Relación y diferencia entre payback y van

A la hora de valorar inversiones nos encontramos con diferentes criterios, los cuales debemos usar su complementariedad para tomar mejores decisiones en los mercados.

El payback y el VAN son dos métodos de valoración de inversiones cuya principal diferencia es que el payback calcula el tiempo que se tarda en recuperar la inversión, mientras que el VAN el valor de la inversión. Ambos están muy relacionados, sobre todo el VAN con el payback descontado.

A continuación, vamos a ver cuáles son las diferencias y las similitudes entre el payback y el VAN, así como otros aspectos que influyen en ellos.

Tabla de Contenidos

    Cuál es el objetivo del periodo de recuperación

    El objetivo del periodo de recuperación es conocer cuándo se va a recuperar la inversión inicial, como indica su nombre, es decir, saber el momento en el tiempo donde un inversor recogerá el total de lo que puso.

    Lo que determina un periodo de recuperación son los flujos del proyecto, es decir las entradas y salidas de dinero que se producen, y en el momento en el que lo hacen.

    Además, para realizar el cálculo del plazo de recuperación, se puede hacer con el criterio base, o bien con una actualización donde todos los flujos se descuentan para tener en cuenta el valor del dinero a lo largo del tiempo.

    Por qué es importante el periodo de recuperación

    Para un inversor es determinante conocer el periodo de recuperación puesto que entran en juego otras variables como la reinversión del dinero.

    La recuperación de una inversión se espera que ocurra lo antes posible.

    Además, los flujos se pueden destinar a mejorar el proyecto y a aumentar los flujos netos futuros, lo cual aumentará la rentabilidad final del proyecto.

    Cuál es la diferencia entre payback y VAN

    Hemos visto el objetivo del payback, mientras que el VAN calcula el valor de una inversión, así que el payback te dice, por ejemplo, que una inversión se recupera en 3 años, mientras que el VAN muestra una cifra, por ejemplo, 24.975€.

    Para tomar decisiones, con el payback se busca cuándo se recupera una inversión, y que esta inversión se recupere lo antes posible, mientras que el VAN fija el valor de una inversión, dando a entender si se logra una rentabilidad mínima exigida.

    El VAN, valor actual neto, actualiza todos los flujos a una tasa de descuento dada que absorbe el riesgo de la inversión, así como aspectos económicos con la inflación, y que representa la rentabilidad mínima exigida por el inversor.

    Esa es otra diferencia entre payback y VAN, que el VAN sí tiene en cuenta el valor del dinero con el paso del tiempo, mientras que el payback no.

    De todos modos, para solucionar este problema, existe una evolución del payback, conocido como plazo de recuperación descontado, donde se calcula el plazo de recuperación con los flujos descontados.

    En este caso, el payback descontado también tiene en cuenta el valor del dinero en el tiempo.

    ¿Cuál es la relación entre el payback y el VAN?

    En realidad, no existe relación entre el payback simple y el VAN, pero sí con el payback descontado.

    La relación entre el payback descontado y el VAN es que ambos actualizan los flujos a una misma tasa de descuento que representa la rentabilidad mínima exigida por el inversor, y absorbe aspectos como el riesgo de la inversión o la inflación.

    Además, si analizamos la forma de calcular ambos criterios, la suma acumulada de todos los flujos en el payback descontado, es igual al VAN.

    Para entender cómo calcular ambos criterios, te dejo aquí un par de artículos:

    Veamos la relación con un ejemplo.

    Para calcular el payback descontado se usa la última columna que va acumulando los flujos, y se obtiene que se recupera la inversión en el periodo 6, porque se vuelve el acumulado positivo, y ya se mantiene así hasta el vencimiento.

    Si te interesa saber cómo calcular el payback simple, pincha aquí para leer el artículo.

    Pero lo que muestra la relación entre el payback descontado y el VAN son las casillas en azul.

    El VAN es la suma de todos los flujos actualizados, es decir, la suma de la tercera columna, cuyo resultado está al final, que es igual que los flujos acumulados del último periodo del payback.

    Como se puede observar, siempre que se calcule el payback descontado, se obtendrá el resultado del VAN, es decir, se matan dos pájaros de un tiro.

    Qué pasa con el payback si el VAN es negativo

    Una vez vista la relación entre ambos, si el VAN es negativo indica que la suma de los flujos en el último periodo del payback descontado sería también negativo.

    Cuando el VAN es negativo, el payback descontado es nulo, es decir, no se llega nunca a recuperar la inversión. Este hecho puede no ser cierto al calcular el payback simple, puesto que los flujos no están descontados.

    El payback descontado, como actualiza los flujos, estos son más pequeños en el futuro, pero no sucede lo mismo con el payback simple.

    En el ejemplo anterior se puede ver como en el caso del payback simple, se recupera la inversión en el quinto año, con un superávit de 250€.

    A su vez, la última casilla de la última columna muestra el acumulado en el payback descontado que es negativo, lo que indica que no se recupera la inversión con este criterio.

    Esta cifra, también indica el VAN, que es negativo.

    En conclusión

    Todos los criterios que se usan para valorar inversiones están estrechamente relacionados en algún sentido, y lo mismo ocurre con el plazo de recuperación y el valor actual neto.

    Como has podido comprobar, existen diferencias, pero también similitudes, lo que más que excluyentes, los hacen complementarios.

    Cuando se toman decisiones de inversión hay que mirar diversos métodos para tomar mejores decisiones, o decisiones más informadas.

    Hola, soy Adri Nerja, Doctor en Economía, profesor e investigador. Puedes seguirme en YouTube y LinkedIn.

    Deja un comentario

    Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información. ACEPTAR

    Aviso de cookies