¿Qué es el coaching financiero? (Te saco de dudas)

Adri Nerja

Adri Nerja

Estoy seguro de que no tienes claro qué es el coaching financiero.

Y es que hay tanto nombrajo por ahí, que es difícil diferenciar términos que muchas veces no están muy definidos.

Es más, solo con incluir la palabra coaching ya genera confusión, y si a eso se añade el término financiero, todavía más.

Por eso voy a explicarte qué es el coaching financiero y las etapas que lleva aparejadas.

¿Qué es el coaching financiero?

Es un proceso de coaching enfocado al ámbito financiero.

Voy a desmenuzar los términos para ganar claridad.

Un proceso de coaching ayuda a la persona, al cliente, a llegar desde su situación inicial hacia una situación deseada.

Esto puede parecer que no tenga lógica, pero es que la mayoría de personas no saben ni siquiera cuál es su situación inicial, como para saber qué es lo que quieren conseguir.

Pero al hablar del coaching financiero, este proceso está enfocado en las finanzas personales, es decir, en el apartado económico de una persona y su relación con el dinero.

Por si no ha quedado claro del todo, te voy a indicar las tres fases que se siguen dentro de este proceso.

Fase 1 – Claridad

Lo primero de todo es saber cuál es la situación financiera de la persona poniendo foco también en el apartado personal.

Si quieres analizar tú mismo tu propia situación financiera personal en este artículo te lo explico.

No se pueden tratar las finanzas personales de una manera aislada porque esa parte personal es muy relevante, así que hay que tener en cuenta los aspectos familiares y personales de la persona.

Una vez que sabemos y se tiene claro el punto de partida, hay que establecer un objetivo deseado, es decir, qué se pretende conseguir, cómo se quiere vivir, definir el estilo de vida ideal.

Cuando trabajamos las finanzas personales es para conseguir un estilo de vida ideal predefinido, es decir, el dinero no es un objetivo, sino un medio para vivir de una determinada forma.

Fase 2 – Estrategias financieras

Una vez ya se tiene claridad y se sabe el punto de partida y el punto de llegada, se desarrollan las estrategias necesarias para conseguirlo.

Dentro de las finanzas personales hay estrategias ya predefinidas, pero para cada situación habrá que aplicar unas u otras o variar el orden.

Para saber qué son y para qué sirven las finanzas personales y los elementos que la componen, te recomiendo este otro artículo.

Si te das cuenta, en la primera fase se trabaja el qué y ahora el cómo.

Dicen que todos los caminos llevan a Roma, aquí también hay muchos caminos y hay que elegir el más adecuado para el cliente y su situación personal.

Algunas estrategias dentro del plano financiero pueden ser, por ejemplo, de ahorro, de reducción de deuda, inversión, creación de nuevos activos, emprender, etc.

Fase 3 – Eliminar bloqueos

La fase 2 te dice cómo tienes que hacer lo que quieres hacer, pero esto a veces no es sencillo.

No podemos arreglar problemas con la misma mentalidad que los hemos creado.

Aquí es donde se trabaja la parte de desarrollo personal, porque una persona en un proceso de coaching debe crecer, cambiar hábitos, rutinas, romper creencias limitantes, y esto no es cosa de un día, sino que es un trabajo constante.

La idea básica consiste en cambiar la programación.

Para que me entiendas, tú tienes una programación mental que te ha llevado a tener tus resultados actuales.

Entonces, si quieres obtener otros resultados diferentes tu programación debe cambiar, se debe ajustar a tu nuevo yo, y eso es lo que se trabaja en esta fase 3.

Coach vs Asesor financiero

Ahora que ya sabes qué es el coaching financiero es importante diferenciarlo de la asesoría.

Como el nombre indica, un asesor financiero te asesora, te dice lo que debes hacer para mejorar tus inversiones o darle un mejor uso a tu dinero.

El coach, en cambio, te acompaña en tu proceso de crecimiento y reinvención para que cambies la forma de relacionarte con el dinero.

Son dos ámbitos diferentes de actuación y los resultados que se buscan son distintos.

Obviamente, trabajando con un buen coach financiero sabrás determinar cuál es tu situación económica y cómo mejorarla, pero no esperes consejos profesionales.

En este punto, también debes llevar cuidado con los asesores financieros que muchas veces simplemente son comerciales que no saben lo que venden, te lo digo por experiencia.

Hay muchos tipos de asesores financieros, así que, si has de contratar alguno, asesórate antes de conseguir asesor.

¿Necesitas un proceso de coaching financiero?

Eso va a depender de tu situación personal hoy en día.

Si estás en un momento financiero en el que no sepas qué hacer para salir del agujero, o te gustaría mejorar, sabes que tienes potencial, pero no cómo aprovecharlo, es tu momento.

En cambio, si te sobra el dinero y tienes ahí una cantidad que te da igual perder, en cierto sentido, quizás debas invertir y buscar asesoría o consultoría financiera más especializada.

Tu objetivo marca tu necesidad.

¿Te ha quedado claro qué es el coaching financiero? Si es así me gustaría que me lo dejases en los comentarios donde te resolveré cualquier duda.

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies