Doctor en Economía, actualmente profesor e investigador de la Universidad Miguel Hernández. Apasionado de las finanzas personales y los negocios. Puedes seguirme en YouTube, LinkedIn, Instagram y Facebook.

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies