Cómo se genera un monopolio

Se crea un monopolio cuando una empresa tiene una cuota de mercado dominante, es decir, cuando la empresa es capaz de controlar la oferta de un bien o servicio en el mercado, lo que le otorga una ventaja sobre sus competidores.

Hay varias formas en que se puede crear un monopolio, incluso cuando los competidores de una empresa no pueden competir con sus precios o cuando puede evitar que nuevas empresas ingresen al mercado.

A continuación, vemos qué son los monopolios y ampliamos la información de ellos.

Qué son los monopolios

Un monopolio es un tipo de estructura de mercado en el que un solo vendedor produce y vende todas las unidades de un bien o servicio en un mercado particular.

Un monopolio puede ser establecido por ley o adquirido por una empresa a través de la propiedad de un recurso que no está disponible para otros.

Debido a que solo hay un vendedor, el comprador no tiene más remedio que comprarle a ese vendedor, por lo que el monopolista puede fijar cualquier precio que desee y, como resultado, puede obtener ganancias anormales.

Cómo se genera un monopolio

Para que se forme un monopolio, una entidad debe lograr una posición dominante en el mercado, es decir, cuando una empresa puede obtener el control de un mercado en particular, lo que le permite fijar precios y excluir competidores.

Si quieres conocer cómo los monopolistas fijan los precios, accede a este otro artículo.

Pajarito cae a terraza de unos bond...
Pajarito cae a terraza de unos bondadosos niños sin poder volar 🐦

Esto se puede lograr mediante la propiedad de una patente sobre un producto, una licencia del gobierno para brindar un servicio o ser la única empresa en el área con los recursos para brindar el bien o servicio.

Una vez que se establece un monopolio, la empresa puede establecer los precios y los niveles de producción como mejor le parezca, lo que a menudo conduce a precios más altos y calidad reducida.

Es por ello que los monopolios pueden ser perjudiciales para los consumidores y la economía en su conjunto, ya que pueden generar precios más altos y una disminución de la innovación.

Además, los monopolios también pueden tener un impacto negativo en la economía en su conjunto al reducir las oportunidades de empleo y causar menos inversión en nuevos negocios.

Cómo disminuye el poder de monopolio de una empresa

Una forma de disminuir el poder de monopolio es a través de la regulación gubernamental con leyes antimonopolio, que impiden que las empresas formen cárteles o participen en otras prácticas anticompetitivas.

El gobierno puede exigir que un monopolio licencie su producto, venda su producto a un precio determinado o cumpla con otras restricciones.

El gobierno también puede dividir un monopolio en empresas más pequeñas, lo que aumentará la competencia y reducirá los precios.

Por otro lado, el poder de monopolio de una empresa disminuye cuando nuevas empresas pueden ingresar al mercado y competir con la empresa establecida.

Esto sucede cuando se reducen las barreras de entrada, como cuando el coste de entrada al mercado disminuye o el producto se vuelve más estandarizado.

Cuando esto sucede, la empresa establecida se ve obligada a competir en precio y calidad, lo que en última instancia conduce a menores ganancias para la empresa, puesto que los consumidores ahora tienen una opción y pueden elegir comprar de la compañía que ofrece el mejor precio o calidad.

Finalmente, las nuevas tecnologías o productos pueden permitir la entrada de nuevos competidores al mercado, lo que también reducirá el poder del monopolio, al desafiar el dominio del monopolista

Podemos concluir que todo se basa en introducir nueva competencia al mercado a través de diferentes estrategias que debiliten la posición dominante de la empresa ya establecida.

En conclusión

En conclusión, se crea un monopolio cuando una empresa obtiene el control total sobre un bien o servicio y puede cobrar el precio que quiera.

Esto suele ocurrir cuando la empresa es la única que produce el bien o servicio, o cuando no hay competencia.

Los monopolios pueden ser perjudiciales para los consumidores y la economía en general, por lo que es importante realizar un seguimiento de las empresas que tienen el monopolio de ciertos productos o servicios.

Hola, soy Adri Nerja, Doctor en Economía, profesor e investigador. Puedes seguirme en YouTube y LinkedIn.

Deja un comentario