Ventajas y desventajas del VAN

Para valorar y decidir sobre inversiones existen diferentes métodos; no obstante, debemos conocerlos a fondo, así como sus ventajas y desventajas para saber si es el correcto.

El valor actual neto (VAN) se usa para tomar decisiones de inversión. Una de sus principales ventajas es que es sencillo de comprender y calcular, lo que lo hace muy útil. En cambio, tiene la desventaja de que es muy sensible a la tasa de descuento aplicada.

A continuación, después de comentar brevemente qué es VAN, te cuento las principales ventajas y desventajas del valor actual neto.

¿Qué es el valor actual neto?

El Valor Actual Neto (VAN) o Valor Presente Neto (VPN) es un criterio de decisión de inversiones cuya función consiste en calcular el valor actual de dicha inversión a una tasa de descuento predeterminada, y esto permite decidir si un proyecto se lleva a cabo o no.

Como has podido comprobar de la definición anterior, no hay diferencia real entre VAN y VPN, sino que es la misma nomenclatura, que se usa en distintos países hispano-parlantes.

En España, se usa VAN, mientras que en otros países latinoamericanos está más extendido el uso de VPN, pero el concepto es el mismo.

Una vez aclarados los términos, te preguntarás qué quiere decir el VAN, y lo vamos a ver de manera desgranada palabra por palabra.

  • Valor: se calcula el valor de una inversión, y es muy común usar este criterio como base para el análisis fundamental.
  • Actual: cualquier inversión tiene flujos de ingresos y gastos a lo largo del tiempo, pero dentro de las matemáticas financieras, sumar cantidades de periodos diferentes no se puede hacer, porque sería como sumar peras y manzanas. Entonces, para poder hacer este cálculo, se actualizan todos los flujos al momento actual, donde sí podemos sumarlos.
  • Neto: el término neto se usa para enfatizar que hay flujos que son positivos (ingresos) y negativos (gastos), por eso se suman todos los flujos actualizados de todos los signos, de ahí la diferencia entre valor actual y valor actual neto.

En definitiva, ya está claro cuál es la función del VAN y qué implica, ahora veamos cuáles son las ventajas y desventajas del valor actual neto.

Qué ventajas tiene el VAN

Como todos los criterios, el VAN tiene sus ventajas y desventajas, pero es uno de los preferidos por las siguientes cuestiones.

Es fácil de calcular

Para calcular el VAN se necesitan matemáticas básicas, y con la calculadora de un teléfono móvil es suficiente.

De todos modos, para proyectos más complicados se pueden usar las hojas de cálculo como Excel, pero vamos, que no tiene más misterio.

Para una explicación detallada de cómo calcular el VAN a mano y en Excel visita este otro artículo.

Pero el cálculo es básico, simplemente hay que actualizar todos los flujos previstos en la inversión, y sumar esos flujos actualizados.

Tiene en cuenta el valor del tiempo

Otros criterios como el payback consideran que el dinero tiene el mismo valor durante toda la duración del proyecto de inversión, cosa que no es así.

Estarás de acuerdo conmigo que no tiene el mismo valor 1€ de hoy que el de hace 20 años, o el de dentro de 30. En sí es el mismo euro, pero su valor real no lo es.

El VAN tiene en cuenta este hecho, es decir, da valor al paso del tiempo, y de ahí a la actualización de todos los flujos.

Aquí también se puede ver cómo el VAN se prefiere a la TIR en algunos casos, ya que también valora cuándo se recupera la inversión, ya que los flujos más lejanos están más afectados por el paso del tiempo.

Tiene en cuenta aspectos económicos y financieros como la inflación, el riesgo, el coste de financiación, o la fiscalidad

Para poder calcular el VAN, se necesita una tasa de descuento, y esta tasa de descuento se puede interpretar como la rentabilidad mínima exigida por el inversor.

La tasa de descuento tiene implícitos algunos aspectos como la inflación, ya que cualquier inversor exigirá una rentabilidad superior a esta.

A su vez, también tiene sentido que se superen los costes de financiación, puesto que, si a una empresa paga un 5% de intereses por la financiación, al menos querrá ganar ese 5% y superar la inflación.

A esta tasa también se suman otros aspectos como el riesgo del proyecto, o incluso el coste de la fiscalidad, y es una tasa que decide cada inversor y es marcada para cada inversión.

Hay diversos métodos que permiten el cálculo adecuado de la tasa de descuento.

Desventajas del valor actual neto

A pesar de que el VAN tenga muchas ventajas, también tiene aspectos negativos que te los cuento a continuación.

El VAN depende mucho de la tasa de descuento

Como decía anteriormente, la tasa de descuento tiene en cuenta muchos aspectos, pero hay algo esencial, y es que dependiendo la tasa que se elija, el resultado del VAN puede variar, así como las decisiones de inversión.

La siguiente imagen muestra cómo varía el VAN al aplicar diferentes tasas de descuento, por tanto, con un 2% el VAN es positivo y se llevaría a cabo, mientras que con un 5% el VAN es negativo y se rechazaría su realización.

Si quieres conocer a fondo las reglas del VAN, te lo cuento al detalle en el siguiente artículo.

Por lo tanto, definir de manera correcta la tasa de descuento es muy importante, porque una pequeña variación puede hacer que cambie la decisión con el proyecto, lo que puede suponer muchas pérdidas.

Es difícil prever los flujos

En realidad, esta desventaja es común a cualquier criterio cuando se evalúan proyectos futuros de inversión, puesto que se hacen previsiones, y nunca sabremos qué pasará.

A fecha de hoy, antes de comenzar, y aun comenzado el proyecto, es muy difícil predecir qué pasará en el futuro.

Pero bueno, lo que se puede hacer es dibujar diferentes escenarios con sendas probabilidades para poder hacer una estimación lo más correcta posible.

En conclusión…

El VAN es uno de los métodos para evaluar inversiones más usados en la actualidad por muchas de sus ventajas.

Estos son los principales puntos del artículo:

  • El Valor Actual Neto calcula el valor de una inversión en el momento actual.
  • Para calcular el VAN, se deben sumar todos los flujos actualizados.
  • El VAN es fácil de calcular, y su tasa de descuento absorbe aspectos esenciales de la economía, así como el riesgo de la inversión.
  • Calcular la tasa de descuento del VAN es complicado, por eso es mejor realizar diversas proyecciones.

Hola, soy Adri Nerja, Doctor en Economía, profesor e investigador. Puedes seguirme en YouTube y LinkedIn.

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies